soldados-alemanes-norteamericanos-2da-guerra-mundial

Cuando soldados alemanes y americanos pelearon juntos en 1945

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Las guerras a lo largo de la historia, independientemente de cuál se trate, han sido testigos de soldados y civiles muriendo así como ciudades arrasadas y demás miseria humana, pero también de sucesos que reafirmarían que si bien la guerra no cambia nunca, lo que pueden cambiar son los amigos y los enemigos. Eso le pasó a los soldados alemanes y a los estadounidenses los primeros días de mayo de 1945 cuando unieron fuerzas para defender el Castillo de Itter.


El Castillo de Itter antes y durante la Segunda Guerra Mundial

Castillo de Itter, Austria
Fuente: derstandard.de

Ubicado en un pueblo homónimo en el Tirol austriaco, el Castillo de Itter cuenta con una historia que remonta hasta el año 1241, cuando se edificaron fortalezas, pero el Castillo no sería construido sino hasta el siglo XIX, y en 1884 pasaría a ser una residencia para Sophie Menter hasta que en 1902 Menter vendió la propiedad.

Militares alemanes entran triunfantes a territorio austriaco en 1938
Fuente: lavanguardia.com

En 1938 sucedió la anexión de Austria al territorio del Reich alemán (suceso en el que México protestó ante la Sociedad de Naciones) y con ello las propiedades ubicadas en territorio austriaco pasarían a ser administradas por las autoridades alemanas. Para 1940 el gobierno alemán adquirió el castillo de manos de su antiguo dueño Franz Günner por el teniente General de las SS Oswald Pohl (quien se encontraba bajo las órdenes del mismísimo Heinrich Himmler). Sin embargo, no sería hasta 1943 (25 de abril, para ser exactos) cuando el Castillo cobraría notoriedad cuando se habilitó como una prisión donde los alemanes retendrían personalidades importantes Francia.

Entre sus personajes emblemáticos se contaron:

Políticos:

  • Marie-Agnès de Gaulle (Miembro activo de la Resistencia francesa).
  • Édouard Daladier (Jefe del gobierno francés antes de la SGM).
  • Paul Reynaud (Ex Primer Ministro).
  • Léon Jouhaux (Líder sindicalista).
  • André François-Poncet (Embajador de Francia en Alemania) .
  • Michel Clemenceau (Diputado).
  • Albert Lebrun (Último presidente de la Tercera República Francesa).

Soldados del ejército francés

  • Maurice Gamelin (Comandante en jefe del Ejército francés).
  • Maxime Weygand (General de Ejército francés)
  • François de La Rocque (Líder de la Croix de Feu).

Deportistas

  • Jean Borotra (Jugador de tenis).

Poco a poco, la lista de prisioneros iría engrosándose con aquellos que eran enviados del campo de concentración de Dachau, quienes realizaron tareas de mantenimiento y obras menores en el Castillo.


La Batalla por el Castillo de Itter

Casi dos años después de que el Castillo fuese convertido en una prisión, con el Führer muerto, y los territorios alemán y austriaco invadido por tropas angloestadounidenses y soviéticas. Bajo esa idea, podemos situar al vigésimotercer Batallón Blindado, que pertenecía a la 12va División comandada por el Capitán John C. Lee, del lado del Ejército de los Estados Unidos y por el otro soldados de la Wehrmacht (el ejército regular alemán) bajo las órdenes del Mayor Josef Gangl , quienes enfrentaron a la 17a división de Panzergrenadiers de las Waffen-SS.

Casillo Itter 05
Fuente: Reddit

El día 2 de mayo de 1945 se suicida Eduard Weiter, quién había dirigido por un tiempo el campo de concentración de Dachau, al día siguiente, un partisano yugoslavo de nombre Zvonimir Čučković logra escapar de Itter llevando consigo un mensaje escrito por quién se asume fue jefe de la prisión instalada en el Castillo, así como una carta redactada en inglés que no tenía un destinatario específico, sino que debía se entregada al primer soldado de habla inglesa que Zvonimir encontrase por el camino hacia la provincia de Innsbruck.

[Te puede interesar ‘Cuando Pepsi era dueña de la 6ta flota naval más poderosa del mundo‘]

En ese trayecto logra hacer contacto con soldados pertenecientes a la 103a división de Infanteria del Ejército estadounidense, entrega la carta e informa de la situación que guardaba el Castillo. Ante la demora de Čučković, el comandante de la prisión Sebastian Wimmer junto con un grupo reducido de miembros de las SS deciden ir en la búsqueda del partisano, dejando así el una cantidad importante de armas a merced de los prisioneros, quienes las tomaron.

A la par de lo anterior, un prisionero de nombre Andreas Krobot huye hacia el pueblo de Wörgl donde hace contacto con la resistencia de Austria, y es así donde conoce al que en algún momento de su vida fue mayor del Ejército alemán, Josef Gangl y su grupo de soldados de la Wehrmacht (ahora miembros de la Resistencia). La nueva misión de Gangl y sus hombres es defender a como diera lugar al pueblo austriaco del acoso y los ataques ejercidos por parte de soldados de las SS que aún estaban estacionadas en la región, y justo por esa razón logra encontrarse con miembros del vigésimotercer Batallón Blindado comandado por el capitán Lee.

El Mayor Josef Gangl y el Capitán Jack C. Lee Jr.
Fuente: Historias de la Historia

Gangl portaba una bandera blanca en señal de tregua y Lee logra comunicarse con el Cuartel General con el objetivo de obtener permiso para ayudar a su nuevo amigo alemán. Si bien obtiene el permiso para hacerlo, solo contaría con 14 soldados estadounidenses, así como de un tanque Sherman (llamado Besotten Jenny), mientras que Gangl sumaría diez soldados de artillería de la Wehrmacht. Camino hacia el Castillo logran vencer a una división de soldados de las SS.

Al llegar al Castillo, Gangl y Lee se dan cuenta que los prisioneros franceses han fortificado la posición con el apoyo de un oficial que perteneció a las SS pero decidió quedarse con los prisioneros. Lee ordena a la tripulación del Besotten Jenny que pongan al tanque como un obstáculo para bloquear la entrada principal, y que sus 14 hombres asuman posiciones defensivas junto con los prisioneros franceses y los soldados de la Wehrmacht.

El día cinco de mayo de 1945 alrededor de 150 soldados de las SS lanza una ofensiva sobre Itter. Los pocos defensores del Castillo hicieron frente valerosamente al asedio. El final de tal batalla sería una experiencia agridulce, porque si bien, para suerte de tan singular Ejército, un contingente de soldados del 142° Regimiento de Infantería se sumaría al contraataque con lo que fue posible detener y capturar a los miembros de las SS, el héroe de Itter, Josef Gangl sería asesinado por la bala de un francotirador enemigo.

En honor a sus actos Gangl fue declarado héroe nacional austriaco y se rebautizó con su nombre una calle del poblado de Wörgl, aquel poblado donde Gangl dedicaría sus últimos días a defender civiles en una patria que no era la suya.

Soldados alemanes conviviendo con un soldado estadounidense en Itter.
Fuente: Pinterest
  • Portada: Fuente/Tomahawk Talk
comparte la nota
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
notas relacionadas