palacio-negro-lecumberri

La historia de la carcel más inhumana de México: El Lecumberri

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El 29 de septiembre de 1900, a las 9 horas, bajo la mando de Porifirio Díaz, fue inaugurado el Lecumberri y el objetivo de modificar el defectuoso sistema penitenciario del país.

Bajo el estilo ecléctico y afrancesado, típico del siglo XIX, el Palacio de Lecumberri se mandó construir en la gran prolongación de la calle del mismo nombre, pero sólo desde afuera se podía notar la función represiva gracias a las grandes torreones, aspillas y almenas.

Las edificaciones que más sobresalen son los panópticos, que fueron construidos por el ingeniero Antonio Torres Torija el cual se basó en la ideología del mismo nombre para poder levantarlos; tomó como ejemplos las penitenciarías del siglo XIX, como el de la Santé de París y la de Filadelfia, en Estados Unidos. Estos panópticos tenían el objetivo de poder dar una vista completa de la cárcel.Por ende la privacidad era algo que no existía dentro del Lecumberri, ahí los presos todo el tiempo se sentían observados.

[Te podría interesar: ‘Val’Quirico, la Toscana italiana en México’]

La entrada al Palacio Negro

En total se construyeron 886 celdas en donde se amontonaban a los presos tanto hombres como adolescentes, niños y mujeres, hasta 1954 que fue cuando se les separó.

Las historias y evidencias cuentan que debido rápidamente el Lecumberri se saturó de reos y en cada celda llegaron a ocupar 20 personas.

Sin embargo, también había celdas de castigo, las cuales casi siempre eran ocupadas por correctivos drásticos, o simplemente eran puestos ahí aquellos que eran aborrecidos por los mismo celadores.Estos pequeños cuartos era las pesadillas de los internos ya que adentro además de ser oscuras, frías y húmedas, no contaban con baño.

Palacio de Lecumberri, la cárcel que volvía locos a los prisioneros
Fuente: excelsior.com.mx

Con el tiempo El Lecumberri fue apodado por la población como la prisión más inhumana del país en la historia, no sólo debido a la presión psicológica a la que eran sometidos los reos sino porque conforme iban en aumento la llegada de nuevos prisioneros, comenzó a escasear la comida y las autoridades carcelarias dejaron de poner atención en el mantenimiento de la prisión, además de que continuamente las torturas eran algo de cada día dentro del Lecumberri, algo por lo que pasaron muchos de los estudiantes que fueron capturados en 1968 y privados de su libertad dentro del Palacio Negro.

Celebridades dentro del Lecumberri

Dentro de la legendaria cárcel también se recibieron múltiples celebridades como Pancho Villa, José Revueltas y David Alfaro Siqueiros (quien decidió dejar un mural en el lugar). También estuvo el cantautor Juan Gabriel, al cual se le acusó de robo.

Detrás de Lecumberri también desfilaron los cadáveres de Francisco I. Madero y José María Pino Suárez y uno que otro asesino serial como Gregorio «Goyo» Cárdenas; «El sapo», quien se dice que mató a más de 150 personas.

Asimismo, en el Lecumberri se filmó la película «Nosotros los Pobres», con Pedro Infante en 1949.

lecumberri
Fuente: elimparcial.com

Hoy en día funciona como el Archivo General de la Nación y las celdas albergan documentos históricos, como cartas de Benito Juárez, las Constituciones de 1814, 1857 y 1917, manuscritos de Sor Juana Inés de la cruz y la carta original de Independencia del imperio mexicano.

  • Foto portada: fuente / gob.mx