slow-travel-viajar-lento

Slow Travel, la nueva tendencia de viajar lento

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Para muchos viajeros, viajar significa conocer la mayor cantidad de lugares en el tiempo disponible que tienen durante su viaje, llenar sus perfiles en redes sociales de fotos de todos los lugares visitados; entre más sitios visitados más fotos para Instagram; la idea que se tiene es que, se debe tratar de abarcar la máxima cantidad de lugares y monumentos en un tiempo ajustado.

Sin embargo, hacer esto trae consigo, que al volver del viaje regresamos cansados de todo lo que hemos visto, sin entender del todo qué es lo que hemos visto ni por qué lo hemos visto. Por ende no se conoce la cultura, ni se habla con los locales, ni mucho menos exploramos el lugar.

A veces se prefiere “no perderse de nada” que tener unos días libres en los que se pueda disfrutar el lugar.

slow-travel
Fuente: amazon.es

En contraposición a este estilo de viajes surge una nueva tendencia entre los viajeros: el SLOW TRAVEL; la filosofía de este concepto es viajar sin prisas, bajar el ritmo con el que se viaja y disfrutar del viaje y la gente que conocemos cuando llegamos a un nuevo lugar.

Nace en Europa, a finales de los años 80´, a raíz del ritmo de vida acelerado que existe en las ciudades. En un principio este concepto pretendía darle la importancia a la gastronomía de cada lugar, trayendo de vuelta la comida local, tradicional y sus orígenes.  Pero pronto se expandió a los viajes.

 Aparece como una alternativa para contrarrestar al turismo masivo; por esta razón se ha adoptado la cultura del SLOW TRAVEL o “viajar sin prisas”, en donde lo más importante es centrarse en la calidad de los viajes.

apreciar
Fuente: disfi.es

El argumento de los viajeros que han implementado esta tendencia es que: viajar y conocer un país significa apreciar con calma sus regiones, su cultura, su idioma y su gente. Así como comprender sus tradiciones, su forma de vida, su gastronomía y sus productos.

Para entender la importancia de realizar  SLOW TRAVEL, podemos hacernos las siguientes preguntas: ¿Qué es viajar? ¿Es tachar todos los lugares en la lista que se lleva establecida? ¿Visitar todos los puntos posibles del lugar? ¿O conocer realmente un lugar o un nuevo país? ¿Conocerte a ti mismo  en otros paisajes, con otros acentos, en otras culturas y dejarte ser con el lugar y el paisaje?

Una vez analizadas  y contestadas la preguntas anteriores, podemos darnos cuenta que implementar el SLOW TRAVEL en nuestros viajes, permite apreciar el momento, valorar las pequeñas cosas que hacen singular el lugar visitado; ver pasar la vida y entender la vida de los locales; conocer de dónde vienen, su pasado e historia, cambiando  la percepción del viaje.

descanso
Fuente: momondo.mx

Profundizar en las conversaciones, disfrutar del entorno, hacer paseos largos, conocer a las personas que te rodean durante el viaje, valorar el producto propio y artesanal; son algunos de los beneficios que trae consigo practicar este estilo de viajes; así el viajero puede involucrarse más en el viaje y la cultura del lugar, dejando de coleccionar sellos y recopilando momentos.

Viajar sin prisas, viajar despacio nos da la posibilidad como viajeros de enterarnos de cómo funciona cada país, cuáles son las distintas formas de vida de sus habitantes, ¿Qué piensan sobre la política y la educación? ¿Cómo pasan el tiempo libre? ¿Qué es lo que toman o comen comúnmente?  Y es que hay que recordar que cada país vive en un contexto diferente y en situaciones distintas, por lo que viajar sin prisas nos permite entender mejor el lugar que visitamos.

Gracias a este concepto viajero, se defiende la biodiversidad en las costumbres, la gastronomía, el folklore y la lengua. Además apuesta por la defensa del turismo sostenible y es que, en la actualidad la mayoría de los viajeros optan por viajes catalogados como responsables, teniendo en cuenta que no afecte el medio ambiente y que se beneficien las comunidades; optar por hacer SLOW TRAVEL permite estar en contacto con la naturaleza, lo que hace más fácil concientizarse y comprometerse con la sostenibilidad.   

disfrutar
Fuente: elexpress.com

Quienes hacen SLOW TRAVEL no siguen un plan de viaje con un horario estricto o limitado, sino que se dan la oportunidad de permanecer todo el tiempo que quieran en un mismo lugar y dejan que todo  fluya poco a poco sin importar si están en un museo, un restaurante, o la playa.

Este movimiento en el mundo de los viajes es contrario a los viajes organizados e itinerarios apretados ya que éstos limitan e impiden que se disfrute al máximo la experiencia del viaje.

Esta nueva forma de viajar se ha convertido en una forma de vivir: vivir sin prisas, con calma, aprendiendo a saborear de nuevo la vida pausada y reaprendiendo a disfrutar de cada uno de los momentos, en lugar de ir siempre corriendo, siempre con prisas.

slow
Fuente: infonegocios.info

 Es sencillo implementar  el SLOW TRAVEL en nuestros próximos viajes; solo es cuestión de interesarse por lo local, moverse en transportes clásicos del lugar, ir a restaurantes o lugares de comida locales y probar los platos típicos, alojarse en casa rurales, hostales llevados por gente local o casas de alquiler.  Se puede buscar ciudades, hoteles, casas que ofrecen SLOW TRAVEL y tener unos días de tranquilidad y comodidad; disfrutar de una buena charla de una comida típica preparada por gente local.  Esta forma de viajar requiere tiempo por lo que es recomendable una estancia mínima de 3 días en el lugar visitado.

Se sugiere no limitarse a las grandes ciudades y visitar sitios alejados de ellas que estén en contacto con la naturaleza, caminar por las calles en lugar de usar un coche, fotografiar más con la mirada que con las cámaras, dejar de ver el reloj constantemente y tratar de platicar con personas que vivan en el destino que se visita.

El SLOW TRAVEL se asemeja al estilo de vida que tienen los llamados “mochileros” que buscan por encima de visitar las ciudades, descubrirlas, disfrutarlas, sorprenderse e integrarse a ellas.

viajar-lento
Fuente: lasexta.com

Este nuevo mecanismo de viaje, nos invita a compartir más con las personas del lugar con calma y en sintonía con el ambiente, viajar sin prisas, disfrutar, empaparse del cada lugar, del tiempo de descanso, contemplar el paisaje, los sabores de la comida local, los olores de las calles y la flora y la fauna del lugar, costumbres y tradiciones.

[Te puede interesar ‘Fernando O’Farril conquista el primer lugar en concurso The Nature Conservancy‘]

En cada viaje hay que considerarnos más un viajero que turista para poder descubrir, conocer y disfrutar de cada lugar que visitamos, sin importar el tiempo que pasemos.

Gracias al SLOW TRAVEL, podemos acumular momentos y experiencias especiales, anécdotas e historias personales en lugar de fotos de postal.

viajar-sin-prisa
Fuente: minicaravanas.com