haruhiko-kawaguchi-flesh-love-fotografo-hal-crea-cuervos

Haruhijo Kawaguchi empaqueta el amor al vacio en ‘Flesh Love’

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El fotógrafo Haruhijo Kawaguchi durante su época universitaria tenia un hambre por conocer el mundo, le llamaba la atención Medio Oriente e India, viajó y ahí se dio cuenta que la fotografía era su pasión. La cámara le ayudo a superar sus problemas de timidez y comunicación, sabía que había encontrado su vocación.

Regresando a Tokio comenzó a trabajar en una agencia de publicidad, ahora la fotografía era estática, las producciones eran controladas y de está manera pudo dominar la capacidad técnica y el enfoque de su trabajo pronto se convirtió en la gente.

haruhiko-kawaguchi-flesh-love-fotografo-hal-crea-cuervosharuhiko-kawaguchi-flesh-love-fotografo-hal-crea-cuervos haruhiko-kawaguchi-flesh-love-fotografo-hal-crea-cuervos

Hal, como es apodado, comenzó a utilizar bañeras, parejas, el amor y el desafío como sus temas fuertes dentro de sus obras fotográficas. La identidad de su obra se basa en la comunicación e identidad, fue así como nació su proyecto ‘Flesh Love’

En ‘Flesh Love’, Haruhijo Kawaguchi fue en búsqueda de parejas de extraños en varios night clubs en Tokio, les propuso fotografiarlos envueltos en plástico y sellarlos al vacío. Como su nombre lo dice (amor carnal), busca ejemplificar como el amor mantiene juntas a las parejas y como entre más enamorados estén, más es su cercanía física.

[Te puede interesar ‘Diane Arbus, la fotógrafa de los freaks‘]

haruhiko-kawaguchi-flesh-love-fotografo-hal-crea-cuervos haruhiko-kawaguchi-flesh-love-fotografo-hal-crea-cuervos haruhiko-kawaguchi-flesh-love-fotografo-hal-crea-cuervos

Como la carne empaquetada en los supermercados, ‘Flesh Love’ quiere retratar ese amor “fresco” que viven las parejas enamoradas. El resultado es un tanto provocador, divertido y de verdad muy arriesgado para los voluntarios.

Todos los modelos debían ser untados con crema para evitar rozaduras por el plástico y lo complicado era aguantar la respiración sin cambiar la postura, no duraba más de 10 segundos cada toma antes de cortar la bolsa, sin embargo siempre hubo un médico y tanque de oxígeno por si era necesario.

El resultado, un creativa forma de representar el amor en pareja.

haruhiko-kawaguchi-flesh-love-fotografo-hal-crea-cuervos haruhiko-kawaguchi-flesh-love-fotografo-hal-crea-cuervos haruhiko-kawaguchi-flesh-love-fotografo-hal-crea-cuervos

google banner

haruhiko-kawaguchi-flesh-love-fotografo-hal-crea-cuervos haruhiko-kawaguchi-flesh-love-fotografo-hal-crea-cuervos haruhiko-kawaguchi-flesh-love-fotografo-hal-crea-cuervos

  • Fotos: Haruhijo Kawaguchi