poesia-negra-nicolas-guillen

Poesía negra: la voz afrocubana

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

La poesía negra es una manifestación literaria que se enfoca en la música, en el sentimentalismo, y en la esencia alegre del cuerpo y del alma de la persona afrocubana.

El término “afrocubano” ha sido utilizado para referirse a la comunidad cubana que tiene sucesión africana y que, por ende, conserva algunas costumbres y cultura de dicha herencia.

Cuando hablamos de “afrocubano” nos podemos referir también al ámbito musical, artístico, e inclusive religioso. La poesía afrocubana, también conocida como “poesía negra” justamente es el medio por el cual incontables artistas han buscado expresar: sentimientos, valores y pensamientos. Volviéndola la voz que busca manifestar todo aquello que también ha sido reprendido siglos atrás. En donde el esclavismo era el grillete que obligaba a dicho grupo étnico a permanecer callado. 

La “poesía negra” es un claro ejemplo de que hasta las voces más silenciosas pueden ser escuchadas de la forma menos pensable. Y a continuación, en este artículo, buscaremos brindar un homenaje a todas esas personas que se negaron en mantener sus sentimientos guardados, y que hallaron inclusive, la más bella manifestación para hacerlos notar.

[Te puede interesar ‘Poesía oscura: el lado sombrío de la belleza‘]

poesia-afrocubana
Fuente: headtopics.com

 

Su origen

La poesía negra, (a su vez conocida también como poesía negroide) nace en las Antillas, durante los movimientos de vanguardia (movimientos literarios y artísticos nacidos en el siglo XX, los cuales se caracterizaron por romper con la tradición artística occidental, y en la que se buscaba una evidente innovación)

Sus características principales, son que dicha manifestación literaria se enfoca en la música, en el sentimentalismo, y en la esencia alegre del cuerpo y del alma de la persona afrocubana (o como solía llamarse de igual modo, de la “persona negra”) de su forma de bailar, de ver la vida desde un punto en el que gobierna, la alegría, pero también la represión, la discriminación y como bien se dijo antes; la esclavitud.

Desde antes de que la isla fuera descubierta, la presencia de los afrocubanos comenzó a manifestarse justamente con la llegada de los españoles, con el arribo de los esclavos africanos a Cuba.

El documento más antiguo del que se tiene registro en dicho pais es el poema en octavas “Espejo de paciencia” en donde además de mencionarse a los esclavos africanos, se resalta la figura de Salvador Golomón, quien era criollo y un verdadero héroe de la lucha de los “insulanos” en contra del pirata francés Gilberto Girón.  

google banner

Representantes más sobresalientes

Entre los representantes más icónicos de la poesía negra podemos encontrar a Nicolás Guillén (10 de julio de 1902-16 de julio 1989) quien, a su vez, resulta ser una figura conocida y admirada en la comunidad afrocubana por ser un reconocido periodista y activista, y político cubano. Sus escritos, son considerados únicos, pues solo Nicolás Guillén sabía profundizar entre sus letras el verdadero significado del mestizaje cultural de su tierra, y a continuación, se dará a conocer un una de sus obras más recordadas: “Mulata”.

poesia-afrocubana
Nicolás Guillén / Fuente: desorbita.wordpress.com

Mulata

Yo ya me enteré, mulata.
Mulata, ya sé que dice.
Que yo tengo la narise.
Como nudo en la cobbata.

Y fíjate bien que tú.
No ere tan adelantá.
Poqque tu boca e bien grande.
Y tú pasa, colorá.

Tanto tren con tu cueppo.
Tanto tren tanto tren con tu boca.
Tanto tren; con tu sojo.
Tanto tren.

Si tú supiera, mulata.
La veddá;
¡Que yo con mi negra tengo, y no te quiero pa na!

Por otro lado, además de Nicolás Guillén, vale la enorme pena mencionar a Luis Palés Matos (20 de marzo de 1898- 23 de febrero de 1959), quien en sus obras incluía la técnica diepalista (recreación expresiones con onomatopeyas) y quien, a pesar de ser un escritor de origen puertorriqueño, supo perfectamente proyectar musicalidad en sus obras y sonoridad, como es el caso de “Danza negra de la cual, para finalizar, expondremos un pequeño fragmento.

 

Danza negra

Calabó y bambú.
Bambú y calabó.
El Gran Cocoroco dice: tu-cu-tú.
La Gran Cocoroca dice: to-co-tó.
Es el sol de hierro que arde en Tombuctú.
Es la danza negra de Fernando Poo.
El cerdo en el fango gruñe: pru-pru-prú.
El sapo en la charca sueña: cro-cro-cró.
Calabó y bambú.

Rompen los junjunes en furiosa u.
Los gongos trepidan con profunda o.
Es la raza negra que ondulando va.

poesia-afrocubana
Luis Palés Matos / Fuente: uam.mx
  • Foto Portada: fuente/Pinterest.