Jan-Svankmajer-stop-motion-crea-cuervos

El siniestro stop motion de Jan Svankmajer

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Jan Svankmajer es un director cinematográfico nacido en 1934 en Praga, Checoslovaquia (hoy República Checa). En 1964 comenzó su incursión en el movimiento surrealista checo con su primer cortometraje titulado ‘The Last Trick’, en el cual se esboza uno de sus más grandes talentos en el cine: el stop motion.

 

¿Qué es el stop motion?

Según el Diccionario Técnico de Cine, es cualquier técnica cinematográfica que utiliza la constante parada y puesta en marcha de la cámara para permitir un cambio en el sujeto durante el intervalo en el que la cámara no está filmando, lo que tendrá cierto efecto cuando la película positivada se proyecte de forma continua. O sea, cuando se hacen filmes con muchas fotografías, y en cada foto hay una acción distinta a la anterior.

alice-jan-svankmajer-stop-motion

 

¿Quién descubrió el stop motion?

El stop motion es una técnica que se descubrió por error gracias a George Méliès cuando, en 1896, su obturador se detuvo al realizar grabaciones en la Plaza de la Ópera de París. Al observar su accidente, se dio cuenta que los fotogramas se sustituían y otorgaban la impresión de personas y carruajes en movimiento. El propio Méliès narró su serendipia:

«La cámara que estaba usando, un aparato que a menudo se atascaba, produjo un inesperado efecto cuando estaba fotografiando. Durante un minuto, la gente, los autobuses y los vehículos que iban y venían, por supuesto, se habían movido. Al proyectar la película, vi un Madeline –ómnibus de la Bastilla– convertirse en un coche fúnebre y los hombres en una mujer. El truco de sustitución, llamado stop motion, fue descubierto, y dos días más tarde hice la primera metamorfosis del hombre en mujer y desapariciones repentinas teniendo un gran éxito.»

 food-jan-svankmajer-stop-motion

Películas de Svankmajer

En 1988, Svankmajer realizó su primera película con la técnica stop motion: ‘Alicia’; su segundo filme fue ‘Fausto’, en1994; y dos años más tarde, en 1996, presentó su tercera cinta: ‘Los Conspiradores del Placer’. En los tres se puede observar una mezcla de live action y stop motion en distintos tiempos de los filmes.

 

conspiradores-del-placer-jan-svankmajer-stop-motion

Esta mezcla despierta una incertidumbre intelectual respecto al carácter animado o inanimado de algún objeto o persona; o bien, la de que un objeto sin vida adopte una apariencia muy cercana a estar vivo.

Estas sensaciones son sumamente favorables para la producción de sentimientos de lo siniestro, de la incomodidad dentro de los filmes, sin la necesidad de ser de terror o suspenso. Sólo el uso de la técnica cinematográfica provoca este malestar general en los espectadores.

[Te podría interesar: ‘La primera película de la historia es de una mujer: Alice Guy‘]

fausto-jan-svankmajer-stop-motion

¿Por qué te incomodan las películas de Svankmajer?

Jan Svankmajer se ha pronunciado seguidor del trabajo de Freud. “Si en el subconsciente no hay nada, pues tampoco saldrá nada. Como habrán entendido, soy fan de Sigmund Freud. (…) Es en el subconsciente donde se encuentra la imaginación”, mencionó en una entrevista para la Cineteca Nacional.

food-jan-svankmajer-stop-motion

fausto-jan-svankmajer-stop-motion

Al simpatizar con el pensamiento psicoanalítico de Freud, se puede comprender el uso de sus ideas en el cine, no sólo a la hora de pensar, también, a la hora de grabar.

Por ejemplo, la idea de lo siniestro que, de acuerdo con Freud es…

“La duda de que un ser aparentemente animado, sea en efecto viviente; y a la inversa: de que un objeto sin vida esté en alguna forma animado, aduciendo con tal fin, la impresión que despiertan las figuras de cera, las muñecas «sabias» y los autómatas.”

fausto-jan-svankmajer-stop-motion

La técnica del stop motion es eso: hacer siniestros los objetos cotidianos. Les da una apariencia real para causar incomodidad en las películas. Además, siempre habrá algo de Svankmajer en ellas, será como tenerlo al lado asustándote y picándote las costillas cada vez que algo pase en las escenas.