pelicula-las-formas-antiguas

‘Las formas antiguas’ una maldición o bendición para la brujería mexicana

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Hace poco en una conocida plataforma se dio a conocer una cinta que benevolentemente fue ambientada en Catemaco, Veracruz; con el objetivo de proyectar la esencia de los brujos que ahí habitan y que han ganado popularidad no solo en todo el países, sino que también ha logrado traspasar fronteras internacionales; (te recomiendo que antes de seguir leyendo, veas la película, puesto que a partir de ahora te encontrarás con algunos spoilers).

‘Las formas antiguas’ es el nombre de esta película, la cual tiene buenas intenciones de querer que el espectador se vea atraído por el aire de misticismo que tiene a primera vista; sin embargo, con el pasar de los segundos, la trama puede verse envuelta por esos aires hollywoodenses que por un instante la hacen pasar como una de esas tantas películas en las que se espera que salga el villano u monstruo de golpe con el único objetivo de causar gran impacto. Para empezar, tenemos a la protagonista, una niña que pese a crecer en medio de una localidad rodeada de brujos, por alguna “extraña” razón, resulta ser ajena y escéptica a los temas sobrenaturales, ¿Por qué?, pues para hacer la trama más interesante y aplicar el dicho de: “aquellos que no creen son los primeros en morir”.

antiguas
Fuente: futbol.radioformula.com.mx

Tema central 

La historia, se centra en una joven periodista que viaja de nueva cuenta a la localidad en la que nació para escribir un artículo referente a la brujería que se realiza en Catemaco. La joven, a quien por cierto secuestran y retienen como si fuera la mismísima hija de Satanás, se encuentra poseída por un poderoso demonio al que intentan sacar por medio de un exorcismo. Si bien, la música y algunos de los rituales que en la cinta aparecen, se encuentran inspirados en la autentica cultura que rodea a Catemaco, ese sentimiento hollywoodense vuelve a aparecer por instantes, opacando un tanto el sentimiento que la película busca transmitir.

Esta película, tenía una gran fuente de inspiración para poder enfocarse en la vida de todos aquellos brujos y de sus costumbres (claro, con sus limitantes ya que es bien sabido que no todos aprueban que su estilo de vida sea filmado). Con forme la cinta transcurre, algunos seguramente se remontarán a la película de ‘Apocalypto’ del año 2006, dirigida por Mel Gibson.

[Te podría interesar: ‘‘Cloud Atlas’, una interpretación a nuestras vidas pasadas‘]

El terror definitivamente se encuentra en esta cinta, y te hará experimentar esa sensación de incomodidad, sin embargo; vuelve a proyectar esa imagen fantasiosa que gira en torno de la brujeria, lo cual no está mal, si esa era su intención, en lugar de darle un toque un tanto realista sobre la magia que en Catemaco existe, y que por cierto; como todo en esta vida, tiene su lado sumamente oscuro.

antiguas
Fuente: desdelacuna.net

¿Trama cliché? 

Esta película se desarrolla en uno de los lugares más emblemáticos del estado de Veracruz, su música y ambientación son leales a la cultura que están representando; sin embargo, la historia nuevamente se ve sumergida en una historia fantasiosa y meramente casual que lejos de haber tomado a los brujos de Catemaco como referencia, parece más bien, haberlos tomado para hacerlos pertenecer a una película de terror más. Si se es fanático de este género filmográfico, definitivamente esta película será aceptable y probablemente una de las favoritas entre el público, pero si se buscaba presenciar algo que profundizara en el verdadero misticismo que rodea a Catemaco, temo decir que ha carecido de relevancia.

Como conclusión, se puede afirmar que las intenciones de esta película por retratar literalmente el encanto de Catemaco, han dejando a la brujería mexicana en un punto intermedio, aunque con cierta inclinación hacia lo fantasioso y un terror que no necesariamente se enfatiza en la realidad, en la que por cierto adoptan el cliché de qué, luego de todo lo sucedido, el monstruo (en este caso demonio) quizá, no muere en realidad.

antiguas
Fuente: gq.com.mx