especial-terror-crea-cuervos-bram-stoker

Especial del Terror Crea Cuervos 17: Bram Stoker

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El martes entrevistamos al excéntrico Conde Drácula para intentar averiguar si era un vampiro, sin embargo, no recibimos una respuesta clara. Por ello, el día de hoy nos encontramos en el mismo castillo, pero ahora frente a la única persona que puede resolver esta incógnita: Abraham Stoker, mejor conocido como Bram Stoker. Este novelista irlandés de origen burgués no lo sabe, pero revolucionó la literatura de terror, al revivir la figura del vampiro.

Y ahora que sabemos que Drácula es un vampiro y nos encontramos montando el Especial del Terror Crea Cuervos desde su hogar, es momento de rendir homenaje a su creador, esperando encontrar información que nos ayude a salir de los Montes Cárpatos con nuestros cuellos intactos. Esta será una velada interesante.

Un escritor fuera de lo convencional

El 8 de noviembre de 1847 nació en Clontarf (Irlanda), el tercero de siete hijos del matrimonio de Abraham Stoker y Charlotte Mathilda Blake Thornley: Bram Stoker. Esta familia irlandesa había visto tiempos mejores y, a pesar de la austeridad, tenían un interés bastante marcado por la cultura y las artes, llegando incluso a considerar sus libros como su única fortuna.

Stoker, a diferencia de otros escritores que hemos presentado durante el especial, tiene una trayectoria peculiar; mientras vivía fue reconocido por su crítica teatral y no por sus obras de ficción, miembro de la socialité de la época gracias a las relaciones que entabló a lo largo de su vida, amén de haber trabajado para el gobierno de su país. Es momento de revisar algunos de los episodios más interesantes del padre del Drácula.

  • Heredó el terror de su madre. Hasta los siete años Bram Stoker estuvo postrado en cama. No se conoce que enfermedad padeció durante esa etapa de su vida, pero durante ese período su madre lo entretenía contándole historias de fantasmas y misterios, situación que influiría en su trabajo como novelista. Afortunadamente, el futuro padre del vampiro se recuperó e ingresó al Trinity College en 1864, donde fue campeón de atletismo, amén de presidente de la sociedad filosófica.

 

  • Stoker, la sensación de la crítica de teatro. Al igual que su padre, Bram Stoker trabajó para el Servicio Civil de la República de Irlanda. Sin embargo, mientras estaba trabajando para el gobierno irlandés, se convirtió en crítico teatral para el ‘Dubling Evening Mail’, propiedad de Sheridan Le Fanu, a quien se le atribuye influencia en la obra del escritor. Si bien esta actividad estaba en baja estima, la calidad de sus críticas le valieron el reconocimiento del público y, en 1876, llamó la atención de Henry Irving, el primer actor que fue nombrado caballero. Pronto surgió una amistad entre estas dos figuras y Stoker se convirtió en el secretario particular de este, amén de que el futuro Sir le ofreció la gerencia del Lyceum Theatre de Londres, puesto que el novelista mantuvo por 27 años.
Bram Stoker
Fuente: arlmajeur.com
  • La importancia de los contactos. Gracias a su relación con Henry Irving, Stoker ingresó a los altos círculos de la época y llegó a conocer a James Abott McNeill, Sir Arthur Conan Doyle, y Hall Caine—amigo al que dedicó Drácula—. Fue invitado también a la Casa Blanca en dos ocasiones, visitas en las que conoció a William McKinley y Theodore Roosevelt. Además, aprovechando sus viajes a la Unión Americana logró encontrarse con el poeta del que era admirador: Walt Whitman. Respecto a la política de su país, era amigo del primer ministro William Ewart Gladstone.

 

  • Un escritor que no sólo incursionó en la ficción. Sobresalientes son las obras de no ficción de Bram Stoker. Por ejemplo, ‘The Duties of Clercks of Petty Sessions in Ireland’ (1872) — básicamente un manual de 247 páginas que versa sobre como debían las cortes locales atender los asuntos criminales menores, así como los casos civiles— se consideró un referente en la materia durante bastante tiempo. Empero, este no fue el primer trabajo de corte académico publicado por este hombre; durante sus años universitarios fue el presidente de la Sociedad Filosófica Universitaria de Trinity College —además de auditor de la Sociedad Histórica— y allí presentó su artículo ‘Sensationalism in Fiction and Society’.
stoker y drácula
Fuente: austinchronicle.com
  • Drácula al momento de su publicación. A pesar de que este es el trabajo más conocido de Stoker en nuestro tiempo, al momento de su publicación no llamo mucho la atención: tuvo una buena acogida— especialmente por parte de la crítica— pero no se convirtió en best seller. De hecho, se rumora que el libro no vendió más de mil copias hasta que en 1922 se lanzó la controversial película ‘Nosferatu, una sinfonía del horror’, la cual era una adaptación libre de la novela de Stoker. Además, como otro dato curioso, a pesar de los múltiples viajes que realizó durante su vida, el irlandés nunca visitó Europa del Este, el lugar donde se ambienta gran parte de su novela más famosa.

Más allá de los vampiros: obras imprescindibles de Bram Stoker

Con ese bagaje en mente, es impensable que este hombre no haya producido otros trabajos de ficción aparte de la del famoso Conde Drácula. De hecho, Bram Stoker publicó 15 trabajos de ficción que no lograron quedar grabadas en los anales de la literatura con tal fuerza como el trabajo del vampiro, pero de una calidad literaria considerable. Sirva este espacio, para recordar a aquellos monstruos y figuras que no lograron la inmortalidad en la cultura pop.

  • The Primrose Path (1875). La primera novela publicada de Stoker salió a la luz 22 años antes que Drácula. En esta obra somos espectadores de las desventuras del carpintero Jerry O’Sullivan, quien en contra del clamor popular decide mudarse de Dublín a London, con miras a conseguir un mejor trabajo. Con él viaja su fiel esposa, Katey; sin embargo, la inseguridad del protagonista ocasiona un trágico desenlace.

 

  • The Mistery of the Sea (1902). Si eres amante de las novelas policíacas, históricas y/o sobrenaturales, esta obra es para ti, Uniendo dos líneas de tiempo, el siglo XVI y el XIX, el libro narra la historia de Archibal Hunter, un joven ingles que posee una especie de habilidad psíquica que le permite tener premoniciones al igual que una mujer de nombre Gormala MacNeil. El encuentro entre estos dos personajes termina por ser una historia de romance y aventura con la guerra entre Estados Unidos y España de fondo.
Bram Stoker irish central
Fuente: irishcentral.com
  • La guarida del gusano blanco (1911). Esta novela retoma la lucha entre el bien y el mal durante 1860. Ese año, el joven Adam Salton recibe una carta de su tío-abuelo, Richard Salton, quien le pide que regrese a casa, pues es el último de su estirpe y planea convertirlo en su heredero. Una vez en el reino de Mercia conoceremos a los habitantes, y entre todos ellos destaca Lady Arabella March, quien es dueña de una enigmática mansión: La Arboleda Diana, construcción de la que existen registros desde la época de los celtas. ¿Qué misterio se esconde en esa casa? Eso lo averiguara el lector a través de los 28 capítulos que presentan a personajes con historias independientes que terminan entrelazándose. La última novela de Stoker es imperdible para los seguidores de la fantasía.

Para los amantes del misterio y de lo desconocido, no duden en revisar todo el trabajo de Bram Stoker. Estos dos elementos son una constante no sólo en sus novelas, también en sus cuentos que son más que disfrutables. La próxima ocasión que les pregunte el nombre de algún trabajo del irlandés ¿qué les parece sorprender a su interlocutor con alguno de estos títulos?

El legado o de cómo Drácula se bebió a sus hermanos

Con una producción tan diversa, queda la duda de cómo es que Drácula consiguió convertirse en la creación más famosa del escritor irlandés. La respuesta se encuentra en la forma tan original en que Stoker reinventó la figura del vampiro. De hecho, este famoso monstruo es el que les da todas las características y clichés a sus predecesores. La clave principal de su éxito, de acuerdo con Margaret N. Carter en su texto ‘The Vampire’ (incluido en ‘Icons of Horror and the Supernatural: and Encyclopedia of Our Worst Nightmares’), es que, a diferencia de sus hermanos de la época, Drácula era prácticamente un invasor.

Otro gran texto sobre vampiros de la época es Carmille —fuente de inspiración de Stoker para Drácula— el cual presenta una vampiresa que tiene una relación íntima con sus víctimas. Ese era el esquema de la época para la figura del no muerto. Sin embargo, el famoso Conde irrumpe en la escena como un desconocido, su maldad no tiene límites y escoge a sus víctimas al azar. Para aterrorizar aún más al lector, Drácula presente rasgos animales, generando verdadero miedo a la sociedad victoriana que de verdad temía a la degeneración.

doode google drácula

Por si fuera poco, de acuerdo con Leah Schnelbach en ‘Bram Stoker Created a Horror Classic from the Anxieties of his Age’, el autor escribió un vampiro que se presta mucho a  la interpretación:

«En el momento en que fue escrito, el vampirismo del libro podía ser interpretado como una metáfora del colonialismo, la sífilis y la homosexualidad, y desde entonces también se ha usado para hablar del feminismo, la adicción a las drogas, el virus de inmunodeficiencia adquirida y el verdadero amor. La historia de Stoker, con una terrorífica y carismática figura en el centro, se convirtió en la pantalla para que cada generación proyecte sus miedos».

Y ¿a qué vienen estas aproximaciones antropológicas al vampiro en lugar de ver el lugar que tiene en la cultura popular? Bueno, es que es francamente imposible nombrar la influencia que ha tenido el personaje de Stoker en la cultura popular: prácticamente donde haya un vampiro esta presente el trabajo del irlandés. Pero si quieren conocer más de colmillos y mordidas en la cultura popular, revisen el último apartado del Especial del Terror Crea Cuervos 15: vampiros.

vampire
Fuente: codigoespagueti.com

Nos despedimos de Bram Stoker, quien increíblemente no es un vampiro sino un fantasma, pues su querido Conde Drácula no pudo llegar a tiempo para morderlo y transformarlo en un no muerto: murió de un ataque al corazón el 20 de abril de 1912, en Londres. Pero al menos estamos más tranquilos, nos dijo que nuestro anfitrión no planea hacernos daño, sino que requiere nuestra ayuda para ser los jueces de una lucha que lleva años librándose. ¿Tienes idea de que se trata? Deja tus ideas en los comentarios.

  • Foto portada: bibnat.ro