Matrix

‘Matrix’, un guion tan bueno que da para 4 películas y más

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Con la esperada cuarta parte para la saga de ‘Matrix’, una saga de culto, nos dimos a la tarea de reflexionar acerca de los grandes logros guionísticos de esta película.

Los Wachowski trabajaron durante cinco años y medio en su guion y realizaron 14 borradores diferentes hasta llegar a la versión final, el arduo trabajo, rindió frutos y catapultó a sus escritores y directores a la fama construyendo una franquicia millonaria.

El film de 1999 revolucionó el cine de ciencia ficción, hizo toneladas de dinero en taquilla y ha sido analizada desde muchos aspectos: el social, el cinematográfico, el crítico, como fenómeno de cultura y hasta filosóficamente; pero como bien dicen, lo más importante de una película es su guion, luego su guion y hasta el final su guion, y eso es muy cierto, por lo cual revisitiaremos el gran script realizado por los entonces hermanos Andy y Larry Wachowski (ahora Lana y Lilly).

Matrix

Neo el elegido

Hay un sin fin de teorías que sugieren cuál debe ser el punto de partida de una película, algunos dicen que debe ser la misma historia y otros apuntan a que es el protagonista, no entraremos en dicho debate, pero lo que es cierto es que tanto el protagonista como la historia deben ser una unión perfecta en que uno empuje al otro hacia una serie de conflictos para una resolución.

En el caso específico de ‘Matrix’, es a todas luces la historia de Neo, (aunque haya ideas disparatadas que dicen que el protagonista es Smith). Neo es un hombre que hace el trayecto de un simple empleado al salvador del mundo, este mundo tiene una particularidad, ha sido construido como una fachada impuesta ante los ojos de los humanos, “una cárcel para la mente” como dice Morpheus.

El mundo aquí presentado tiene dos realidades la Matrix (el mundo como lo conocemos) y esa realidad post-apocalíptica, ambos están regidos por la supremacía tecnológica, en el mundo de Zion las máquinas van ganando la guerra y tienen más posibilidades por que tienen más tecnología, en el mundo “real” Neo es apabullado por su superior, rebajado a cumplir sus obligaciones como empleado de una compañía, que no podía ser de otra forma, tecnológica.

Matrix

De tal forma el señor Anderson es un hombre inconforme con su existencia, transgresor de reglas y sobre todo retador ante la autoridad, a final de cuentas le pinta el dedo a un atemorizante agente que lo tiene encerrado en un cuarto, es taciturno, pero a la vez curioso, pero más importante, no cree en esa “basura del destino” de tal forma que desde los primeros instantes se van sembrando las semillas para conocer el carácter de este elegido. La construcción del personaje hecho por los Wachowski, es trabajo hecho desde el guion.

[Te puede interesar ‘Películas similares a ‘Stranger Things’‘]

El Cambio

Lo anterior nos da paso a una de las máximas del cine, la cual nos habla de que son historias de oportunidad. Neo se enfrenta como todos los grandes protagonistas de las grandes películas a una decisión, seguir en su mundo o conocer una verdad.

Esta verdad le obligará, y hago énfasis en la palabra obligará a modificar sus creencias, a adentrarse a un mundo totalmente diferente y a obrar en consecuencia, el momento específico es la elección entre la pastilla roja y la azul.

Matrix

El cambio tiene que ser tan tajante que a nadie le quede duda de que es irreversible, Neo escoge la verdad, de nueva cuenta por su personalidad curiosa y da los primeros pasos a una travesía que lo harán convertirse en un héroe.

Es en este momento que después del despliegue de tramas a un ritmo más o menos tranquilo, nos embarcamos en la primer bajada a toda velocidad de la montaña rusa que se vuelve ‘Matrix’.

Un universo expandible

Un gran acierto también construido desde el guión es el universo al que somos presentados, el mundo es una simulación hecha por computadora, las leyes se pueden romper, hay coreografías de karate y kung-fu espectaculares, existe el “bullet-time” y esto apenas va empezando, nosotros como audiencia pedimos ¡más por favor!

Desde la construcción de un guion es donde se siembran las semillas para expandir las franquicias, y vaya que se hizo bien, tres películas, tres videojuegos, cómics, una animación y una cuarta entrega solo son fruto de un trabajo hecho a conciencia al crear una historia con un mundo que pueda extenderse sobre sus cimientos.

Matrix

La meta

Ya que se ha planteado el mundo, los personajes y conocemos el pasado, la película debe plantear una nueva meta, que a final de cuentas define la resolución de esta historia, Neo ha sido vaticinado como el elegido y su objetivo final es liberar a la humanidad del yugo de las máquinas.

Lo interesante de ‘Matrix’, a diferencia de otras películas que tratan el tema de un mesías es que construye su intriga a partir de la duda de ser el elegido con un gran suspenso. Esto ocurre en la escena en que Neo visita a la Pitonisa y ella le dice “lo siento, tienes el don, pero parece que estás esperando por algo, tu próxima vida, quizás”.

Una suerte de diálogo genial, que nos dice de forma críptica lo que va a ocurrir, pero despistándonos a tal grado que como espectadores no nos queda mas que sentir tristeza por que Keanu Reeves no va a salvar al mundo.

Estoy seguro que muchos en la sala de cine nos preguntamos y ahora qué va a pasar, no tenemos elegido, pero bueno, vamos a ver cómo este muchacho se esfuerza al máximo no por cumplir una profecía, sino por salvar a las personas que le importan, curiosamente ese es justo el camino que lo lleva a ser “The One”.

Debo de confesar que cuando vi ‘Matrix’ por primera vez pensé que el catalizador con el que Neo descubre su cualidad de elegido me pareció algo «cursi», pues viene después de que Trinity le dice que no puede estar muerto porque lo ama y le dijeron que se enamoraría del elegido. Hoy en día creo que este punto en particular tiene una sutileza narrativa tan genial que cierra todo el discurso presentado en la película, no es acaso como dice el oráculo, «ser el elegido es como estar enamorado», ser el salvador no depende de otra cosa mas que de una decisión, una revelación y también una motivación, lo que puede definirse como el amor.

Matrix

El arco de transformación

Un personaje es tan grande como su cambio, la oportunidad que se le plantea debe ser tan trascendental que lo obligue a modificar todo su ser. Aquí Neo logra erigirse como la salvación de la humanidad, pero no lo logra por que fuera el mejor en aprender cosas conectado a una computadora o por romper las reglas o por ser el más fuerte o rápido, lo hace por que su camino lo lleva a una transformación tal que lo lleva a “creer” firmemente que lo es.

Neo cumple una de las transformaciones más espectaculares que hemos visto, al principio es un hombre subyugado al sistema, esclavo de todo, incluso de la propia gravedad que lo obliga a estar dormido sobre su teclado y su imagen final, testimonio de dicho cambio es en donde él ha sido capaz de liberarse, incluso de las leyes físicas y es capaz hasta de volar, no fue una exageración, sino el final perfecto para mostrar que todo es posible.

Es por eso que ‘Matrix’ más allá de ser meramente un producto de ciencia ficción, con coreografías de combate espectaculares y efectos revolucionarios, es un trabajo filosófico y narrativo bastante bien estructurado y organizado para ahondar en un mismo universo con un sinfín de historias que traten de la libertad, el propósito, el amor, el destino y las decisiones como creadoras de nuestra realidad, todo gracias a un guion genial que se finalizó en 1999.

Matrix