la-mujer-de-la-ventana-netflix

‘La mujer de la ventana’ de Netflix no logró cumplir expectativas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Amy Adams interpreta a una psicóloga que sufre agorafobia y presencia un crimen a través de su ventana, pero se cuestiona su juicio debido a los problemas mentales que sufre, sin embargo, la crítica no quedó del todo satisfecha con la propuesta del director Joe Wright.

El pasado 14 de mayo se estrenó en la plataforma Netflix ‘La mujer de la ventana’, protagonizara por Amy Adams y dirigida por el británico Joe Wright. Este largometraje tuvo que retrasar su estreno en cines debido a la pandemia y fue hasta este momento que se pudo apreciar en Netflix. Desde que se anuncio se tenían grandes expectativas tanto por el gran elenco que tiene (Amy Adams, Julianne Moore, Gary Oldman y Jennifer Jason Leigh),  por presumir ser un homenaje al gran Alfred Hitchcock y sus clásicos como “La ventana indiscreta” y “Vértigo”, pero sobre todo la interesante trama que mostraba tener y que se apreciaba en el tráiler.

Está película está basada en el libro de A.J Finn aunque los fans de la novela de misterio afirman que no se logró completamente plasmar la esencia del libro. Esta claro que es un reto retratar todo desde la perspectiva de una persona y conseguir confundir al espectador entre lo real y las alucinaciones sin caer en clichés o en escenas absurdas.

[Te puede interesar ‘‘Christine’, el suicidio de una reportera al aire‘]

la-mujer-en-la-ventana

Argumento

La psicóloga Anna Fox sufre de agorafobia(fobia a los lugares públicos) y mezcla sus medicamentos con alcohol lo cual le hace tener ciertas alucinaciones, en su día a día se entretiene espiando a sus vecinos. El detonante empieza cuando una nueva familia se muda frente a su casa, el hijo adolescente llega a su puerta ofreciéndole un obsequio y actúa como un chico tímido, frágil y traumado, lo cual conmueve a Anna pues ella es psicóloga infantil.

Durante un ataque de agorafobia, Anna es ayudada por quien ella cree es Jane Russell y pasan una tarde juntas. Posteriormente, Anna escucha unos gritos mientras se baña, corre a ver desde su ventana qué sucede y se da cuenta que Jane es asesinada. Inmediatamente llama a la policía, pero después de un desmayo en un intento por ayudar a Jane, despierta con los detectives y la familia Russell haciéndola ver que todo ocurrió en su cabeza y que Jane Russell está viva, pero no es la misma mujer que ella conoció. Anna se obsesiona y averigua hasta el más mínimo detalle pues ella está segura que no está loca.

La dura crítica

Pese a tener todos los elementos para convertirse en un gran filme, los críticos más estrictos no pudieron catalogarla más allá de una película palomera. Esto en principal medida a  ser considerada una mala copia de “La ventana indiscreta” pues existen muchas escenas plagiadas, incluso pareciera que solo se cambio el género al protagonista. De acuerdo a Justin Chang de Los Angeles times:

“Un psicothriller sobrecargado y absurdo (…) el tipo de película que le encantaría describirse como ‘Hitchcockiana’, pero esta comparación sería, en el mejor de los casos, pura apariencia”
Justin Chang
Pero esta razón no fue la única que no convenció a la crítica y a la audiencia más estricta, sino que el pasar a segundo plano las grandes personalidades de Julianne Moore, Gary Oldman, dejándolos como personajes obsoletos. Da la impresión que desperdiciaron a estos grandes actores y se centraron únicamente en la protagonista, cabe recalcar que la actuación de Amy Adams fue magnífica aunque puede que el libreto no la ayudará mucho.
Sin duda alguna, el hecho que más decepcionó a la audiencia, fue el guion: escenas muy predecibles, incongruencias en los diálogos y un punto de giro apresurado dando como resultado un climax no muy atrapante y un desenlace que, pese a que te muestra como la protagonista logró superar su enfermedad y desarrolló su personaje, no es el más convincente y deja una sensación tibia . Convirtiéndola en una película pasable para ver un fin de semana, pero nada más.
La mujer de la ventana

Elementos rescatables

Como ya dijimos anteriormente la interpretación de Adams fue excepcional, verdaderamente se metió en el papel y transmitió su desesperación ante la situación que atraviesa, a parte que físicamente también se notó su compromiso con el proyecto, pues subió algunas libras, tiene un aspecto descuidado, justo lo que atravesaría una persona confinada en su hogar hace meses.

La propuesta que utilizó el director fue el uso de elementos que distorsionan la realidad para tratar de que la audiencia vea la perspectiva de Anna y logre confundirse entre si es real o imaginario. Estos efectos visuales que ayudan en esta representación y una iluminación perfecta para ambientar el desorden que padece la protagonista.

google banner

En conclusión, no es una pésima película, simplemente prometió mucho al anunciarse y decepcionó a más de una persona que la esperaba ansiosamente. Por otro lado, es un largometraje entretenido que cumple con su función, la típica película dominguera que puedes disfrutar unas horas, pero no te deja un mensaje o sensación más allá que te haga recordarla a lo largo de los años o pasar a ser de tus favoritas. Una buena película palomera.

comparte la nota
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
notas relacionadas