cantantes-mes-del-orgullo

Cantantes imperdibles en el Mes del Orgullo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El Mes del Orgullo continúa y el 2020 sigue rompiendo esquemas: ahora, los intentos de articulación entre la lucha de la comunidad sexodiversa y de la comunidad negra —en Estados Unidos— están generando una sinergia interesante. El tiempo dirá si el esfuerzo de las dos comunidades periféricas logra su cometido. Mientras tanto, llegó el momento de hablar de cantantes parte de la comunidad LGBT+ que están rompiendo esquemas.

Y es que de acuerdo con organismos internacionales, tanto gubernamentales como no gubernamentales, la comunidad LGBT+ sigue enfrentando discriminación en prácticamente todas las esferas del mundo laboral. El año pasado recordábamos a hombres gay que lograron abrirse paso en  uno de los universos más homoerótico, pero también más machista y homofóbico: el deportivo. La semana pasada revisábamos la  literatura sexodiversa, que se presenta como un espacio más plural en materia de voces. Hoy toca adentrarnos las personalidades musicales.


1. La Bruja de Texcoco

La industria musical es una bastante particular. Aunque han existido y existen cantantes no heterosexuales —Freddy Mercury y sir Elton John, respectivamente—, muchas compañías prefieren que sus artistas, especialmente masculinos, vendan una imagen hipersexualizada y “masculina” (lo que sea que eso signifique) con el afán de atraer más audiencias y consumidoras: ahí tenemos los casos de Ricky Martin y Pablo Alborán.

Por ello, resulta inspirador ver como La Bruja de Texcoco ha logrado abrirse camino en una industria que es marcadamente homofóbica. Y su historia es francamente fascinante: Octavio, físico y músico, fue un día a una cabaña en Texcoco para amenizar una fiesta y allí se encontró con la bruja, a la que define como libertad, diversión, chupe y canto. Desde ese día ambas personas comparten el mismo cuerpo y a pesar de los temores iniciales de Octavio, la bruja irrumpió en la escena musical.

La Bruja de Texcoco
Fuente: indierocks.mx

La reivindicación de la tradición mexicana —desde los vestidos istmeños hasta los tocados—, pasando por sus conocimientos musicales, especialmente en materia de interculturalidad musical —de los sonidos prehispánicos y su fusión con ritmos españoles—, sin olvidar sus magistrales interpretaciones de huapango, sones jarochos o istmeños, hacen que ver sus interpretaciones sean toda una experiencia.

Su peculiar voz y característica estética vuelven a sus canciones un deleite. El álbum De Brujas, Peteneras y Chachalacas puede escucharse en Spotify y sus vídeos se encuentran disponibles en YouTube. Definitivamente hay que seguirle la pista, pues promete revolucionar el universo musical.


2. Joy

La cantante que forma con su hermano el dueto conocido como Jesse y Joy causó conmoción en México al declarar que esperaba a su primer bebé el 17 de abril de 2019, en compañía de su esposa. Además, señaló ser partidaria del amor sin etiquetas y que conoció al amor de su vida —Diana Atri— hace siete años. Así, una de las cantantes más populares en español dejaba fría a la sociedad mexicana.

A pesar de las críticas, el apoyo para la pareja no se hizo esperar y Joy y Diana, en compañía de su hija Noah, ocupan la portada de la Revista Quién de este mes. Además no han perdido la oportunidad de luchar por una sociedad más incluyente en donde quepamos todxs, a pesar de más de uno tacho de exageración que Joy alzará la voz para señalar que en la hoja de solicitud del pasaporte de su hija no existía la opción de registrar a un matrimonio lesbomaternal pues se pedía el nombre del padre y de la madre.

oy Huerta Diana Atri
Fuente: infobae.com

Por supuesto, en más de una ocasión ha utilizado sus redes sociales para señalar que significa para ella este Mes del Orgullo y quedé gratamente sorprendido con el lanzamiento del sencillo ‘Love (Es Nuestro Idioma)’ hace dos días, realizado con el apoyo de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) y ONU SIDA, en donde se habla de lo problemáticas que son los esfuerzos para corregir la orientación sexual e identidad de género (ECOSIG) —mal llamadas terapias de conversación— y de como estos vulneran los derechos humanos de las personas LGBT+.

En un país marcadamente machista y misógino como México, se agradece la labor de esta cantante en la lucha por el reconocimiento de todos los derechos humanos para la comunidad sexodiversa. Esperemos que en la medida de sus posibilidades continúe con el apoyo y la visibilización, pero por lo pronto fue refrescante ver su canción dedicada al amor, ¿tendremos en el futuro baladas sobre el tema? Sigamos pendiente de su trabajo musical para descubrirlo.


3. Lil Nas X

Ya señalábamos algunas de las complicaciones que enfrenta la heterodisidencia en la industria musical. Ahora, si tomamos en consideración los estereotipos y construcciones que se han realizado alrededor de la masculinidad en grupos poblacionales específicos, en este caso los hombres negros en la Unión Americana, el escenario se complica más. Y los retratos hipermasculinos presentados en series y películas contribuyen a empeorar la situación: el hombre negro como un macho con una actitud casi predadora frente a las mujeres, especialmente blancas (¿ven por qué BLM importa?).

Estamos, por supuesto, hablando del caso del rapero Lil Nas X, quien encontró primero en las redes sociales y después en la música las plataformas para expresarse. Durante sus años de adolescencia rezó para que su homosexualidad fuera solo una fase y se convirtió en una celebridad de internet gracias a su habilidad para crear memes. De hecho, hasta hoy se afirma que él fue el administrador de una de las principales cuentas de apoyo a Nicki Minaj. Así, el joven pasaba su tardes en el mundo de las redes sociales, conectándose con personas con su mismos gustos musicales, a pesar de que para sus compañeros daba la imagen de ser un chico retraído que no realizaba actividades extracurriculares.

lil nas
Fuente: sentaai.com

A prueba de ensayo y error encontró en Twitter la plataforma que estaba buscando para expresarse —antes probó suerte con Facebook, Instagram y Vine. En 2019 decidió dar forma a sus inquietudes musicales con una de las canciones más populares en la historia de la música ‘Old Town Road’. Lil Nas X creó memes para promocionar su sencillo y que este fuera empleado en el #Yeehwa Challenge de Tik Tok. Lo demás es historia: la canción fue un éxito y tanto músicos como críticos musicales han intentado descifrar las claves que la llevaron a convertirse en la canción que más tiempo se ha mantenido en la posición #1 del Billboard Hot 100: estuvo en la cima 19 semanas.

El último día del Mes del Orgullo de 2019 Lil Nas X hizo púbica su orientación sexual y por supuesto las críticas y los ataques no se hicieron esperar: no fueron sorpresivas las descalificaciones y ofensas por parte de figuras y partidarios del rap y el country —géneros en los que el estadounidense ha incursionado—, pero si sorprendió que los exponentes del hip hop salieran a atacarlo, visibilizando que en ese género existe una homofobia latente. De cualquier forma, el cantante de 21 años no se deja intimidar y continúa expresándose como quiere tanto en canciones, vestuarios y fotografías que sube a sus redes sociales.


4. Morganna Love

Esta cantante de ópera es un nombre conocido en la escena cultural de México, aunque reconozco que con la pandemia en curso no había dado mucho seguimiento a sus proyectos recientes. Por ello, me alegró ver que estaba incluida en la lista de Mujeres Poderosas 2020 elaborada por Forbes. Y la verdad no es para menos.

Morganna Lov

Probablemente la mayoría recuerda el nombre por el documental Made in Bangkok (2015), ópera prima de Flavio Florencio, donde de primera mano fuimos testigos del motivo del viaje de la cantante a Tailandia. Desde ese momento recibió bastante atención y consciente de esto aprovechó para publicar En el cuerpo correcto: el primer testimonio de una mujer trans en México (2017), en donde hace un registro de lo que significa ser mujer trans en un país donde la expectativa de vida para las personas trans es de 35 años.

Simplemente con existir la comunidad sexodiversa en México realiza un acto político, en el que por supuesto se pone en peligro, aunque para cierto grupo —la comunidad trans—, el riesgo es mucho mayor. Por ello se agradece que además de deleitar con su prodigiosa voz, Morganna comparta su experiencia en un intento de cambiar las percepciones erróneas —usualmente combustible de odio—, que detonan los asesinatos contra su comunidad. Y por supuesto, en su labor cultural, promueve adaptarse al ciberespacio para poder continuar con la difusión de las artes en el país.


Compártenos tus impresiones sobre nuestra selección de cantantes LGBT+ en los comentarios y no temas en sugerirnos a los que conozcas para que apoyemos su trabajo. Te esperamos la siguiente semana, pues hablaremos sobre los desafíos que enfrenta la comunidad sexodiversa en México y el mundo y presentaremos algunas hipótesis alrededor de construir sociedades incluyentes.

comparte la nota
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
notas relacionadas