jardines-ecologicos-alternativa-el-medio-ambiente

Jardines ecológicos, una alternativa para cuidar el medio ambiente

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El cuidado del medio ambiente debe ser una tarea compartida, entre más personas se involucren, los resultados serán más positivos y se logrará el cambio que se ha estado buscando.

He expresado mi inquietud por proteger la naturaleza a distintas instituciones, a través de proyectos y propuestas en pro del ambiente, pero uno no siempre obtiene los resultados esperados.

Una propuesta que he estado buscando se materialice, está basada en la implementación de acciones alternativas para impulsar la participación de la sociedad en lo que se refiere a la conservación y cuidado del medio ambiente.

Entre  las acciones que se busca se implementen está la habilitación de espacios en zonas urbanas para la creación de jardines ecológicos, así como dar los instrumentos y herramientas necesarias a las personas para que contribuyan y participen en la realización de los mismos, garantizando así el derecho a vivir en un medio ambiente sano.

Muchos de los que quieren un jardín compran por $30, costales de tierra sacados de bosques, riegan el pasto durante horas y al mediodía, para que “agarre”, y compran flores exóticas a vendedores no certificados que también han saqueado las plantas. El resultado es un jardín que no es verde.

ciudad
Fuente: iagua.es

Se compran para remediar la tierra erosionada pero muchas veces contienen tierra que se ha saqueado de los bosques, por lo que se daña un área verde para establecer otra.

Cuando se riega a media mañana se necesita el doble de agua porque la mitad se evapora con el sol. Para regar un metro cuadrado se requieren 2.5 y 3 litros de agua, con clima fresco se puede bajar a 1 litro.

Hay ejemplos muy claros de especies que se trajeron a México y no fueron favorables, como el eucalipto australiano que llegó en los años 30 porque se podía plantar en zonas con poca profundidad en el suelo. El eucalipto ganó la competencia con las especies locales y fue secando los mantos acuíferos. No es lo mismo tener especies locales que favorecen las áreas y permiten que sigan llegando los animales locales, a que se tengan otras especies que pueden crear cierto desequilibrio ecológico. Cuando metes un organismo a una ecosistema, compite con lo que hay y el problema radica en que si no existe un predador u otro organismo que lo controle se convierte en plaga.

[Te puede interesar ‘Copa menstrual, una alternativa ecofriendly que te hará ahorrar mucho dinero‘]

Los fertilizantes contaminan el suelo y el agua, además de que hace desaparecer a muchos de los microorganismo que mantienen las áreas verdes vivas y trabajando. Además puede ser peligroso para los perros o los niños que jueguen en el jardín.

Así pues, la jardinería ecológica está surgiendo como una alternativa mucho más económica, que cuida el medio ambiente y nuestro bolsillo.

verde
Fuente: plataformaurbana.cl

La apuesta no tiene que ver con el uso y abuso de fertilizantes, abonos y pesticidas bio que, aprovechando la moda de lo ecológico, a menudo se comercializan a precios excesivos.

Si bien en ocasiones nos interesa optar por tierra orgánica, abonos, plantas y plaguicidas orgánicos adquiridos en comercio, casi siempre encontraremos otras opciones más económicas y no por ello menos ecológicas.

Para la creación de estos jardines es necesario prescindir en la mediada de los posible de las plantas estaciónales. No solo por el gasto que supone renovarlas o sustituirlas, sino porque no suelen ser plantas autóctonas y su cuidado requiere más complicaciones que las plantas nativas más adaptadas al entorno.

Lo más conveniente es elegir plantas autóctonas que crezcan bien, fáciles de cuidar, que prácticamente vayan solas, a ser posible plantarlas a partir de semillas procedentes de bancos de semillas y lo ideal es que sean de agricultores o jardineros de la zona, y sería ideal preferir especies que estén en peligro de extinción. Si se guardan las semillas y se establece contacto con personas que formen parte de comunidades que tengan un banco de semillas se conseguirán plantas más adaptadas al lugar. Lo que se traduce en un menor gasto y en la posibilidad de conseguir plantas ecológicas y a menor coste.

Es conveniente no utilizar plantas que requieren un riego intensivo. Otro aspecto clave en la creación de jardines ecológicos es la distribución de las plantas de manera inteligente ya que ayudará a conseguir un menor gasto de agua.

jardineria
Fuente: cinconoticias.com

Es necesario tener conocimientos sobre el mejor diseño en función del tipo de plantas y orientación del jardín, lugares de sol y sombra, etc. para poder colocar las plantas de forma estratégica. Porque más vale una zona reducida, pero controlada y bien planificada, que un jardín grandísimo que requiere de una gran cantidad de agua, mucho trabajo y gasto.

El abono que se utilice es un aspecto fundamental para ahorrar. Las opciones son muchas, desde la fabricación de compost casero hasta el aprovechamiento de las cenizas, el uso de estiércol (comercializan un tipo de estiércol a nivel sanitario) y de otros tipos de abonos orgánicos. Se pueden comprar en viveros certificados costales de tierra de cultivo o de lombricomposta que, además, funciona como fertilizante natural y cuesta unos $5 el costal y si se utiliza bien y si se le añade un poco de hojarasca es equivalente a cuatro o cinco costales de tierra.

También es posible hacer fertilizantes orgánicos con cáscaras de huevo o, por ejemplo, con cáscaras de plátano, sin necesidad de seguir todo el proceso de fabricación de compostaje. Se pueden utilizar métodos plaguicidas naturales que son muy variados. Se consiguen grandes resultados controlando las plagas con plantas o mediante soluciones preparadas con plantas, frutas, hierbas y otros ingredientes bio El líquido que sale de la lombricomposta también se puede emplear para combatir plagas.      

Podemos ahorrar el agua de lluvia en un barril de lluvia que se puede comprar o fabricar o también en otros sistemas de recolección de agua pluvial, para que sea utilizada en el riego de las plantas del jardín. O procurar plantas que pueden ser más duraderas, de tipo arbusto, suculentas e incluso arbolitos.

Es importante convertir el jardín en un refugio para la biodiversidad. Entre otras cosas, dando importancia a las malas hierbas pero de manera controlada, eligiendo plantas que atraigan polinizadores, poniendo alguno que otro nido y comedero para pájaros y poniendo piedras o troncos para que pequeños reptiles e insectos encuentren un hogar donde vivir y reproducirse.

google banner

medio-ambiente
Fuente: jardineriaon.com

En muchos casos, además, serán especies vulnerables o en peligro de extinción.

Todas las acciones expresadas en líneas anteriores, son acciones que no implican un gasto considerable si se pretende crear espacios ecológicos en las zonas urbanas, además que son acciones que tendrán alto impacto en la preservación del medio ambiente, ya que incluye desde la conservación de la flora local hasta el ahorro de agua; quizá tendrá un costo llevarlas a acabo, pero a la larga estos jardines ecológicos podrán sustentarse de los elementos naturales que allí mismo se encuentren. No debemos olvidar también que con esto se incentiva la participación de varios sectores de la población en relación al cuidado y funcionamiento de estos lugares y por ende tener una conciencia ambiental, que puede ser transmitida  a las futuras generaciones.

ecologia
Fuente: ecologiaverde.com

Si te gustó la nota, no te olvides de regalar un “me gusta”, dejar tus comentarios y compartir.