tonantzin-guadalupe-mistica-rosa-mexica

Tonantzin Guadalupe; la mística rosa mexica

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp

Cada 12 de diciembre se celebra una de las tradiciones con mayor auge en México. Son cientos, miles los peregrinos que viajan de diversas partes del país para visitar la famosa Basílica de Guadalupe ubicada al norte de la capital mexicana. Caminan largos trayectos con la única intención de agradecerle y verla en este día tan importante para el pueblo mexicano.

Si bien, en el siguiente articulo no entraremos en detalles sobre cómo y cuándo esta celebración surgió, sí nos encargaremos de hablar de su protagonista; nombrada por muchos como la virgen de Guadalupe, conocida por otros como «La Guadalupana» y por algunos más como Tonantzin; la diosa madre, perteneciente a la mitología mexica. 

tonantzin
Fuente: pinterest.com.mx

Tonantzin Guadalupe

Acorde con los escritos de algunos historiadores, antes de la conquista de los españoles, justo en el sitio en donde actualmente se encuentra establecida la basílica de Guadalupe (el cerro del Tepeyac), yacía un pequeño altar dedicado a la diosa Tonantzin; la diosa madre. A ella se le atribuía la vida y la fertilidad. En náhuatl, Tonantzin, quiere decir «Nuestra madrecita» (sí, lo sé; no te resulta familiar, ¿Verdad?). Durante mucho tiempo, esta similitud entre la virgen de Guadalupe y la diosa Tonantzin fue un tema bastante censurado ya que se hablaba de un posible plagio que buscaba suplantar a la diosa mexica con una representación española. De ser pareja divina del creador, pasó a ser la madre de Dios. 

[Te podría interesar: ‘Tuvalu, el país que está desapareciendo‘]

En su libro «Tonantzin Guadalupe», Miguel León-Portilla expone justamente las similitudes existentes entre Tonantzin y la virgen de Guadalupe. En este libro, el historiador mexicano, habla sobre las apariciones de la Virgen a Juan Diego y de la simbología similar con la que se representa a la «Lupita»(como también se le conoce de cariño) y a la diosa, entre ellos la importancia de la rosa y la asociación que esta tiene con el personaje femenino. Además de todo lo ya mencionado, el libro de León-Portilla muestra una de las más importantes composiciones indígenas que describen a detalle los milagros realizados por Tonantzin, así como sus apariciones. 

tonantzin
Fuente: desinformemonos.org

Madre de Huitzilopochtli

Tonantzin, de acuerdo a los manuscritos encontrados, era la madre de los cuatrocientos surianos, (dioses de las estrellas del sur), así como de la diosa Coyolxauhqui (diosa de la luna). En una ocasión, mientras la diosa realizaba penitencia en el cerro de Coatepec, una hermosa pluma cayó frente a ella, la cual tomó y guardo entre su pecho, ese fue el acontecimiento que llevaría a Tonantzin a quedar embarazada del dios Huitzilopochtli (dios de la guerra y del sol). El resto de los hijos e hijas celosos por este hecho y liderados por su hermana mayor Coyolxauhqui, intentaron asesinar a su madre; no obstante, Huitzilopochtli nació armado y dispuesto a defender a su madre, peleó contra cada uno de sus hermanos, derrotándolos con gran facilidad. Coyolxauhqui no fue la excepción, pues su hermano, le cortó la cabeza dejándola sobre el cerro de Coatepec.

Parte de esta leyenda cuenta que los cuerpos de sus hermanos fallecidos, descendieron cual estrellas sobre Tonantzin; esto a su vez explicaría el motivo de que sobre el manto de la virgen morena se encuentren precisamente unas estrellas grabadas; en resumen, podríamos traducir que la imagen de la guadalupana que actualmente conocemos y que resulta ser la misma que se le apareció a Juan Diego, representa una absoluta metáfora enfocada en esta leyenda. Recordemos que la hija primogénita de Tonantzin era la diosa de la luna, dicho eso, ¿Me podrías decir sobre qué se encuentra la virgen de Guadalupe parada?; sí, en medio de una luna. ¿Qué tal si esta imagen de la virgen morena no es más que una representación de lo acontecido con la diosa Tonantzin durante el nacimiento de Huitzilopochtli?. 

Sin importar, cuál sea su verdadero origen, lo cierto es que aún en nuestros días, en algunas partes de México, muchas personas se refieren a ella como Tonantzin Guadalupe, reavivando así la creencia de que todo este tiempo, hemos venerado a la diosa mexica. 

tonantzin
Fuente: grafitosublimado.tumblr.com