perro-mejor-amigo-guerra

El perro: el mejor amigo y aliado del hombre durante la guerra

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El perro ha sido el amigo más fiel del hombre desde tiempos remotos, realizando diferentes actividades como vigilar el ganado, cuidar a una familia e incluso ser un valiente soldado en numerosas guerras y conflictos que han sacudido a la humanidad desde la antigüedad.

Remontándonos al antiguo Egipto, existen testimonios que confirman que durante el reinado de Tutankamón y durante el reinado de Ptolomeo se usaron perros para el uso bélico, llegando a utilizarse aproximadamente 2,500 perros en sus filas para la guerra, además los egipcios consideraban a los caninos como animales divinos, ejemplo de ello era su dios de la momificación llamado Anubis.

[Te puede interesar ‘Conoce la historia de Vlad III “El empalador”, el Drácula real‘]

El-perro-el-mejor-amigo-y-aliado-del-hombre-durante-la-guerra
Fuente: astelus.com

Los persas encontraron en los caninos a un aliado para sus batallas; siendo los molosos su raza preferida, adicionalmente se cuenta que cada soldado iba acompañado al combate por un perro de ataque, dichos caninos eran soltados para romper las líneas enemigas, desempeñando un papel fundamental a mediados del siglo VII a.C. en las batallas lidiadas. Al igual que los persas, los romanos incorporaron a los perros molosos como animal de ataque, estos eran protegidos mediante el uso de cotas de malla y collares con afilas púas.

El-perro-el-mejor-amigo-y-aliado-del-hombre-durante-la-guerra
Fuente: amigosdelperroblog.blogspot.com

En la llamada Gran Guerra, las razas más utilizadas para las operaciones militares fueron: el pastor alemán alsaciano, el rottweiler, el airdale terrier y el schnauzer gigante; dichas razas tuvieron que acostumbrarse al caos que se tiene al estar al frente en un campo de batalla, soportando el ruido de los morteros y las condiciones terribles, ya que al igual que los soldados, no se les proporcionaba una adecuada alimentación.

Se sabe que Francia fue el primer país que pretendió utilizar a los perros en maniobras de infantería, sin embargo, dicho proyecto fue abandonado por falta de recursos y adoptado posteriormente por los alemanes y rusos, usando a los perros en tareas de mensajería, sin embargo, prohibirían manifestarles alguna caricia o señal de cariño. Esta división canina alemana creada intervino en los frentes de Rusia, Francia, Países Bajos, Polonia, Noruega, entre otros países.

El-perro-el-mejor-amigo-y-aliado-del-hombre-durante-la-guerra
Fuente: xlsemanal.com

Algunos ejemplos de la valentía de los mejores amigos de los hombres se dieron durante la segunda guerra mundial, un pastor alemán llamado Bob llegó a localizar a más de dieciséis soldados heridos debido a un bombardeo; cada que Bob descubría algún herido se acostaba para que el herido pudiera agarrar el equipo de primeros auxilios que llevaba consigo.

google banner

Otro ejemplo es el de Ricky, que a pesar de estar herido siguió desempeñando sus labores como detector de minas, salvándole la vida a los soldados; existen más historias sobre las heroicas y desinteresadas labores que hacían la división canina, perros como como Belleza, Peter, Irma, Jet o un pequeño fox terrier llamado Beauty resultaron fundamentales para localizar supervivientes durante los bombardeos alemanes en Londres.

El-perro-el-mejor-amigo-y-aliado-del-hombre-durante-la-guerra
Fuente: es.rbth.com

La valentía y fidelidad de las unidades caninas fue reconocida en 1943, cuando se creó la medalla Dickins, un galardón que sigue vigente y cuyo propósito es rendir tributo a los animales que, con su esfuerzo, y en muchos casos con el sacrificio de su vida ayudaron al ser humano en épocas de guerra.

El ser humano ha buscado desde tiempos remotos aliados en quien confiar, y desde el inicio de los tiempos, el ser humano encontró al mejor de ellos; encontró el cariño y desinterés que los caninos brindan, capaz de desempeñar labores que van desde ciudar a la familia y el ganado, hasta ser un fiel soldado capaz de entregar su vida por intereses y razones que no comprende.