quokka-animal-mas-feliz-del-mundo

El quokka: el animal más feliz del mundo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

En el mundo existe una gran diversidad de especies de animales; los humanos les hemos otorgado títulos por su tamaño, peso, estatura, velocidad y demás características presentes en ellos. Sin embargo nunca antes se había dado una designación relacionada con un sentimiento.

Esta vez conoceremos al animal más feliz del mundo, se trata del quokka, un marsupial que habita en las islas de Australia.

En el año 2013 fue declarado como el animal más feliz del mundo, gracias a su sonrisa que ha sido la protagonista de miles de fotos tomadas por los turistas que viajan hasta el país oceánico para conocer a este adorable animal.

El quokka o setonix brachyurus como se conoce por su nombre científico, vive en la suroeste de Australia en la ciudad de Perth siendo la Isla Rottnest su hábitat natural, a donde miles de turistas viajan para verlo  y tomarse la famosa selfie.

quokka-sociable
Fuente: aminoapps.com

Los primeros visitantes de la isla, creían que se trataba de una rata gigante, por lo que el significado de la isla es “nido de ratas”, pero después de varias investigaciones, se descubrió que se trataba de una especie de marsupial de la familia de los canguros pero con el tamaño de un gato.

[Te puede interesar ‘Conoce los mejores lugares en el mundo para ver auroras boreales‘]

Mide de entre 40 a 55 cm de longitud; con un pelaje marrón grisáceo, orejas redondas y cola pequeña, características biológicas que despiertan la curiosidad por parte de nosotros hacia ellos; son marsupiales que prefieren estar en zonas húmedas y lugares cálidos cerca de afluentes naturales como bosques o selvas. Pueden no beber durante largos periodos de tiempo, y se hidratan, sobre todo, a partir de las hojas que comen; llevan una dieta herbívora, principalmente de hojas frutales y bayas, tienen la capacidad de trepar árboles para buscar comida.

 Algo interesante sobre esta especie es la manera en que comen y es que no mascan la comida, la tragan y regurgitan.

El número quokkas en la isla oscila entre los 8 mil y 12 mil ejemplares; se puede apreciar que es un número reducido, y es que aunque el periodo de gestación dura un mes, las hembras solo pueden tener dos crías por año, por lo que las probabilidades de que la especie crezca rápido son escasas.

quokka-felicidad
Fuente: pinterest.com.mx

Al igual que los canguros, las hembras quokkas tienen una bolsa o pequeño marsupio en el que amamantan a sus crías durante 6 meses y como marsupiales que son, las madres quokka crían a sus hijos en el marsupio durante 11 meses antes de que puedan independizarse.

Construyen  especies de túneles entre las hierbas que usan para buscar alimento y para huir de los depredadores.

Son nocturnos, por lo que tener un acercamiento con ellos a veces resulta complicado, hay que ser pacientes y esperar a que aparezcan durante el día.

quokka-marsupial
Fuente: hipertextual.com

¿Cuál es la razón por la que el quokka es tan popular en redes sociales?

La razón por la que muchos quieren conocer este animalito australiano es por su naturaleza amistosa y es que en lugar de asustarse y huir de las personas, son curiosos y se acercan a interactuar con ellas.

Su carácter curioso y sociable permite el acercamiento entre ellos y los turistas que encuentran a su paso. Que sean sociables y amigables con los humanos se debe a que no tienen tantos depredadores por lo que no deben estar siempre alerta y defenderse.

Algo que le otorga un aspecto simpático y que hace que los humanos tengamos curiosidad de conocerlos es su sonrisa; éste pequeño animalito es capaz de transmitir alegría y felicidad con lo que parece ser una sonrisa en el rostro.

quokka-sonrisa
Fuente: perfil.com

Su hocico estrecho y sus grandes mejillas junto con su carácter amigable hacen que se le vea una expresión de felicidad en muchas ocasiones, razón por la cual tiene el título del animal más feliz del mundo.

google banner

Aunque su singular sonrisa no es más que un proceso de evolución biológica y nada tiene que ver con una emoción, si provoca una emoción en nosotros: felicidad es lo que transmite este animal cuando lo ves.

Es uno de los seres más fotogénicos dentro del mundo animal, tal parece que ama las selfies; en Instagram es tendencia el #quokkaselfie. Su popularidad creció bastante; fue en 2015 después de que el actor australiano Hugh Jackman le tomó una foto y la subió sus redes sociales haciéndose viral y despertando la curiosidad de muchos por conocer al quokka.

quokka-amigable
Fuente: perthnow.com.au

Tan es así que diferentes personalidades han posado con el animal, el actor Chris Hemsworth, el tenista Rafael Nadal, el cantante Shawn Mendes y muchos más se han conmovido por este tierno marsupial.

Pero no todo es felicidad alrededor de este animal y es que su especie está en peligro de extinción y su conservación cada vez es una tarea más difícil.

Los motivos de la reducción de ejemplares de quokkas son la aparición en su hábitat de depredadores como los zorros y los dingos, así como la deforestación y preparación de grandes terrenos para construir edificios.

quokka-selfie
Fuente: infobae.com

Aparece en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) como especie vulnerable. Debido a que la interacción con las personas se ha vuelto más común, y con el fin de conservar la especie, el gobierno australiano prohíbe apresar a estos animales poniendo multas que van de entre los 300 a los 2000 dólares australianos a quien lo haga.

Si bien es cierto que con tan solo ver este tierno marsupial dan ganas de abrazarlo, no es posible hacerlo ya que sigue siendo un animal salvaje, que si en algún momento se siente amenazado puede tratar de defenderse, por tanto hay que respetarlo, no llevarlo a otro lugar fuera de hábitat ni alimentarlo, solo de esa manera podrá seguir existiendo en el planeta

quokka-herviboro
Fuente: pinterest.com

Si te gustó la nota no olvides regalar un me gusta, dejar tus comentarios y compartir.