series-peliculas-mes-del-orgullo

Mes del Orgullo 2021: series y películas para iniciar la conversación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

En más de una ocasión hemos señalado en este espacio que la representación importa y por ello abrimos el especial Mes del Orgullo 2021 con series y películas que nos ayudan a abrir la conversación en temas relevantes de la comunidad LGBT+. Así que desde películas que muestran que los desafíos para la sexodiversidad no han cambiado mucho desde el siglo XX, pasando por referentes específicos y cerrando con representaciones adolescentes que nos llenan de esperanza, arrancamos con toda la emoción.

1. ‘El baile de los 41’ (2020), de David Pablos

Definitivamente la producción más floja en esta selección. Tomando como base lo que Carlos Monsiváis señaló como el episodio que inventó la homosexualidad en México, somos testigos del drama de la heterodisiciencia en la élite porfiriana de la mano de corporalidades cisheterosexuales y blancas (no podía ser de otra forma). Ignacio de la Torre (Alfonso Herrera), conocido en las clases populares como el yerno de la nación por ser el marido de Amada Díaz (Mabel Cadena), hija de Porfirio Díaz (Fernando Becerril), no teme hacer lo que sea para cumplir con sus aspiraciones políticas, incluso si eso incluye negar su propia sexualidad.

Ignacio encuentra en un club exclusivo de hombres homosexuales el desahogo para hacerle frente a su matrimonio. Sin embargo, su contención es puesta a prueba cuando conoce a Evaristo Rivas (Emiliano Zurita): entre los dos hombres existe una atracción intensa y a de la Torre le costará cada vez más mantener las apariencias frente a su esposa. Si bien el trabajo de desarrollo de personajes es pobre, se reconoce que ‘El baile de los 41’ es una de las pocas producciones mexicanas comerciales que no ridiculiza la diferencia y que los problemas esbozados siguen vigentes hasta nuestros días.

 

2. ‘Special’ (2021), de Ryan O’ Conell

El 20 de mayo llegó a Netflix la segunda temporada de la ficción de Ryan O’ Conell, que partiendo de la experiencia en primera persona narra lo diferente que es la vida para las personas que no entran en los cánones. Lo anterior por supuesto es más evidente cuando se vive con parálisis cerebral, como en el caso de O’Conell, quien por problemas presupuestales terminó interpretando al protagonista.

En esta segunda temporada, además de que los episodios son ligeramente más largos, vemos que Ryan Hannes (Ryan O’Conell) no sólo continúa con la búsqueda de su lugar en el mundo y del amor, sino que tendrá que resolver problemas familiares que dejó inconclusos (la relación tirante con su madre), la misma presión laboral (su jefa no teme hacerle saber que lo despedirá si no escribe algo pronto), pero afortunadamente cuenta con el apoyo de sus amigos (aunque Kim también enfrenta sus problemas) y parece que el amor por fin toc a su puerta… ‘Special’ es esa bocanada de aire fresco en materia de representación y de las experiencias homosexuales.

[Te puede interesar ‘Descubre el origen del mes del Orgullo (Pride month)‘]

 

3. ‘El cazador’ (2020), de Marco Berger

El abordaje de la sexodiversidad en América del Sur es simplemente brillante y el argentino Marco Berger es un nombre que no necesita presentación: desde la tensión sexual en ‘Hawái’ hasta la pasión de ‘Un rubio’, sabemos que sus producciones —donde la contemplación, la pulsión homoerótica y el deseo no resuelto siempre están presentes— no nos dejarán indiferentes y las comentaremos por bastante tiempo.

En el ‘El cazador’ vemos como Ezequiel (Juan Pablo Cestaro) entabla una relación aparentemente inofensiva con Mono (Lautaro Rodríguez), un chico al que conoció en el parque después de que un compañero del colegio declinara sus intentos de seducción. Y aunque en un primer momento parece un caso de seducción convencional, pronto el juego se convierte en una cacería en la que la figura de Chino (Juan Barberini) muestra que existen intereses mucho más turbios: los adolescentes son presas y carnadas: ¿qué está dispuesto a hacer Ezequiel para escapar?

google banner

4. ‘Halston’ (2021), de Daniel Minahan

Aunque en el siglo XXI no es evidente, muchas casas de moda y nombres de diseñadores definieron la historia (Hugo Boss y sus vínculos con el Tercer Reich) y la cultura pop. Cuando hablamos de Halston (Ewan McGregor) nos encontramos con el segundo caso: los icónicos sombreros que usó Jackie Kennedy son obra de este diseñador, quien también fue amigo de figuras como Liza Minnelli (Krysta Rodriguez) y Elsa Peretti (Rebecca Dayan).

Para quienes piensan que la historia se centrará en un hombre que creó un imperio de la moda, la producción les sorprenderá gratamente: Halston creó una era y son legendarias sus apariciones en Studio 54. Y si bien existen elementos históricos imprecisos en esta ficción y el protagonista no es interpretado por alguien parte de la diversidad sexual, la producción es entretenida y visualmente atractiva.

 

 

5. ‘Veneno’ (2020), de Javier Calvo y Javier Ambrossi

Una de las series más comentadas del 2020 fue la que crearon Javier Calvo y Javier Ambrossi: ‘Veneno’ . Y si ya es sensacional ver que se le da el lugar que merece a un referente específico, la felicidad aumenta cuando nos damos cuenta que no se cae en idealización de Cristina Ortiz y no por ello la ficción desmerece. Además, los Javis, conscientes de la importancia de la representación, apuestan por un reparto en donde la sexodiversidad es mayoría.

A través de ocho episodios conocemos la vida de Cristina Ortiz: su infancia en Adra y la violencia con la que su madre le trataba, su llegada al Parque del Oeste (donde no fue recibida de buena manera), el golpe de suerte que la convierte en una de las principales figuras de la televisión española y, por supuesto, su ocaso a raíz de su relación violenta con Angelo. No obstante, y aunque lo parezca, esta serie no es un drama: si se presta atención es una historia de superviviencia, donde la amistad y la construcción de comunidad tienen un papel preponderante.

 

 

6. ‘Love, Victor’ (2021), de Becky Albertalli

Siempre es posible corregir el camino y lo cierto es que la segunda temporada de esta serie destaca no sólo por su calidad audiovisual, sino por atreverse a retratar relaciones y acciones humanas; atrás quedaron los días en los que esta serie se sumaba a las producciones que se centran en el autodescubrimiento y la salidad del armario. Además, el cambio continuo en la dirección, más un trabajo coordinado por parte del amplio equipo de guionistas le da profundidad a una serie que de mantener el nivel podría convertirse en un referente.

El amor entre Victor (Michael Cimino) y Benji (George Sear) es fuerte y decidieron formalizar su relación durante las vacaciones, pero ¿cuáles serán las consecuencias de hacer su romance público? Y es que el ambiente deportivo, en el que se desenvuelve el protagonista, sigue siendo machista. La anterior, por supuesto, no es la única cuestión que deberán enfrentar los novios y con una profundida que nadie veía venir en diez episodios retrata lo díficil que puede resultar para los padres (incluso cuando aman a sus hijxs) aceptar su orientación sexual, la repulsión que existe hacia lo femenino por parte de los hombres homosexuales, la importancia de tener amistades parte de la sexodiversidad, los desafíos que enfrenta una persona racializada, lo desgastantes que son las labores de cuidado y más si se conjugan con alguna enfermedad y un largo etcétera. Una serie para las juventudes que además se puede ver en familia.

Compártenos tus impresiones sobre nuestra selección y en la sección de comentarios cuéntanos que expresiones artísticas y culturales te gustaría que incluyéramos en el Especial del Mes del Orgullo 2021: pintura, música, letras… Por último, te invitamos a que nos sintonices el miércoles próximo. Hasta entonces.