como-era-la-vida-amorosa-de-los-mexicas

¿Cómo era la vida amorosa de los Mexicas?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Las relaciones personales son un elemento fundamental en la conformación de una sociedad, la forma en como nos acercamos a otras personas está condicionada por el medio social en el que nos desenvolvemos: la interacción fraternal, el desarrollo familiar, las prácticas sexuales… Así que te contaré un poco de la cultura de la intimidad que era costumbre en los indígena, en tiempos previos a la conquista.

Seguramente sabes que los Mexicas eran una comunidad guerrera, “eran buenos pa´ los chingadazos”, lo que les permitió conquistar pueblos desde el centro de México, hasta algunos territorios que conforman el actual estado de Chiapas.

Entonces al ser una comunidad bélica nuestra primera intuición se inclina a pensar que los Mexicas eran personas que estaban a merced de su densidad poblacional, pues necesitaban gente, guerreros que salgan a luchar y morir por la gloria de la gran Tenochtitlan y esto implica producir nuevos soldados, lo que podría hacernos pensar que los Mexicas era un sociedad que incentivaba de alguna forma la actividad sexual.

Sin embargo, revisando las fuentes históricas, nos damos cuenta de una conducta moral totalmente contraria. Tal parece que los Mexcias era una sociedad muy “mocha”, en extremo cohibidos y sancionados tanto jurídica como moralmente por ejercer su sexualidad.

Codice-borgia-sexualidad-mexicas


Según los cronistas

El fraile franciscano Fray Bernardino de Sahagún en su Historia General de las Cosas de Nueva España recopila la siguiente lección que le da un padre indígena a su hijo:

“Nota, hijo mío, lo que te digo, mira que el mundo ya tiene este estilo de engendrar y multiplicar, y para esta generación y multiplicación ordenó dios que una mujer usase un varón, y un varón de una mujer; pero esto conviene se haga con templanza y con discreción; no te arrojes a la mujer como el perro se arroja a lo que ha de comer, no te hagas a manera de perro en comer y tragar lo que le dan, dándote a las mujeres antes de tiempo; aunque tengas apetito de mujer resístete, resiste a tu corazón hasta que ya seas hombre perfecto y recio; mira que el maguey si lo abren de pequeño para quitarle la miel, ni tiene sustancia ni da miel, si no piérdese; antes que abran al maguey para sacarle la miel lo dejan crecer y venir a su perfección, y entonces se saca la miel”.

Efectivamente, como puedes notar, la cultura Mexica tiene un enorme predominio patriarcal, además de que se exhorta a los jóvenes de no dejarse ir por los placeres de la carne.


En los mitos

Lecciones como estas son recopiladas, por diversos cronistas, frailes en su mayoría. Así que podemos pensar que el texto está alterado por los prejuicios, tabúes y costumbres que imperan en el pensamiento judeo-cristiano. Sin embargo si nos vamos a la mito-historia indígena, podemos encontrar escenas dónde el ejercicio de la sexualidad es una acción castigada.

Por ejemplo: Mayahuel, diosa del pulque, es despedazada por sus tías/abuelas, las Tzitzimime, por haberse ido con Quetzalcóatl en una aventura romántica, fue encontrada fusionada en un árbol (lo que es un eufemismo de “hacer el delicioso”) y esto llenó de cólera a sus tías que la terminan matando. Y resucita para dar paso a la creación del pulque.

Coyolxauhqui, la diosa lunar, intenta matar a su mamá al enterarse de que estaba embarazada de su hermano Huitzilopochtli, todo porque fue una concepción deshonrosa.

Otro ejemplo, en Tula, Quetzalcóatl entra en deshonra al haberse enterado de que pasó la noche con su hermana, estaba muy “pedo” por culpa de Tezcatlipoca, y esto causa que se auto exilie y conlleva a la decadencia de la ciudad.

En estos tres ejemplos podemos notar un poco del pensamiento moral de los indígenas Mexicas, pues los mitos forman parte de una historia verdadera para los indígenas. Como bien nos ha enseñado el maestro Alfredo López Austin la función del mito es preservar y transmitir conocimiento, educan, además de establecer relaciones entre los hombres y la naturaleza, dan identidad y llegan a legitimar instituciones.

[Te puede interesar ‘Tetzahuitl, los mexicas explicando la conquista.‘]


En la Historia

Pero no sólo los dioses son castigados por dejarse vencer por sus pasiones carnales. Tenochtitlán entró en guerra contra Tlatelolco porque el gobernante tlateloca Moquihuix, le daba “vuelo a la hilacha” con sus mujeres y aparentemente se excedía con una de sus esposas hija de Axayacatl, tlatoani de Tenochtitlan. Lo que sirvió como pretexto para que estos dos pueblos entraran en guerra.

Además en Tenochtitlan existían castigos al adulterio, si un hombre era sorprendido con la mujer de otro el castigo podía ir desde el desgarramiento nasal hasta la muerte por lapidación.

Si bien la historia y las fuentes nos señalan a los Mexicas como una sociedad muy recatada y celosa de la libertad sexual, me inclino a pensar que eran totalmente opuestos a lo que su conducta moral nos indica, porque existían oficios como el de las Ahuianime mujeres dedicadas al entretenimiento, además de que si algo nos ha enseñado la historia es que una prohibición por más que sea ley, siempre se rompe.

comparte la nota
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
notas relacionadas