Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Triple--A-AAA-triplemania

AAA, la empresa que le dio un giro a la lucha libre

La lucha libre es un deporte espectáculo que forma para de la cultura popular de México, leyendas como El Santo y Blue Demon hicieron historia, pero, 1992 fue un año que marcó un antes y un después con el nacimiento de la siempre polémica AAA.

El inicio de la aventura

Antonio Peña fue un personaje que desde su infancia estuvo ligado al mundo de la lucha libre, deporte que practicó con diversos nombres como Espectro Jr., Espectro de ultratumba o Kahoz, sin embargo, por una lesión se retiró de los cuadriláteros más no del negocio, pues, por años se mantuvo como uno de los creativos de la Empresa Mexicana de Lucha Libre (hoy Consejo Mundial de Lucha Libre).

antonio pena

Fue su ingenio el que dio origen a personajes como Octagón, Máscara Sagrada o Konnan, así como a la categoría de los mini luchadores, pese a ello, la administración de la también conocida como la seria y estable apostó por mantener el estilo clásico, por lo que lejos de desanimarse, buscó una sociedad con Televisa y junto con un buen número de luchadores populares de la época, en abril de 1992 crea su propia empresa llamada AAA (Asistencia, Asesoría y Administración).

Desde sus primeras funciones, AAA dejó claro que venía a revolucionar la lucha libre con conceptos más dinámicos como luchas áreas y rápidas y mayor espectáculo por ejemplo, con las entradas de los gladiadores al cuadrilátero, donde estos se hacían acompañar de edecanes y música.

[Te podría interesar: ‘Humor en el deporte: sólo en México podría pasar‘]

A este visionario del mundo de las llaves y contrallaves lo siguieron elementos con un nombre importante dentro de la industria como Octagón, El perro Aguayo, El hijo del Santo, Máscara Sagrada, Konnan, Cien Caras, Máscara Año 2000, Universo 2000, Volador, Misterioso, pero, también confió en impulsar nuevos talentos como Rey Misterio Jr., Súper Caló, Heavy Metal, La Parka (hoy L.A. Park) así como a varios mini estrellas y mujeres.

antonio pena con luchadores

Lo que inició como una jugada arriesgada, poco a poco se fue consolidando al grado de que un año después de su fundación, el día 30 de abril de 1993 el evento de aniversario Triplemanía I logró llenar la Plaza de Toros México, donde los enfrentamientos principales fueron una lucha de máscara contra cabellera en la que El Perro Aguayo destapó a Máscara Año 2000 y un polémico encuentro en el que por primera vez dos luchadores apostaban que el perdedor debería retirarse de la lucha libre; los involucrados fueron Konnan y Cien Caras, siendo este último quien se alzó con el triunfó.

El espectáculo supera al deporte

Una vez que AAA se encontraba posicionada en el gusto del público, comenzó a mostrar situaciones que no se acostumbraban dentro del deporte, cosa que a los seguidores de antaño no les dio gusto. Entre ellas podemos mencionar el protagonismo que los referees comenzaron a tener en las luchas, el caso más notable el de “El tirantes”, quien lejos de mantener una imparcialidad como autoridad, descaradamente favorecía a los rudos.

el tirantes

Si bien, en los 90´S esta empresa cobró gran relevancia y le arrebató tanto elementos como público al Consejo Mundial de Lucha Libre, la polémica poco a poco fue envolviéndola, ya sea por los conceptos lejanos a la lucha tradicional que se presentaba en la Arena México o por las disputas por el uso de los nombres, ya que se volvió frecuente que cuando un luchador por determinado motivo salía de la empresa, los derechos del nombre se los quedaba AAA y le asignaba el personaje a otro luchador.

De tal manera, que aunque a una buena parte de los aficionados les gustaba lo que veía, las historias fueron cobrando más relevancia que la propia lucha. Para este momento, personajes como Cibernético, Abismo Negro o Latín Lover eran las cartas fuertes de la compañía, pero lo eran más por ser productos mediáticos que por tener grandes recursos luchísticos, es decir, iban pareciéndose más a la estadounidense WWF.

la parka y cibernetico

A finales de esta década,  muchos luchadores comienzan a salir de la empresa al querer buscar una oportunidad en Estados Unidos y otros lo hicieron para regresar al CMLL, por lo que Peña tuvo que valerse de su ingenio para mantener su empresa con los gladiadores de renombre que se mantuvieron y lanzando nuevas figuras.

De esta forma surgen conceptos como los payasos, los vatos locos, los vipers, los exóticos, los consagrados y se terminan de posicionar jóvenes como el mismo Latín Lover, El Hijo del Perro Aguayo, Héctor Garza, La Parka (segunda versión) y Heavy Metal.

vipers

AAA en el nuevo siglo

Con la llegada de los años 2000´S AAA lejos de apagarse se mantuvo en los reflectores gracias a cuestionables conceptos como bull terrier match (una lucha donde quienes se enfrentan están encadenados y para ganar tienen que tocar las esquinas del ring), lumber jack (una lucha normal, pero con el añadido de que abajo del ring hay un grupo de luchadores y al que caiga le dan cinturonazos), la lucha en jaula, relevos atómicos de locura (cada bando se compone por un luchador regular, una luchadora, un mini y un exótico) y la creación de un ring hexagonal.

relevos atomicos de locura

El show creció al grado de que el propio Antonio Peña se enfrentó a Cibernético en 2001, pero para este momento, ya era bien sabido que en el cuadrilátero/hexadrilatero había más circo que lucha.

Más personajes nuevos se fueron sumando a la empresa como Gronda, El Zorro, Intocable, así como consagrados del deporte que estuvieron en la Arena México o en el Toreo de Cuatro Caminos como El Texano, Pirata Morgan, Sangre Chicana y El Brazo, con lo cual se contaba con una cartelera que le dejaba un buen sabor a los aficionados a esta promoción.

En octubre del 2006 muere el fundador de la empresa y con ello se da un cambio que a nivel empresarial resultó positivo, pues se comenzó a romper fronteras, pero en cuanto a los empleados, muchos no estuvieron de acuerdo con la nueva administración encabezada por los familiares de Peña y abandonaron las filas de AAA, lo cual se volvió un escándalo, puesto que como ya mencioné antes, el registro de los nombres es de la empresa y no de quien los usó.

Cambio de televisora y actualidad

Después de 27 años de ser un producto de Televisa, en 2019 pasa a formar parte de la parrilla de TV Azteca, cambio que a título personal, no fue lo mejor, ya que constantemente les cambian el horario, llegando a pasar los sábados después de las peleas de box. Actualmente también se transmite por Multimedios y por canales de paga y plataformas, sin embargo, ya no tiene el mismo impacto que consiguió en sus años dorados.

aaa en tv azteca

En cuanto al roster, es verdad que todo pasa, todo tiene un principio y un final, no podemos esperar ver a los luchadores con los que muchos crecieron, pero, de algo estoy seguro, y es que en AAA ya no hay figuras. Tras la salida de Octagón y la muerte de la segunda Parka, el luchador estandarte pasó a ser Psycho Clown, un elemento que aunque en términos generales es buen luchador, le falta mucho para estar al nivel de los ídolos de antaño.

La empresa está por celebrar su función de 30 aniversario con un duelo de máscara contra máscara entre una de las cartas fuertes de la actualidad como Pentagón Jr.  y el Villano IV, este último perteneciente a la generación de luchadores que vivieron su mejor época en los 80´S y 90´S.

villano IV vs pentagon jr

Mucha gente sigue siendo fan de esta empresa. Luchadores que fueron estrellas en su momento han regresado, pero como ya lo dije, todo pasa y no son los mismos de antes, los jóvenes gladiadores no terminan por convencer y los argumentos ya se ven muy obvios, sin embargo, hay que reconocer que en el mundo de la lucha libre mexicana hubo un antes y un después de AAA, empresa que llegó a pisarle los talones al CMLL y que en su momento fue la gran sensación por ofrecerle al público algo distinto.

Lée también: MEF plantea unificar el Sistema Nacional de Pensiones