El pan de muerto, un elemento de la ofrenda de origen prehispánico

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El otoño ésta por llegar y con él el pan de muerto; puede verse que en las tiendas ya se empieza a vender éste tradicional panecillo.

México es un país rico en historia y tradiciones, y por ende, el menú gastronómico que ofrece durante todo el año es muy variado. Una de las celebraciones más importantes en nuestro país es el Día de Muertos, que desde el año 2003 fue declarado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Éste día es de fiesta, ya que se festeja a todos aquellos que ya no están en este mundo; lo que caracteriza la celebración son las ofrendas que se les ponen a los difuntos, adornándolas con calaveritas, papel picado, flores de cempasúchil  y comida.

Dentro de las ofrendas incluimos el Pan de Muerto, considerado uno de los componentes más importantes de las mismas.

La forma, el tamaño y el sabor son variados, depende de las regiones donde se hornee, así que podemos encontrar una gran variedad de este pan.

pan-de-muerto-sacrificio
Fuente: gastronomadas.com.mx

Origen del pan de muerto

Su origen se remonta a la época prehispánica y tiene relación con los sacrificios humanos que se  practicaban en honor a los dioses. Antes de la conquista se practicaban rituales en donde se ofrecía a una princesa a los dioses y cuando su corazón aún latía se introducía en una olla con amaranto y después quien encabezaba el rito mordía el corazón en señal de agradecimiento a un dios.

En otros rituales prehispánicos con connotación religiosa, se solía hacer un amasijo de amaranto con la sangre de los sacrificios humanos para posteriormente ser considerado como un alimento sagrado.

[Te puede interesar ‘Conoce los mejores lugares en el mundo para ver auroras boreales‘]

Otra teoría que defienden algunos historiadores es que los antiguos pobladores de Mesoamérica enterraban a sus muertos junto con sus pertenencias, agregando un pan elaborado con semilla de amaranto mezclado con la sangre de los que eran sacrificados para los dioses.

Se cuenta también, que los pobladores de esa época hacían una estatuilla de alegría del dios Huitzilopochtli, al que después encajaban con un pico y simulando un sacrificio, le sacaban el corazón de manera simbólica, pues el pan de amaranto era el corazón de la estatuilla. Luego se repartían entre el pueblo algunos pedazos del pan para compartir la divinidad.

pan-de-muerto-sacrificio
Fuente: postresoriginales.com

Con la conquista y con la llegada de los españoles a la Nueva España, éstos rechazaban la manera tan violenta en la que eran realizados algunos sacrificios como en el caso de las princesas ofrendadas y en su afán de realizar la conversión de los nativos de una manera más pacífica, empezaron a elaborar un pan de trigo en forma de corazón bañado en azúcar pintada de rojo para simular la sangre de la doncella.

La idea de usar pan en sustitución a ofrendar un corazón humano surgió porque en las mismas fechas, en España, las familias adineradas regalaban éste alimento a las personas de las calles.

Lo anterior, fueron los primeros indicios de la elaboración del pan de muerto; la primera figura de este panecillo no era como se conoce en la actualidad. Utilizaban masa de color rojo pintada con frutilla, en forma de corazón que hacía alusión al órgano que extirpaban en los sacrificios prehispánicos.

El pan de muerto, es entonces un reflejo de la fusión de dos mundos, el prehispánico y el español, en donde se combinan la alegría del pueblo mexicano por festejar a la muerte y el tradicional uso del trigo en el mundo católico europeo.

pan-de-muerto-sacrificio
Fuente: elsiglodetorreon.com.mx

Significado del pan de muerto

Cada una de las partes del éste delicioso panecillo tiene un significado, haciendo referencia a todos aquellos seres difuntos.

La forma circular que tiene, simboliza el ciclo de la vida y la muerte; en su parte superior, en el centro surge un pequeño círculo que representa el cráneo; las cuatro canelillas hacen alusión a los huesos y a las lágrimas derramadas por los que ya no están; la colocación de las mismas en forma de cruz pueden simbolizar los cuatro puntos cardinales consagrados a los dioses más importantes: Quetzalcóatl, Tláloc, Xipe Tútec y Tezcatlipoca.  En algunas ocasiones se le agrega esencia de azahar lo que evoca el recuerdo de los difuntos.

pan-de-muerto-sacrificio
Fuente: cheforopeza.com.mx

Variedades de pan de muerto

En las regiones centro y sur de México es donde se ha tenido mayor gusto y consumo por este pan durante la fecha del Día de Muertos.

Oaxaca es el estado con más variedad de formas  de pan de muerto, desde flores y corazones hasta animales como caballos, burros, conejos, tortugas y cocodrilos.

Según la región en la que nos encontremos así será su elaboración y es que existen distintas costumbres a la hora de prepararlo; en Puebla se le ponen semillas de ajonjolí; si vamos a Morelos podemos encontrarnos con un pan de muerto con forma humana de brazos cruzados, cubierto de azúcar roja; en Oaxaca se trata de un pan de yema decorado como alfeñique; en la Ciudad de México se puede encontrar un pan de muerto cubierto de azúcar roja y en algunos casos rellenos de chocolate, el pan es de sabor vainilla, se le agrega naranja, nuez o relleno de calaveritas.  Por otra parte en Guerrero tiene distinto nombre según la región ya sean amargosas, almas o pan bordado, también distintas formas y dedicado a cada difunto en especial. Si viajamos más al sur en Yucatán a veces lo rellenan de queso crema.

google banner

pan-de-muerto-sacrificio
Fuente: noticiero.televisa.com

Existe una clasificación del pan de muerto de acuerdo a la forma que tiene y es la siguiente:

  • Antropomorfos: son aquellos que representan la figura humana.
  • Zoomorfos: aquellos que tienen figura de animales como aves, conejos, perros, mariposas, alacranes y peces entre otros. Éstos son característicos de Tepoztlán, Mixquic e Iguala de Telolapan.
  • Fitomorfos: son representaciones de diversos vegetales como árboles, flores, enramadas, etcétera.
  • Mitomorfos: aquellos en que la forma no se identifica como figura humana, vegetal o animal, sino que representan seres fantásticos.
formafuente:cookandshare.com

Sin importar con qué nombre, forma, relleno, sabor o imagen conozcamos al pan de muerto, poner éste en una ofrenda será una de las más grandes tradiciones gastronómicas que existen en México por su significado, ya que nos recuerda a aquellos seres queridos que ya  no están en este mundo terrenal con nosotros pero sabemos que perdurarán en nuestros recuerdos para siempre.

Si te gusto la nota, no olvides regalar un me gusta, dejar tus comentarios y compartir.

comparte la nota
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
notas relacionadas