grandes-personajes-ignacio-lopez-tarso

Grandes personajes: Ignacio López Tarso

lopez tarso

A partir de esta entrega, mensualmente haremos la remembranza de grandes personajes que en algún ámbito han destacado tanto en México como a nivel internacional.

Es por ello, que para iniciar con esta sección de grandes personajes, hablaré de uno de los actores más prolíficos de nuestro país: el gran Ignacio López Tarso.

El nombre de López Tarso ya se ha escrito con letras de oro dentro del espectáculo mexicano, pues ha pasado por el teatro, el cine y la televisión dejando una huella difícil de borrar, pues son pocos los que pueden darse el lujo de recibir verdaderamente el mote de primer actor y que a sus más de 90 años sigan vigentes.

La carrera del histrión comenzó cuando entró a estudiar a Bellas Artes donde tuvo como maestro a Xavier Villaurrutia, quien le dio el consejo de adoptar el nombre artístico con el que se le conoce hasta hoy.

En las tablas teatrales se consolidó por interpretar papeles tanto de teatro griego como de teatro clásico, destacando sus intervenciones en obras de Shakespeare tales como Otelo El rey Lear, esta última donde fungió de alguna manera como maestro con los que en ese momento eran jóvenes actores que iniciaban en el camino de la interpretación dentro de la UNAM.

Con una sólida carrera de teatro, para 1996 da un nuevo paso en su carrera involucrándose en la comedia musical Hello Dolly al lado de otra gran figura como lo es Silvia Pinal. En años recientes, el público lo ha podido aplaudir en diversas puestas en escena como 12 hombres en pugna, Aeroplanos, El cartero y Un Picasso, obra en la cual interpretó al famoso pintor.

picasso

En materia cinematográfica trabajó con grandes directores como Luis Buñuel, Ismael Rodríguez y Roberto Gavaldón, con quien haría uno de sus trabajos más representativos Macario, la cual fue la primera película mexicana nominada al premio Óscar como mejor película extranjera, donde López Tarso interpretó a un humilde campesino que hace un pacto con la muerte.

Otras cintas relevantes en su haber son Nazarín (1959), Rosa blanca (1961), El hombre de papel (1963), El gallo de oro (1964), La generala (1971), en todas ellas destacado por su gran trabajo.

macario

Para un actor de esas características, no es difícil encajar en cualquier proyecto, por ello, ya con una carrera bien cimentada, en 1961 debuta como actor en el entonces incipiente medio que era la televisión dentro del melodrama Cuatro en la trampa y a partir de ahí, su nombre sería una constante en los créditos de las telenovelas, donde se volvió un actor estelar en proyectos icónicos como El derecho de nacer (1981) al lado de Verónica Castro, la telenovela histórica Senda de gloria (1987), Esmeralda (1997), Peregrina (2005) así como producciones infantiles, las cuales le permitieron llegar a este tipo de audiencia  tales como ¡Vivan los niños! (2002) y De pocas, pocas pulgas (2003).

Ya como un primer actor con el paso de los años, tanto en producciones teatrales como de televisión, ha encarnado personajes que de alguna manera son un soporte para apoyar las carreras de los jóvenes que inician, siendo dentro de las historias el abuelo comprensivo como lo fue en Corazón indomable (2013) con Ana Brenda Contreras  y en La malquerida (2014) con Ariadne Díaz, o el abuelo pícaro de Amores con trampa (2015), su trabajo más reciente en dicho medio fue una actuación especial en Médicos, línea de vida donde encarnó a un simpático viejecito que recibe tratamiento médico en el hospital de la historia.

corazon indomalbe

El gran Ignacio López Tarso es ejemplo de perseverancia y amor por la profesión, pues ni la misma pandemia lo detuvo y se adaptó a las circunstancias presentando teatro por streaming.

Otro detalle que vale la pena mencionar es que es un representante de los corridos revolucionarios, material con el cual ha sacado varios discos. Y también está presente en la literatura, pues en 2014 su hija publicó un libro donde se retoma la biografía del histrión.

A lo largo de más de 7 décadas ininterrumpidas de trabajo, se ha hecho acreedor de múltiples premios y reconocimientos que avalan su extraordinario trabajo en teatro, cine y televisión.

Su aparición más reciente fue en la serie de comedia Vecinos donde interpreta al suegro de Frankie Rivers (César Bono) y padre de Lorena (Ana Bertha Espín), además de que mantiene sus ganas por volver al teatro, situación que hace que a sus 98 años recién cumplidos lo hagan aún estar vigente con ganas de trabajar para el público y poder llegar a los 100 años.