canto-grito-artistico-del-alma

El canto: el grito artístico del alma

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp

La danza, muestra historia; expresa con el cuerpo sentimientos, sensaciones que permiten conducir al espectador a un mundo fuera de la realidad. Aquel que escribe, tiene la habilidad de crear mundos, muestra parte de su imaginación, de sus pensamientos y ¿Por qué no? de la perspectiva que tiene de la vida y del mundo mismo. El día de hoy, en esta ocasión, es el turno de otra de las manifestaciones artísticas más liberadoras e inspiracionales para hacer su respectiva aparición en el siguiente artículo; nos referimos por supuesto al canto; a los múltiples beneficios físicos que causa en nuestro cuerpo, en nuestra mente, y desde luego a nivel emocional. 

cantar
Fuente: batiburrillo.net

Cantar; una prodigiosa cura musical

¿Alguna vez te has preguntado por qué tu vecino a las tres de la mañana se encuentra cantando a los cuatro vientos una canción de despecho, o de amor desmedido?; de acuerdo, tal vez el término cantar en este ejemplo se encuentra muy mal aplicado, quizá el pobre está berreando, pero para él será como dar el mejor concierto de su vida. No lo culpes, pues al «cantar» está desfogando todos esos sentimientos que se encuentran asaltándolo, sean negativos o positivos. Quizá, tus oídos tengan otra opinión, sin embargo, ¿puedes imaginar lo que sucedería si reprimimos  todos esos sentimientos?; si lo hiciéramos, terminaríamos estallando, pues nos volveríamos una bomba de adrenalina que con un simple roce acabaría por explotar. A nivel emocional, el canto es una actividad que libera en nuestro organismo endorfinas, las cuales nos ayudan a experimentar una alegría plena, o aquella euforia que hace a tu vecino cantar sin control en medio de la madrugada. Y  bueno, además de esa dicha, podemos llegar a sentir que nuestro cuerpo se libera de tensiones y con ello, una mejora visible en nuestra salud, además de incrementar nuestra sensación de bienestar. 

cantar
Fuente: cuerpomente.com

[Te podría interesar: ‘¿Por qué nadie te dice como lidiar con el miedo al futuro?‘]

No es necesaria una gran voz

Que no se mal entienda, si pretendes vivir del canto, por supuesto que necesitarás de estudios, una preparación constante y disciplinada, además de tiempo y un mínimo conocimiento musical, (si eres de los afortunados que nacen con una voz entonada, claro que te ayudará bastante con todo el tema de la preparación); sin embargo, desde la perspectiva medicinal del canto, vale la pena decir que no se necesita tener una gran voz como la de Ariana Grande o como la de Michael Jackson; simplemente, necesitas tener pasión y un sentimiento que transmitir. El simple hecho de cantar constantemente, pese a que tu voz no sea la más prodigiosa, ayudará a nivel físico que tu postura corporal se corrija, y que tu vientre se tonifique; y es que si bien, el cantar NO TE ADELGAZA, si contribuye a que nuestro tórax se fortalezca, lo que significa que hacer abdominales ya no te será un ejercicio difícil de realizar. 

A nivel mental, el cantar favorece a que tu memoria mejore y que por ende, la demencia senil sea prevenida; así que como recomendación, intenta memoriza todas las letras de tus canciones favoritas. El cantar es por si fuera poco, una actividad que te ayuda a congeniar con las personas; desarrollará tu lado más empático y sensible. En términos generales, el cantar no solo es medicina para el alma, sino también para nuestro cuerpo y también para nuestra mente. Creo que al menos, con todo lo que se ha puesto sobre la mesa, ya no querrás acabar con la vida de ese vecinito. Y si tú eres ese «vecino» que canta despechado o enamorado, entonces tendrás argumentos de sobra para justificar tu concierto de media noche.

cantar
Fuente: eresmama.com
  • Foto portada: fuente / Bruce Mars. Unsplash