percy-mary-shelley

Mary Shelley; la brillante y atormentada mente oculta tras Frankenstein

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

“No deseo que las mujeres tengan más poder que los hombres, sino que tengan más poder sobre sí mismas”: una de las frases más conocidas de la reconocida escritora Mary Shelley, quien siempre se mostró como una fiel defensora del movimiento feminista y de los derechos de las mujeres. Una mujer que supo aprovechar y abrazar sus demonios para la creación de una de las obras más sobresalientes del terror.

Mary Shelley
Fuente: clarin.com

 

Nacimiento; el presagio de una tortuosa vida

Mary Wollstonecraft Godwin, mejor conocida como Mary Shelley, nació el 30 de agosto de 1797 en Somers Town, Londres. Al ser hija del filósofo William Godwin y de la feminista Mary Wollstonecraft, era de esperarse que la pequeña Mary creciera en un ambiente plenamente literario gracias a su padre, quien además de filoso, también era novelista y periodista.

Desafortunadamente, tras haberla dado a luz, la madre de Mary falleció, dejándola a ella y a su media hermana, Fanny Imlay (hija de Wollstonecraft y su primer matrimonio, Gilbert Imlay) al cuidado de William Godwin.

En 1814, cuando Mary contaba con apenas 16 años, decidió abandonar su hogar y su país para irse junto con el poeta Percy Shelley, quien para ese momento se encontraba casado. Ambos, sin embargo, contrarían matrimonio dos años después, luego de que la primera esposa de Shelley se suicidara. Como producto de esta relación, posteriormente nacería su primera hija Clara, quien fallecería posteriormente apenas un años después de haber llegado a este mundo. Debido a este suceso, su esposo, Percy Shelley decidiría llevarla al pueblo suizo de Cologny, a orillas de lago Leman, pensando que el clima contribuiría a que su estado de animo se levantara, pues pese al nacimiento de su segundo hijo, William, Mary Shelley continuaba mostrándose cabizbaja por el deceso de Clara.

[Te podría interesar: ‘Helen Keller; las palabras que no se ven ni escuchan‘]

Para ese momento, la pareja había sido invitada por el poeta Lord Byron para que pasaran unos cuantos días dentro de la Villa Diodati. Desafortunadamente, muy al contrario de lo que se esperaba, el clima de ese año fue terrible, tanto que sería conocido como el famoso “año sin verano”. Desde luego, nadie se imaginaba que estas lastimosas condiciones climáticas favorecerían a la creación de una de las obras más memorables del género gótico.

Mary Shelley
Fuente: elperiodico.com

Surgimiento del «moderno Prometeo»

Era mayo de 1816, durante las tormentosas noches del mes de junio, cuando en medio de una de esas veladas que con habitualidad se llevaban a cabo alrededor del fuego en donde las historias de terror eran las protagonistas. Un grupo selecto de personalidades se encontraban ahí reunidos, entre los que destacaban Lord Byron, la propia Mary Shelley, Percy Shelley y John William Polidori, optaron por iniciar un desafío, el cual constaba en que cada uno de los presentes inventaran una historia de terror; no obstante, los únicos que culminaron con dicho desafío, fueron solamente dos personajes; Mary Shelley y John William Polidori, cada uno, presentó las que serían sus obras más icónicas de estos dos escritores. Shelley, expuso su argumento para su reconocido escrito «Frankenstein o el moderno Prometeo»(también conocido simplemente «Frankenstein»), mientras que Polidori, dio a conocer «El vampiro».

La creación de Frankenstein o el moderno Prometeo se vio influenciada por los fantasmas de Shelley; por esos sentimientos nostálgicos acarreados por la perdida de su madre, por la muerte de su hija y por le distanciamiento con su padre. Su obra, retrata ese lapso entre la vida y la muerte, la responsabilidad de un padre, así como las consecuencias que arrastra el alterar el orden de lo establecido, desafiar lo estipulado por la propia naturaleza como parte de una atribución obsesiva por ser Dios.

Finalmente, ‘Frankenstein’ vio la luz el día 1 de enero de 1818, siendo el parteaguas para que el género gótico emergiera. Por si fuera poco, de igual forma fue considerada como la primera novela de ciencia ficción y aún en nuestros días, se mantiene como uno de los más grandes relatos de horror, a pesar de que en su época y a escasos años de su publicación recibió críticas negativas.

Mary Shelly, al menos tuvo la oportunidad de ver la constante aceptación de su obra entre el púbico, hasta volverse todo un éxito, antes de que un tumor cerebral la arrancara de este mundo el 1 de febrero de 1851.

Mary Shelley
Fuente: versionrosario.com
  • Foto portada: fuente / plumasatomicas.com