fitness

Consejos para empezar un estilo de vida fitness

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Tener un estilo de vida fitness requiere de esfuerzo, y aunque cualquiera podría lograrlo, es necesario ir paso a paso, ya que no hay una fórmula específica para el éxito. En definitiva, se trata de ser constantes y esforzarse hasta crear nuevos hábitos y mejorar la calidad de vida.

Son pocas las personas que adoptan estos hábitos durante toda la vida, pero sería lo ideal para cuidar mejor de tu cuerpo y tu salud, ya que una vida fitness aumentará tu energía, autoestima, autoconfianza y te aportará muchos más beneficios.

¿Cómo empezar a ser fitness?

No solo se trata de ir a correr en las mañanas o ir al gimnasio, ser fitness va más allá de ello, ya que se trata de hacer un cambio positivo en varios aspectos de la vida. Para lograrlo puedes seguir estos consejos:

Incorpora cambios pequeños en tu vida

Para poder lograr tu objetivo no es necesario apresurarse, solo debes incorporar pequeños cambios en tu vida, como evitar alimentos dañinos, disminuir la cantidad de alcohol que consumes, empezar a hacer algún deporte o ir al gimnasio, comer más verduras, etc.

Es importante que tengas en cuenta que, al momento de empezar a hacer ejercicios, debes iniciar con lo más sencillo, sin mucha intensidad para evitar lesiones. Empieza con una rutina corta, de baja intensidad, en todo caso lo mejor es ir al gimnasio y recibir la orientación de un profesional.

Mejora tu alimentación

Lo que comes será la clave al adoptar una vida fitness, ya que debes incorporar alimentos más saludables a tu dieta, evitando el exceso de grasas y dulces, dejando de lado los alimentos procesados y optando por opciones más naturales.

Lo ideal sería recibir orientación de un nutriólogo, para saber qué cantidades debes consumir y cómo elaborar un menú que te beneficie mientras realizas actividad física.

No saltes las comidas, deberías comer de 3 a 6 veces al día, en pequeñas porciones, incorporando más frutas y verduras, grasas saludables, frutos secos, proteínas, entre otros nutrientes que tu cuerpo necesita, lo ideal es que aprendas a equilibrar lo que comes.

Enfócate en los aspectos que puedes mejorar

Puedes crear una lista de tus malos hábitos y de las cosas que desees cambiar, esto ayudará a que te enfoques mejor y puedas ir cambiando progresivamente, sustituyendo lo malo por algo bueno. Por ejemplo, si comes muchos dulces en las tardes, sustituyelos por alguna fruta, batido o algo más natural.

No te fijes solo en el peso

Obsesionarse con bajar de peso no es muy beneficioso, ya que puede hacer que nos obsesionemos y si no logramos bajar los kilos de más en el tiempo que esperamos, la decepción sería grande.

Recuerda que no solo el peso determinará tu progreso, sino que la idea es sentirte mejor, sentirte lleno de energía, cambiar hábitos que no te favorecen, comer más sano y todos los pequeños  objetivos que te plantees.

Cuéntales tus metas a tus amigos

Compartir tus metas y progresos con las personas que te apoyan es de gran ayuda, ya que, de esta forma, evitarás sabotear tus planes, porque tus seres queridos te apoyarán y te recordaran tus objetivos cuando quieras rendirte.

No te obsesiones

Esto puede hacer que te canses rápido de la vida fitness, recuerda que se trata de hacer cambios positivos en tu vida, no de una competencia.

Con la ayuda de un nutricionista, aprende a equilibrar tu alimentación, consumiendo una dieta 85% natural, pero dejando un 15% para divertirte un poco, sin salirte de la dieta, solo sería un pequeño bocadillo una vez al mes o a la semana, recuerda no abusar.

Evita compararte con otras personas

Un punto importante de la vida fitness también es sentirte bien contigo mismo, aprender a valorarte tal como eres, cuidar tu cuerpo, tu salud e incorporar actividades en tu vida cotidiana que te ayuden a conseguir un mejor bienestar físico y mental.

Compararte con otras personas no es buena idea, recuerda que tu vida no es igual a la de otros, además, trata de que tu meta sea siempre sentirte bien con quien eres.

No te olvides de descansar

El descanso es primordial al llevar una vida fitness, ya que solo de esta forma puedes recuperar tus energías. Además, el ejercicio hará que mejore la calidad de tu sueño y que puedas descansar mucho mejor.

  • Foto portada: Bruce Mars / Unsplash