Pinturas que pasaron del robo a la fama

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Hay razones muy diversas por las cuales una obra de arte puede obtener reconocimiento (casi) mundial. Ya sea por su autor(a), por el contenido, o bien, por situaciones exteriores a ella. Hay trabajos artísticos que gran parte de la población puede identificar.

Las siguientes pinturas ganaron fama por una peculiar razón: fueron robadas.


La Gioconda

Este cuadro de Leonardo da Vinci, también conocido como La Mona Lisa’, es una de las imágenes más emblemáticas del ámbito artístico.  El 21 de agosto de 1911, el italiano Vicenzo Peruggia se escondió en una galería del Museo del Louvre hasta el anochecer. Un año antes Peruggia trabajó en aquel recinto, así que tenía el uniforme de los empleados y conocía las medidas de seguridad de la pintura.

leonardo-da-vinci-mona-lisa-gioconda
‘La Gioconda’ de Leonardo da Vinci

Sin mayor dificultad, Peruggia quitó el cuadro, removió el lienzo del marco y lo escondió bajo su abrigo. Nadie notó el robo sino hasta el día siguiente. La Gioconda adquirió una fama hasta el punto en que la gente visitaba el museo para apreciar el espacio vacío donde antes se encontraba la obra.

La pintura fue recuperada dos años después, en diciembre de 1913. Peruggia había acordado venderla a Alfredo Geri, un comerciante de arte en Florencia. El mismo día en que llevó la pintura a la galería de Geri, la policía lo arrestó.


El mar y una iglesia

La noche del 7 de diciembre de 2002 Octave Durham y Henk Bieslijn escalaron hasta el techo del Museo van Gogh, en Amsterdam. Rompieron una ventana y se llevaron las dos pinturas más pequeñas que encontraron en el lugar:Vista del mar en Scheveningen’ y Congregación saliendo de la iglesia reformada en Nuenen’.

Estas obras, pintadas entre 1882 y 1885 estuvieron perdidas durante 14 años, pues no fue sino hasta 2016 que fueron recuperadas en Italia.

vincent-van-gogh-vista-del-mar-en-scheveningen
‘Vista del mar en Scheveningen’ de Vincent van Gogh
vincent-van-gogh-congregación-saliendo-de-la-iglesia-reformada-en-nuenen
‘Congregación saliendo de la iglesia reformada en Nuenen’ de Vincent van Gogh

La noche del robo, al escapar, Durham se golpeó con el suelo mientras llevaba consigo los lienzos. La obra con la vista del mar resultó dañada en una de sus esquinas. De 2016 a 2019 las pinturas permanecieron en el estudio de conservación del Museo van Gogh.

Al anunciar su regreso como parte de la exposición del lugar, Axel Rüger (Director del museo) dijo que el equipo de restauración hizo un brillante trabajo, por lo cual las pinturas podrían ser apreciadas “en todo su esplendor”.


Rembrandt y su única escena marítima

El 18 de marzo de 1990 dos hombres se hicieron pasar por policías y persuadieron a un guardia del Museo Isabella Stewart Gardner de Boston para que los dejara entrar. Después de encerrar a dos guardias del recinto, los ladrones se llevaron 13 piezas del museo, incluidasLa tormenta en el mar de Galilea’ de Rembrandt (única escena marítima del pintor neerlandés) y El concierto’ de Johannes Vermeer.

rembrandt-la-tormenta-en-el-mar-de-galilea
‘La tormenta en el mar de Galilea’ de Rembrandt

Hasta la fecha no hay información sobre el paradero de las obras que fueron hurtadas en lo que se conoce como el mayor robo de arte en la historia de Estados Unidos. Autoridades del FBI informaron en 2015 que los sospechosos de haber robado el museo estaban muertos.

El museo ofrecía una recompensa de hasta 10 millones de dólares por una buena pista sobre la localización de las pinturas. Esta oferta, sin embargo, concluyó en diciembre de 2017.

comparte la nota
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
notas relacionadas