Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
escuela-cine

¿Para qué estudiar en una escuela de cine?

¿Quieres dedicarte al cine pero aún no sabes si estudiarlo o no?

Estudiar en una escuela de cine puede ser sumamente complicado, empezando por que existen muy pocas en México y probablemente entrar a una te implique mudarte. O puede ser el hecho de que las pocas escuelas qué hay son muy caras y es difícil ingresar. Ahora bien, es importante mencionar las razones por las cuales sería conveniente estudiar en una escuela de cine a pesar de sus complicaciones, para que puedas tomar una decisión objetiva.

Fuente:carrerasenlinea.mx

1. El papelito!!

En el mundo actual tener un papel que avale tus estudios te abre muchas puertas laborales. Una escuela de cine te va a respaldar ante cualquier compañía y acreditaran que eres un cineasta.

Aunque para el arte este papel no sea tan requerido como para un médico, siempre será un plus tenerlo y es un paso más para que la gente reconozca el cine (y el arte en general) como un verdadero oficio.

Antiguamente la gente estudiaba una licenciatura en cinematografía pero no eran licenciados puesto que la cinematografía no estaba considerada legalmente una carrera universitaria. Así que muchos de los cineastas que tú conoces, estudiaron sin título, pero eso no les impidió triunfar.

Hay que ver al papelito como un plus; un adorno para cuando te presentes ante el mundo laboral, pero aún no es momento de verlo como un impedimento.

2. Los contactos

Tan rápido hemos llegado al punto clave del asunto, lo que te brinda una escuela de cine, son contactos.

Empezando porque tus maestros son cineastas, gente que ya está en el medio, que constantemente hace películas. Esto te ayuda de dos formas fundamentales: la primera es que si ellos llegarán a tener algún proyecto y han visto tu desempeño, podrían tomarte en cuenta. Entiende esto como un intercambio, en el cine se necesitan muchas manos y tú necesitas experiencia. En el mundo laboral va a valer mucho más que hayas colaborado en una película, que tener tu certificado de licenciatura. Así que por favor no te ofendas si al principio ayudas y no recibes pago con dinero. Tu postura siempre será válida y si tú no estás dispuesto a trabajar sin recibir dinero, no tienes que hacerlo!!

Nunca debemos sentirnos utilizados ni explotados, en el primer momento en el que no estes a gusto o sientas que trabajas con personas abusivas, salte de ahí sin importar que tan grande sea el proyecto. Pero si trabajas 2 o 3 semanas en un proyecto no te genera ningún problema, acércate con tus maestros y gana toda la experiencia que te sea posible (igual no tienes que asustarte, es muy poco probable que te quieran de su cinefotógrafo, te pondrán de asistente en algún departamento y la carga de trabajo no será tan pesada). Recuerda que al principio tú vas a ayudar, a ganar experiencia y generar contactos.

[Te podría interesar: ‘3 óperas primas de los 90 del cine que hoy son películas de culto‘]

Ahora bien, sepamos que los proyectos no te llegarán de la nada. Los profesores difícilmente van por la escuela reclutando gente, porque ellos ya tienen un equipo profesional y porque puede suceder un caso como el de arriba; problemas con algún alumno que se sienta explotado porque no le pagarán. Por esa razón los profesores mantienen una línea bien marcada entre alumnos y estudiantes, algo que en el cine no nos conviene mucho.

Otra razón es que quien está aprendiendo eres tú y muchas veces les aterra dejar un proyecto tan valioso (en todos los sentidos) en manos de alguien sin experiencia, de un alumno. Así que para conseguir una oportunidad debes destacar. Involúcrate en actividades escolares como talleres y conferencias, incluso propón nuevos proyectos y encárgate de llevarlos a cabo. Un ejemplo podrían ser las redes sociales, si tu escuela no tiene, puedes empezar a crear contenido, de esta manera estarás tomando fotos en eventos especiales y poco a poco la convivencia con los maestros dejará de ser maestro-alumno y pasará de ser colega-colega. Algo muy importante que debemos recalcar es que por favor NO llegues el primer día de clase y le digas a todos tus maestros que te incluyan en sus películas, eso solo demuestra inmadurez y falta de profesionalismo. El mismo Guillermo del Toro se ha mostrado molesto cuando en festivales la gente le pide trabajo porque las relaciones no se generan así.

t13.cl
Fuente: t13.cl

Si creas vínculos con tus profesores, les haces preguntas, pides alguna asesoría y muestras interés en sus materias, las oportunidades llegan solas. Tu trabajo es abrirte camino, salir del salón de clases y procurar encuéntrate a tus profes en otros eventos (como eventos escolares o incluso festivales), si dan algún taller, inscríbete. Probablemente el primer encuentro fuera del aula únicamente platiquen acerca del clima o de sus gustos musicales, pero poco a poco, quizá al cuarto encuentro y después de que ya te conozcan bien, por accidente pueden comentarte que están trabajando en algo y tú, como si nunca hubieras esperado ese momento, arrojas un sutil: “si necesita manos extras profesor, no dude en llamarme”.

La segunda gran fuente de contactos son tus mismos compañeros.

Estudiar en una escuela te da la ventaja de rodearte de gente con los mismos intereses que tú. Esas personas son completamente diferentes a ti, muchos vendrán de otras ciudades y difícilmente coincidirían si no fuera por la escuela. La diversidad de edades será enorme, algunos compañeros tendrán más y menos experiencia que tú, pero de ambos se aprende bastante. Además podrás inspirarte de muchísimas visiones, comúnmente en la prepa si ya nos gusta el cine, nos dedicamos a un estilo en específico, ya tenemos referentes y gente a la que admiramos. Difícilmente somos diversos y nos encasillamos en un género.

Entrando a la escuela, al ver lo que hacen los demás, se te abre un mundo de posibilidades, tienes nuevas fuentes de inspiración. Terminarás siendo amigo de las personas con las que te sientas más cómodo, pero no siempre serán con quien trabajes mejor.

La universidad te ayuda a reconocer tus fortalezas y debilidades para crear equipos de trabajo balanceados y que el producto audiovisual sea de la mayor calidad posible.

Además de tus compañeros de clase con los que convivirás durante años, vas a tener alumnos que van en otros semestres y mucho más adelantados que tú. Relacionarte con ellos te ayudará a que tus proyectos tengan mayor calidad, vas a crecer muchísimo. El ejemplo más claro es la gran dupla Cuarón-Lubezki, la cual nació de la escuela. Ambos evolucionaron juntos, se acoplaron y se supieron elegir pues los dos son cineastas sumamente exitosos hoy en día.

Como ves, la mejor parte de estudiar en una escuela de cine son los contactos que ahí se generen, porque el cine es un arte colectivo, una industria a la cual es complicado entrar.

yaconic.com
Fuente: yaconic.com

4. Grabar proyectos ahí:

Por último, te vas a encontrar con que necesitas realizar tus proyectos, ya sean tareas escolares o proyectos independientes. Sin una escuela de cine, es mucho más difícil llevarlo a cabo puesto que no conoces sonidistas, cinefotógrafos o editores que te ayuden, pero además, tal vez no tengas los recursos para rentar o comprar todo lo que se necesita (locaciones, luces, cámaras, actores, etc).

Casi todas las escuela de cine cuentan con equipo fílmico para que sus estudiantes lo utilicen, además, las instalaciones están diseñadas para grabar, dependiendo la escuela tendrá cámaras, luces, utilería, micrófonos, incluso algunas cuentan con salas de proyección o de mezcla de sonido que podrás utilizar por ser estudiante ahí (algunas facilidades deberán ser rentadas, eso dependiendo la escuela).

Además, tienes maestros para cada área, ellos te pueden recomendar alumnos que se destaquen en sus materias para que tú los reclutes para tu proyecto. La gran ventaja es que gente muy avanzada colabore en tus proyectos y te asesore de por donde llevarlos. Piensa que tu corto es tu bebé y que lo quieres dejar en manos de los mejores médicos y maestros.

Además de los maestros, existe todo un equipo técnico que te va a asesorar, todo el staff te enseñará a usar cada pequeña herramienta y podrás llamarlos cuando tú necesites montar un set.

3. Las materias

Por último, una gran ventaja que te ofrece la universidad son todas las materias y lo que te enseñan ahí. A diferencia de otras carreras como en las ingenierías que se necesita la universidad para aprenderlo todo, el contenido académico del cine se puede aprender por fuera. La ventaja de estar en una escuela es que te ofrecen un orden y los temas se ven a profundidad, no existe margen de error.

El no estudiar en una universidad no significa que no se deba estudiar cine. Para desempeñar cualquier trabajo se necesita el estudio y la práctica, pero para evadir la universidad como lo hizo Quentin Tarantino, se necesita ser una persona autodidacta y que tenga los contactos. No sirve de nada ver mil películas si no sabes analizarlas, si no tienes las herramientas para entenderlas cinematográficamente.

La escuela se encarga de enseñarte teoría y prácticamente todos los contenidos. Muchas veces solemos creer que hacer cine es solo agarrar una cámara pero eso es erróneo, en la carrera se ven algunos temas de física como en materias de sonido, matemáticas y leyes como en la materia de producción, etc. Así que estudiar en una universidad te hará leer muchísimo, entender la estructura de un guion, el eje de los 180 grados en dirección, etc. Es muy difícil estudiar esto cuando ni siquiera has oído hablar de él, por eso la escuela se encarga de mostrarte los temas que necesitas dominar y aparte te los explican, no hay manera de que entiendas mal un tema y nadie te ayude.

Existen maneras de conocer los temas, y si eres autodidacta, buscarás libros que hablen de eso, pero es una responsabilidad enorme pues tienes que tener la madurez para profundizar incluso en los temas que jo te apasionen y es muy probable que no estudies un tema simplemente porque no sabías que se debía estudiar.

Si logras ser lo suficientemente autodidacta y movido como para conseguir cada tema e investigarlo por tu cuenta, aún nos queda el problema de los contactos; vas a tener que ser autosuficiente para empezar a relacionarte con gente que trabaje en el medio, pero, ¿dónde los busco?, ¿qué hago para conseguir esos contactos?

larepublica.pe
Fuente: larepublica.pe

Si después de leer este artículo, crees tener lo necesario para saltarte la universidad, en la siguiente sección te daré todos los tips de cómo estudiar sin necesidad de entrar a una escuela. Pero que quede claro que con escuela o no, al cine hay que estudiarlo y practicarlo bastante. Si quieres ser cineasta y estás listo para emprender este viaje… ¡A darle!

  • Foto portada: fuente / Youtube