gunpei-yokoi-inventor-game-boy

Gunpei Yokoi, el infravalorado inventor del Game Boy

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Cuando se habla de las grandes figuras detrás del éxito de Nintendo se nos viene a la mente Shigeru Miyamoto, Masahiro Sakurai o el difunto Satoru Iwata; sin embargo, está el caso del genio olvidado, Gunpei Yokoi, quien en su tiempo le dio una gran ventaja a Nintendo con sus inventos que para muchos, estaban adelantados para su época.

Gunpei_Yokoi_Game_Boy

Gunpei Yokoi era reconocido por ser un completo soñador, pero un soñador que supo llevar a la realidad sus increíbles inventos. Gracias a esto, Yokoi se convirtió en uno de los precursores de las consolas portátiles, dándole a Nintendo la gloria con el legendario Game Boy.

Pero, ¿Cuál fue el camino recorrido por Yokoi para llegar a inventar una de las consolas más populares de todos los tiempos?. Como buen genio, Yokoi mostraba una curiosidad e ingenio fuera de lo común desde temprana edad, por lo que se vió atraído por la ingeniería. Estudió Electrónica en la Universidad de Doshisha, completando su formación en 1965, mismo año en el que fue contratado por Nintendo.

Es importante recordar que en esa época Nintendo aún no incursionaba en el terreno de los videojuegos, sino que se dedicaba a la manufactura de cartas Hanafuda. Y Yokoi fue contratado justamente como el ingeniero responsable del mantenimiento de las máquinas utilizadas en la fabricación de las barajas de dichas cartas.

[Te puede interesar ‘‘High Score’, la nueva serie documental de Netflix sobre videojuegos y consolas clásicas‘]

Las responsabilidades de su nuevo puesto le daban a Gunpei Yokoi bastante tiempo libre, por lo que decidió montar un pequeño taller cerca de la fábrica de Nintendo en el que pudiera continuar dando rienda suelta a aquel ejercicio que tanto disfrutaba desde su infancia: diseñar y fabricar sus propios juguetes.

Las curiosas invenciones de Yokoi lograron llamar la atención del entonces presidente de Nintendo, Hiroshi Yamauchi, quien vio un gran potencial comercial en las creaciones del joven ingeniero, que lograba unir a los juguetes con la tecnología.

La primer invención de Yokoi que fue colocada por Nintendo en las tiendas fue un brazo extensible que permitía agarrar objetos, y vendió aproximadamente 1,2 millones de unidades. Al ver el éxito comercial de este primer juguete a cargo del joven genio, Hiroshi Yamauchi decidió colocarlo en la división de desarrollo de nuevos productos de Nintendo para poder explotar al máximo su potencial.

A partir de ese momento, Yokoi se dedicó a diseñar una gran variedad de juguetes que serían muy bien recibidos por el público japonés. La gran ventaja que el joven inventor le dió a Nintendo con respecto a sus competidores fue que la mayoría de sus juguetes incorporaban componentes electrónicos, característica que era poco habitual en aquella época y los dotaba de características que quedaban fuera del alcance de la mayor parte de los juguetes con los que competían.

Game_&_Watch_Nintendo

Pero el éxito de Gunpei Yokoi estaba apenas por comenzar, pues en 1980, él sería el responsable de crear el primer gran éxito comercial de Nintendo fuera de Japón: el Game & Watch, la primer consola portátil de Nintendo. Y este invento fue el que precisamente le serviría como base para desarrollar el más exitoso de sus inventos: el Game Boy.

Con la ayuda de Satoru Okada y de un pequeño grupo de ingenieros, Gunpei Yokoi comenzó a mediados de la década de los 80 a trabajar en una consola portátil inspirada en el Game & Watch, sin embargo esta nueva consola tenía una sorprendente capacidad: permitía ejecutar los juegos almacenados en cartuchos intercambiables; un gran paso considerando que los Game & Watch contienen un solo videojuego por consola.

Game_Boy_Nintendo

El nuevo Game Boy simplemente arrasó el mercado; a pesar de que SEGA, el principal competidor de Nintendo no tardó en lanzar el SEGA Game Gear a manera de respuesta del Game Boy, este nunca pudo ser superado. Las dos razones principales que colocaron al invento de Gunpei Yokoi en la cima fueron su diseño compacto, fácil de transportar y su ligereza; el hardware más avanzado de SEGA no fue suficiente para hacerle frente al Game Boy que fue creado bajo la premisa de “menos es más”.

Después del rotundo éxito del Game Boy, Gunpei Yokoi se aventuró a seguir creando y superándose a sí mismo, sin embargo, el estar adelantado a su época terminó siendo también su maldición; pues además de ser el padre de una de las consolas más exitosas de todos los tiempos, también fue el creador de uno de los peores fracasos de Nintendo.

Virtual_Boy

Virtual Boy, la última consola que creó Yokoi para Nintendo está lejos de ser una mala idea, de hecho es la mejor representación de un invento adelantado para su tiempo. Se trata de una consola con forma de visor binocular equipada con una pantalla que recurría a una matriz de diodos LED de color rojo capaz de restituir imágenes en rojo y negro. Algo muy similar a los populares lentes de realidad virtual de hoy en día.

Mario_Virtual_Boy

La consola se lanzó tanto en el mercado japonés como en el estadounidense en 1995, el problema radicó en que fue un fracaso en ventas; tal vez porque era muy diferente al resto de productos que Nintendo había ofrecido a su público hasta ese momento, tal vez porque fue simplemente una consola de videojuegos incomprendida.

google banner

Un año después del lanzamiento del Virtual Boy, Gunpei Yoko decide dejar Nintendo. No se sabe con certeza qué fue lo que lo orillo a tomar esta decisión; algunos creen que fue despedido debido al rotundo fracaso comercial del Virtual Boy, otros dicen que simplemente decidió salirse para emprender de manera independiente.

El final de la historia del genio olvidado y adelantado para su época termina de una manera trágica, pues falleció en un accidente automovilístico en 1997, poco tiempo después de haber finalizado el desarrollo de lo que sería su último invento, la WonderSwan, consola portátil coproducida con Bandai y que fue lanzada en 1999.