filosofia-pelicula-saw

La filosofía de vida dentro del discurso de justicia cruel de la franquicia ‘Saw’

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Dentro de las películas de terror se extiende una gran variedad de subgéneros para todos los gustos: thriller, suspenso, horror psicológico, gore y slasher. 

La lista de los films que se encuentran dentro de estas categorías son infinitas, algunas más famosas que otras, pero todas tienen su pequeño o gran grupo de fans que hacen que vivan en la memoria de aquellos que las aprecian, no solo por el exceso de violencia y sangre que se derrama (gore o slasher) en su arte visual o por las emociones que causan, sino por que se puede empezar un buen debate, cuando estas traen a la mesa cuestiones y principios morales sumergidos en el horror.

La Matanza de Texas' tendrá una nueva entrega

Pero este tipo de contenido que contienen una especie de moraleja enfermiza, casi siempre están presentes solo en las cintas de thriller, suspenso y de horror psicológico, tal y como sucede en las películas de La ventana indiscreta’ (1954), ‘Los otros’ (2001), ‘Sexto sentido’ (1999), ‘Seven’ (1995), ‘La raíz del miedo’ (1996) y ‘El coleccionista de huesos’ (1999).

En cambio, todo da un giro de 360 grados cuando cintas que pertenecen a la categoría de gore y slasher no solo vienen acompañadas de valores, sino que tienen una lección difícil de digerir.

[Te puede interesar ‘Clive Barker, el creador de ‘Hellraiser’: un escritor de terror subestimado‘]

¿Cuánta sangre derramarías para mantenerte vivo?

Hablando de estas lecciones, tal fue el caso de la primera cinta que llego a los cines en el 2004 con poco presupuesto y que se le conoce hasta ahora cómo ‘Saw’.

Esta película en un primer momento se mostró baja para los fans, ya que no daba a conocer algo fuera de lo común dentro del mundo del gore y slasher. La premisa era la misma; torturas, litros de sangre falsa derramada en pantalla y un exterminio como final abierto, al igual que  las demás películas que tiene como tema central una masacre injustificada.

saw

Pero la sorpresa fue grande cuando ‘Saw’ se presentó ante la audiencia con el discurso de una violencia cruel pero justa, una atmósfera escalofriante y un gore perfectamente equilibrado para que el público al salir de las salas de cine mencionara: ¿pero que mente enferma y brillante está detrás de esta obra maestra?

La trama de la primer película y del resto de la franquicia gira en torno a torturas auto infligidas, por lo que se puede decir que a diferencia de otras películas parecidas como ‘Hostel’, las de ‘Saw’ contienen menos tortura en el sentido estricto del sadismo o masoquismo, además de que son una serie de cintas que van entrelazadas.

En ‘Saw. Juego macabro’ se nos presenta John Kramer, ​más conocido como Jigsaw o Puzzle, el cual es considerado el asesino más perfecto, ya que el concepto de criminal no lo llena del todo. 

Él es el encargado de seleccionar y posteriormente secuestrar a cada una de sus víctimas que estarán presentes en sus juegos que denomina macabros, en donde el objetivo es mantenerse con vida a toda costa.

Pero todo esto tiene un porque, y es tan simple como complejo, ya que Jigsaw no tortura por que sí, él castiga solo a aquellos que no aprecian sus vidas, por lo que la mayoría de sus víctimas son drogadictas, alcohólicos, suicidas o empresarios que se auto destruyen y arruinan a quienes están cerca, aún a pesar de tenerlo todo en la vida y no estar lidiando en una fase terminal como lo hace el personaje de John Kramer.

¿Tortura o justicia cruel?

El tiempo es uno de los factores centrales cuando están las víctimas dentro del juego de Jigsaw, ya que solo se da un breve periodo pero justo para pensar lo que se debe hacer para sobrevivir, pero cuando hay otros jugadores en la misma situación las reglas del juego cambian y ya no solo se trata de sobrevivir, sino de tomar la dura decisión de tener que asesinar a los demás jugadores si se quiere vivir.

Igualmente, el uso de un reloj o un cronometro para medir la vida de los participante es importante, ya que el tiempo no solo es la bandera presente de la muerte o la vida, sino que también es el tiempo que queda para poder hacer las cosas diferentes y renacer, no sin antes sacrificar un poco de dolor temporal por una nueva vida.

«Saber que vamos a morir lo cambia todo, si te dijera la hora exacta que vas morir, todo tu mundo se desmoronaría lo se, puedes imaginar lo que se siente cuando invitas a sentarse y te dice que te mueres, la gravedad es que el tiempo se te acaba, en un segundo tu mundo desaparece miras las cosas de otro modo y las hueles distintas, lo saboreas todo ya sea un vaso de agua o un paseo por el parque, la mayoría tiene el privilegio de no saber cuando no se parara ese reloj y la ironía es que eso les impide vivir sus vidas, siguen bebiendo un vaso de agua pero no lo saborean».

No pararán, 'Saw VII' será en 3-D

Lo que hace a ‘Saw’ diferente de las demás, es la forma en que el director James Wan se encarga de reflejar las conductas humanas, las cuales van mutando a un estado enfermizo conforme vamos conociendo mas la trama.  La esperanza por otro lado se muestra oscura y siempre acompañada de un sacrificio que hace a mas de uno cuestionarse ¿Dónde queda el bien y el mal cuando la vida esta en riesgo?

Asimismo la justicia se vuelve cruel y esta es representada tanto en lo visual como en lo conceptual y al igual que la esperanza no viaja sola, ya que se pinta de una violencia estética que para el ojo normal solo se muestra como pura crueldad, pero en realidad debajo se encuentra una forma distinta de justicia.

Todo el asunto del rompecabezas que se arma John Kramer (Jigsaw) viene de un pasado turbulento que lo marca, primero la pérdida de su primogénito y después su enfermedad cancerígena que puso su vida en un ganar o perder, es decir, en un juego que le hizo apreciar y ver la vida de diferente manera.

Lo que provocó que se forjara en el un juez/vigilante a servicio de la sociedad, y se colocará como objetivo el limpiar el mundo de aquellos que se dañan y lastiman a otros, pero para lograrlo dispuso de la violencia en sus juegos macabros que no derraman sangre si no justicia y depuran a los sobrevivientes. ¿Pero que tan cerca esta Jigsaw del límite entre una mentalidad psicópata a un profeta de la vida?

Como espectadores y exentos a la situación que se nos presenta podremos decir que es cruel, injusto y que no hay manera de empatizar con Jigsaw, pero el discurso de justicia de John Kramer tiene cierto atractivo cuando se nos plantea que a veces la ley no hace su trabajo y se cometen infracciones, provocando que algunos individuos pierdan la fe en el sistema y decidan hacer justicia por sus propios medios.

En el caso de Jigsaw, siempre está en busca de restablecer el orden roto que le fue provocado en el pasado y que ahora causa caos en otros individuos, de manera que se puede decir que su forma de venganza y justicia es una protesta social.

«Una especie de protesta sub-política y personal de carácter conservador, a veces disfrazada de una falsa ideología política, que les proporciona un sustancial beneficio social de venganza, celebridad, identidad y desahogo. Conciben sus matanzas como una especie de misión, tarea o cruzada». 

La obra maestra de Jigsaw es una forma de hacer justicia, aunque para los demás sea considerada como un baño de sangre injustificado como ‘Masacre en Texas’, aquí John Kramer, el antihéroe tiene conciencia de lo que hace, él no ha perdido la cordura y sus actos para él son una obra perfecta que solo los términos de lo abyecto y lo bello pueden ser empleados para describir su trabajo.

The Legacy of John Kramer - YouTube

De esta manera, el justiciero cruel de Jigsaw, puede llegar a ser aceptado y justificado, por la sencilla premisa de que nos encontramos frente a un personaje contemporáneo, un antihéroe que toma la justicia por sus manos y con el cual nos podemos identificar, debido a que su venganza tiene argumentos válidos que entendemos  de manera ambivalente y no maniquea.

¿Será entonces que en algún momento lleguemos a aceptar su victoria y nos demos cuenta que Jigsaw es un reflejo de lo que es la sociedad y que la justicia cruel y el antihéroe son mas que idóneos para estos tiempos?

Pero como dice el personaje de John Kramer: “La decisión es tuya”