seaspiracy-documental-netflix

‘Seaspiracy’, el documental de Netflix donde la pesca insostenible vuelve gris los océanos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El planeta atraviesa por una crisis climática severa, donde la destrucción de los ecosistemas y la pérdida acelerada de la biodiversidad son originadas por la falta de empatía, el egoísmo y las formas de consumo desmedidas del ser humano.

Mucho se habla de que para lograr revertir los efectos del calentamiento global, debemos tomar acciones como reducir los plásticos de un solo uso, cuidar los bosques y el agua, pero no se menciona mucho respecto a evitar el fast fashion, reducir o eliminar el consumo de carne en nuestra dieta, así como dejar de incluir en nuestra alimentación el pescado.

‘Seaspiracy, la pesca insostenible’ llega a las pantallas para mostrarnos la verdadera razón de que nuestros océanos estén agonizando, en donde los intereses económicos y políticos son los agentes involucrados en la devastación del fondo marino.

Es un documental que pretende mostrarnos la urgencia que tenemos de que nuestros océanos estén sanos; dirigido y narrado por el cineasta Ali Tabrizi, con la producción de Kip Andersen.

Filmado en el año 2020, siendo el 24 de marzo de 2021 la fecha de estreno en la plataforma de streaming; tiene una duración de 89 minutos y cuenta con la participación de especialistas como la bióloga marina Sylvia Earle y el fundador de Greenpeace Paul Watson (desde 1977 en Sea Shepherd).

[Te puede interesar: ‘Infatable Island, un lugar donde los unicornios existen‘]

documental 1

La idea de grabar este documental está ligada a la pasión  por los océanos que tiene el director, quién tras recolectar basura en las playas decide ayudar a preservar las especies marinas, principalmente las ballenas.

El film comienza mostrando el sentimiento generalizado de hacer algo por los océanos, siendo la contaminación por el plástico el centro de atención a la hora de hablar de lo mal que la están pasando todas las especies que viven en dicho ecosistema marino.

Seaspiracy, la pesca insostenible, nos muestra que el plástico no es el principal enemigo de los océanos, sino que, es la pesca comercial la que está acabando la mayor reserva de oxigeno del planeta (considerando que hasta el 85 por ciento del oxígeno que respiramos proviene de nuestros mares).

La travesía de nuestro director y narrador comienza en Japón, específicamente en las costas de Taiji, dónde descubre que la captura de delfines para parques acuáticos no es selectiva sino que asesina a más delfines en el proceso.

En el documental se narra cómo se consultó a expertos la razón de que se asesinaran delfines a la hora de poner en práctica algunos métodos de pesca, a lo que señalaban que era para controlar plagas y evitar la competencia, es decir que los delfines no se coman a los atunes que son cazados para consumo humano.

pesca 1

De igual manera también se expone, como es que la pesca incidental es ignorada como un problema grave, ya que en alta mar, la sobrepesca incluye aves, delfines y tiburones.

Callum Roberts, quizás el científico más idóneo en el tema (entrevistado varias veces en el documental) narra que el panorama luce aún más desolador con la pesca de arrastre.

Ésta consiste en lanzar una red para atrapar peces específicos, pero como también entran otras especies, estas mueren por heridas o falta de oxígeno cuando son devueltas al mar, por lo que la pesca de arrastre destruye invertebrados y la tridimensional del lecho marino.

El área afectada por esta práctica insostenible es similar a la que abarca casi todo el continente europeo y Australia.

Al mirar Seaspiracy, la pesca insostenible,  podemos darnos cuenta de cómo los tiburones, son otro grupo de la fauna marina amenazado con la sobreexplotación, debido a que varias especies de este animal desaparecen por la comercialización de sus aletas, al igual que los delfines.

ali

De igual manera el reportaje, nos hace comprender la importancia de los tiburones y delfines en nuestros ecosistemas marinos, y es que si llegan a desaparecer, nuestros mares estarían grises.

Otro tema que se menciona es que practicar la piscicultura, no es una práctica sostenible como pudiésemos llegar a creer. Y es que las piscifactorías no son la solución (ya que los salmones cultivados fallecen por enfermedades producto del hacinamiento y la suciedad.)

La pesca insostenible afecta principalmente a los países pobres, quienes se vuelven más pobres por el saqueo ilegal de productos marinos en su territorio.

En la narración del film, nos cuentan como Ali y su amiga y compañera de viaje Lucy se unen a Sea Shepherd en un recorrido por las aguas atlánticas de Liberia en África, donde las flotas internacionales van a pescar ilegalmente.

Sea Shepherd detuvo a un buque chino que estaba pescando ilegalmente y calificaron a estos buques de mataderos.  Además podemos ver como los pescadores locales, salen a conseguir productos ya no tanto para comercializar sino para comer y sobrevivir, ya que otros países les están robando sus mares.

oceano 1

Asimismo, con este documental, podemos darnos cuenta que la pesca de arrastre por camarón, no solamente deteriora los ecosistemas, sino que se señala como un trabajo inhumano y esclavizante.

De acuerdo a testimonios de personas que trabajan en las embarcaciones dedicadas a la pesca de camarón en Tailandia, indican que se propicia la mano de obra esclava, con maltratos, abusos, trabajos no pagados, secuestros y asesinatos.

Otra consecuencia más de la pesca insostenible, radica  en que la mayor fuente de contaminación por plástico en los océanos son las redes y aparejos de pesca perdidos, que además son la causa de muerte de muchos animales marinos.

Al final se llega a una conclusión intermedia: el mayor problema ambiental en los océanos es la sobrepesca, aunque la atención está puesta en los plásticos y el cambio climático.

Sin embargo hay un problema más grave que sobreexplotar los mares; se trata de los intereses propios que persiguen muchas organizaciones ambientalistas en dónde ignora la sobreexplotación pesquera y siguen actuando sin importar el daño futuro.

google banner

En Seaspiracy, la pesca insostenible, se habla de que la solución es reducir o evitar el consumo de pescado, pero después de todo, pese a que dejemos de hacerlo, nuestros impuestos seguirán promoviendo la pesca industrial, pues muchos gobiernos las subsidian.

Este documental es un título que vale la pena ver, para entender la magnitud del problema al que nos estamos enfrentando y tratar de encontrar la solución más amigable con nuestro planeta, si quieres saber más no dudes en ir a Netflix y  buscar Seaspiracy, la pesca insostenible.

Si te gustó la nota, no olvides regalarnos un “me gusta”, dejar tus comentarios y compartir.

comparte la nota
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
notas relacionadas