super-mario-bros-juego-mas-caro

‘Super Mario Bros’, el juego más caro del mundo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Si guardas un videojuego, consola o accesorio por algún tiempo puede resultar en que su valor aumente muchísimo, especialmente si lo mantienes en su empaque original y sellado. Por ejemplo, un cartucho original y en buen estado de Earthbound puede llegar a costar hasta 20 mil pesos.

Sin embargo, un cartucho de 1985 de Super Mario Bros. para NES acaba de romper récords y se ha coronado como el videojuego más caro de la historia, siendo vendido en una subasta por $114,000 dólares. Pero, ¿cómo fue que un simple cartucho de Super Mario Bros. llegó a valer tanto?, una pregunta totalmente válida, especialmente cuando es posible conseguirlo por apenas 500 pesos en internet.

Super_Mario_Bros.

Lo primero que hay que tomar en cuenta es que no es cualquier cartucho, pues tiene una calificación de 9.4 de 10 otorgada por WataGames, sitio especializado en calificar videojuegos coleccionables; por lo que este 9.4 implica que está casi en perfectas condiciones, además de que nunca ha sido abierto, aspecto sumamente importante para los coleccionistas.

Otro punto importante es que es una copia excepcionalmente rara, pues se trata de uno de los primeros 17 juegos del NES producidos en Estados Unidos en 1985, los cuales no venían envueltos en plástico sino sellados con un sticker. Nintendo dejó de envolverlos de esta manera en 1986 ya que se dieron cuenta que esto maltrataba las cajas, por lo que optaron por cambiar a cajas envueltas en plástico transparente.

google banner

Estas copias selladas con un sticker fueron vendidas solamente en Nueva York y Los Ángeles entre octubre de 1985 y marzo de 1986, un periodo de tiempo bastante corto. Después de estas fechas, se comenzaron a vender las copias envueltas en plástico transparente.

Super_MarioBros_subasta

Finalmente, esta copia de Super Mario Bros. es la primera de las 11 versiones que tuvo la caja entre 1985 y 1994; entre los cambios que se le hacían a la caja figuraban los ajustes a las imágenes y textos, así como a los materiales con los que se fabricaban.

[Te puede interesar ‘‘Indivisible’, la joya indie que tienes que checar‘]

Y aunque el precio pueda parecer exagerado, no es la primera vez que se ven este tipo de transacciones dentro del mundo del coleccionismo ‘geek’. A principios de este año se vendió por $360,000 dólares el prototipo del legendario Nintendo PlayStation; de igual manera, a finales del año pasado se vendió por $195,000 dólares una rara carta coleccionable de Pokemon.