iq-inteligencia-medios-digitales

¿Coeficiente intelectual bajo por los medios digitales?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

De vez en cuando hemos escuchado hablar que tal persona tiene un coeficiente intelectual bastante alto o que se encuentra dentro de la media pero ¿Realmente qué es el  CI o IQ?

Conocido también como cociente intelectual, se trata de una cifra que se da tras hacer una serie de pruebas, en donde el resultado es un número el cual es el que mide la inteligencia de una persona. 

Esta prueba se divide en distintos problemas, los cuales pueden venir en lenguaje, espaciales, matemáticos, lógicos, etc. Los resultados de dicha prueba son valorados dependiendo de los resultados de cada una de las pruebas, además de que se toma en cuenta la edad la cual tiene un efecto final.

Sólo de esta forma, se puede determinar si el coeficiente intelectual está en unos valores que consideramos estándar, si está elevado por encima de la media o si, por el contrario, lo tenemos más bajo que el resto de las personas de nuestra edad.

Pero ¿a partir de qué puntuación se considera que una persona es un superdotado o que es normal? 

Y es que estos van a ir dependiendo de cuanto se saque en el resultado de los test de prueba intelectual:

  • Puntuaciones de CI de menos de 70 puntos: Perfil de muy bajo rendimiento.
  • Puntuaciones de CI de entre 70 y 79 puntos: Nivel de inteligencia limítrofe.
  • Puntuaciones de CI de entre 80 y 89 puntos: Bajo, pero dentro del promedio normal.
  • Puntuaciones de CI de entre 90 y 109 puntos: Promedio normal.
  • Puntuaciones de CI de entre 110 y 119 puntos: Alto, pero dentro del promedio normal.
  • Puntuaciones de CI de entre 120 y 129 puntos: Nivel de inteligencia superior al promedio.
  • Puntuaciones de CI de más de 130 puntos: Nivel de inteligencia muy superior al promedio.
  • Puntuaciones de CI de más de 130 puntos: Promedio muy superior al resto de población con características similares. Individuos con altas capacidades intelectuales.

A lo largo del tiempo se ha comprobado que hay personas que se les reconoce por tener un CI muy alto, fuera de lo normal lo que causa que estas personas sean consideradas genios.

Ejemplo de estas personas se encuentra Stephen Hawking es uno de los pocos que tenía un registró en el CI de 154.

Otro ejemplo de esto fue Albert Einstein que se le registró un nivel intelectual de 190.

[Te podría interesar: ‘‘El Dilema de las Redes Sociales, nueva manera de ser humano’]

Por otro lado no necesariamente solo los científicos o físicos que trabajan con las matemáticas se les registra un coeficiente intelectual alto, ya que este puede ser alto en cualquier persona como lo es para la actriz Sharon Tate que tiene un registro también de 154 o como lo fue para Marilyn Monroe que tuvo padrón en el IQ de 165.

Los medios digitales matan el IQ

El neurocientífico y director de investigación en el Instituto Nacional de la Salud de Francia Michel Desmurget ha sacado recientemente un curioso libro acerca de un tema muy controversial.

Él menciona dentro de su libro: La fábrica de cretinos digitales que los dispositivos digitales están afectando negativamente el desarrollo neuronal de los niños y jóvenes.

coeficiente intelectual

 Además señala que el Efecto Flynn el cual se dice que con cada generación el cociente intelectual incrementa, en pocas palabras somos más inteligentes que las generaciones pasadas. 

Pero el problema radica que ahora en esta nueva era de medios digitales, las puntuaciones de inteligencia en vez de estar subiendo están disminuyendo y se dice que esto tiene que ver con el advenimiento de la cultura digital, en donde no se está haciendo uso correcto de los medios digitales y está afectando el intelecto de estas generaciones que nacen con estas nuevas herramientas.

El investigador Desmurget explica que nuestro lenguaje, la concentración y la memoria han estado presentando una caída significativa en el rendimiento académico porque desde que existen los medios digitales causa que haya menos interacciones intrafamiliares, que son fundamentales para el desarrollo del lenguaje y el desarrollo emocional.

adiccion celular2 759x500 1

Asimismo, el uso de aparatos digitales consume la mayor parte de nuestro tiempo, lo que causa que no haya interacción en otras actividades que ayudan a enriquecer nuestra inteligencia.

«Se ha observado que el tiempo que se pasa ante una pantalla por motivos recreativos retrasa la maduración anatómica y funcional del cerebro dentro de diversas redes cognitivas relacionadas con el lenguaje y la atención».

Por eso una de las soluciones que se ofrecen es limitar el uso de aparatos digitales para los más pequeños y explicarles el porqué deben de mantenerse lejos por lo menos mientras son jóvenes de estar en frente de una pantalla.

De hecho no es coincidencia que los CEO de empresas tecnológicas como Apple no tengan en casa cerca de sus hijos iPads ni computadoras, ya que ellos saben que el uso de estos aparatos a tan temprana edad causa que el cerebro sea menos eficiente y que termine por la incapacidad de retener información.