libros-lectura-buen-lector

Sobre libros y lectura: las claves para todo buen lector

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Antiguamente compartida, social, de convivencia e intercambio. Hoy han perdido su aspecto comunitario y cada vez más se les asocia con una actividad individual, propia de aquel que disfruta, por lo general, de la soledad; Libros y Lectura.


Critica al momento de Leer

El arte de leer ha sido modificado con el tiempo, sufriendo cambios significativos entre los siglos XIX y XX. Víctima de la “lingüística moderna” se le ha tomado como un erróneo camino pedagógico, con efectos de “transmisión” ¿Con que intención? Hoy podemos sencillamente llamar a la lectura: No lectura o leer basura comercial que es algo similar.

Algo a tenerse en cuenta es ¿que se está buscando?, es decir, el libro, en acto dinámico y no pasivo, responde a aquello cuya inquietud nos ha hecho en primer lugar elegir determinado libro.

Sobre Libros y Lectura: Claves para todo buen lector.
Sobre Libros y Lectura: Claves para todo buen lector.

Por lo usual, al leer se toma una actitud pasiva, casi adormecedora. Bueno, querido lector, leer es una actividad de dos vías, de ida y vuelta. La actividad no pasiva de la lectura se convierte en una conversación con el autor. Así usted que me lee puede sencillamente imaginarme en su sala o en un café, y usted, en acto, puede responder, tomar notas, rayar la servilleta, o dejar sus comentarios.

Al leer nos adentramos en un campo de lenguaje y palabras que son elementales para jugar ese juego de la lectura. Conocer, discrepar, o sentir. Usted que lee, puede tirar mi articulo por la ventana o estar sumamente de acuerdo, empero, ha generado usted una actitud activa.  

Esa lectura artificial, vacua y trivial tiene su origen en la obligación, provoca tedio y de esta no se obtiene mayor beneficio que el de matar el tiempo. Sí tuviésemos que señalar un elemento pedagógico en este punto, sería al positivismo científico, una descarada psicología que dejo de ser para la lectura la psicagogia que en algún tiempo fue.

El orden en la relación crónica entre el lector, su libro y su lectura adquiere el termino de: función. Bienvenida educación, y con ella la perdida de la lectura en los nuevos lectores.

google banner


Libros y comercio

Los libros, como muchas otras cosas hermosas, han sido presa del comercio. Pisapapeles de mercado y de intereses particulares. Los libros se han vuelto evento individual, en una concepción de conocimiento rectilíneo. En su mayoría los libros ya no están para acrecentar el espíritu, sino, para llenar la cabeza de ideales irrevocables, juicios y percepciones que se proclaman a si mismas, solo por, estar en un libro. No leer es un acto importante también, siempre y cuando se decida que es lo que no se habrá de leer.

Frecuentemente ofrecen una representación insulsa y «divertida» de lo que debería de ser la realidad, el hecho de que una lectura deba divertir responde más al aspectos estético y comercial que al propio contenido.

NGRM1505

Entiéndase lo anterior de la siguiente manera: Hay personas que viven de los libros y otras que viven para los libros.

La diferencia puede parecer mínima, pero posee un significado radical. Quien piensa para si mismo y para los demás y  quien es pensado y vive del pensamiento los demás.  ¿Usted que tipo de lector es?

[Te puede interesar¿Por qué leer los clásicos de la literatura?‘]

IMG 3884
El despertar de la Señora Prim 2013; Natalia Sanmartin.

La satisfacción que el lector encuentre en su libro se produce de una armonía entre sus deseos y su lectura, y esta satisfacción es proporcional al espíritu de quien lee. Si usted de continuo siente repugnancia al leer pregúntese ¿En donde esta su satisfacción y si alguna vez consentirá verse en armonía?

  • Foto portada: fuente/guiauniversitaria.mx