Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
el-hombre-que-rie-victor-hugo-inspiro-the-joker

‘El hombre que ríe’ de Víctor Hugo, la novela que inspiró y dio vida a The Joker

La fecha por fin está más cerca, los días de espera para ver la nueva cinta de Batman están por acabar. Este nuevo filme del universo de DC comics ha sido uno de los más esperados al ser el inicio de un nuevo ciclo para el superhéroe de Gotham City. Lo poco que se ha podido ver con los trailers y posters, parece que tendremos un escenario mucho más oscuro y lúgubre, y eso que Gotham City ya es una ciudad de crimen y oscuridad. Este nuevo proyecto cuenta con las participaciones de Robert Pattinson como Batman, Paul Dano, Zoë Kravitz y Collin Farrell como el Pingüino, Catwoman y el Acertijo, aunque veremos a tres enemigos de Batman en esta cinta, parece que no podremos ver en acción al archienemigo del murciélago ‘The Joker’.

Joker es una creación por parte de Bob Kane y Bill Finger para el universo de DC Comics. Su primera aparición fue en el book comic de Batman en Abril de 1940, a partir de ese momento lo que parecía un gánster y enemigo más para el héroe de Gotham city se convertiría en la dupla perfecta del bien y el mal, es por eso que hablar del guasón y batman es pensar en el ying y el yang de ciudad gótica.  Al parecer la inspiración para este característico y peculiar villano nació cuando Bill Finger trazó un bosquejo para un nuevo personaje basado en una novela,‘El hombre que ríe’, escrita por el dramaturgo y novelista francés, Victor Hugo. Victor fue reconocido por diversas obras entre las cuales destacan ‘Los miserables’ y ‘Notre-Dame de París’.

el hombre que rie 01

 De la novela a la pantalla grande

A pesar de que el hombre que ríe puede ser la novela menos reconocida del escritor, fue una historia que al igual que los miserables y Notre-Dame de París tuvo su adaptación teatral como en la pantalla grande. En el año de 1927 la productora Universal decide adaptar El hombre que ríe, cabe mencionar que en esta época Universal comenzaba a traer en pantalla los clásicos de terror, una trayectoria que inició en 1923 con ‘El Jorobado de Notre-Dame’ y finalizó en 1954 con ‘El monstruo de la laguna negra’. Para este proyecto visual la productora quería llevarla a cabo con la estrella Lon Chaney después del éxito que había logrado con el Jorobado, sin embargo, Chaney se encontraba rodando el filme del fantasma de la ópera, por lo cual no pudo participar, no obstante, el papel fue ofrecido para Conrad Veidt, y por fin en 1928 la cinta salió al público. Gracias a Veidt es que Bill Finger se inspira en esa imagen de celuloide para dar vida al Guasón.

el hombre que rie 02

Para el año 2012 una vez más deciden dar vida esta historia, pero ahora sería en tierras francesas bajo la dirección y adaptación del guion de Jean-Pierre Améris y con las actuaciones de Marc-André Grondin, Christa Theret y Gérard Depardieu. El filme se puede encontrar actualmente en la plataforma de streaming Prime Video.

[Te podría interesar: ‘‘El Proceso’ de Orson Welles, un joya del cine dramático-psicológico‘]

El hombre que ríe, el dolor detrás de una sonrisa

La historia nos lleva por la vida de Gwynplaine, un pequeño de escasos 10 años; sin embargo, este niño a diferencia de todos los demás tiene algo en su rostro imposible de olvidar, y es que Gwynplaine ha sido marcado quirúrgicamente con una sonrisa falsa, una sonrisa que se extiende por toda su cara, lo cual es objeto de burlas y bromas. Cuando él es abandonado por el doctor que le marcó su rostro, camina y deambula por el contundente invierno tratando de buscar refugio para esa gélida noche, mientras sigue su recorrido súbitamente ve a un madre quien trata de guardar calor para su bebe, la pequeña se aferra a la vida pero el frío ha quemado su vista y queda ciega, no obstante, su madre no ha podido soportar la nieve. Gwynplaine rescata al bebe y sigue en búsqueda de auxilio, es así como encontrará una humilde casa rodante de madera donde vive un hombre llamado Ursus (Depardieu).

hombre que rie 04

Ursus se enternece ante la escena de los dos pequeños que se encuentran desamparados y los adopta. El tiempo ha pasado y Gwynplaine (Grondin) ha crecido como Dea (Theret), ambos al ser unos marginados sociales por sus discapacidades físicas, es como Ursus verá la oportunidad de darles un espacio en el mundo del espectáculo. Rápidamente su show empezará a tener fama y demanda en el mundo del entretenimiento, es ahí donde una noche Gwynplaine conocerá a una duquesa, misma que se ve cautivada por la extravagancia y originalidad de Gwynplaine y lo citará en la oscuridad para que vaya a su carruaje y poder intimar con él. No obstante, Gwynplaine mantiene un relación con Dea, a quien considera el amor de su vida, justo como lo narra el espectáculo que dan cada noche juntos. La duquesa no se quedará con el no y buscara poder saciar su deseo carnal.

Las funciones siguen su ritmo habitual, pero una noche varios hombres secuestran a Gwynplaine y lo llevan a una mazmorra, ahí él se enterará de que en realidad es el único heredero de un hombre de poder, no obstante,  en el pasado este hombre (su padre) enfureció al rey y mandó a matar al insolente, pero primero castigaría a su hijo con una deformación facial. El mundo del hombre de la sonrisa eterna súbitamente se ve rodeado de oro, de dinero y poder, pero todo eso viene acompañado de la soledad, puesto que aunque era pobre antes, el amor de Dea era todo  lo que necesitaba y el dinero jamás podría saciar sus verdaderas necesidades.

hombre que rie 03

Al final como todas y cada una de las obras escritas por Victor Hugo, El hombre que ríe, muestra la desigualdad económica y social que vivía Francia en ese momento, y es que a pesar de que Gwynplaine se convirtió en un hombre de poder, ni toda su nueva influencia fue capaz de poder cambiar las reglas del juego para muchos que sufrían de hambre y de falta de trabajo, gracias a la carencia de empatía por la oligarquía y poder saber que lo mejor que puede hacer es regresar a su vida, que si bien con escasez encontraba la verdadera felicidad, esa la que es imposible conseguir con nivel capital.