superman-64-videojuego-considerado-peores-de-la-historia

‘Superman 64’: el ambicioso juego que terminó siendo considerado uno de los peores de la historia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Cuando se habla de los peores videojuegos de la historia, usualmente el primero que sale a la discusión es el infame E.T. el extraterrestre para el Atari 2600, juego que generó una altísima expectativa entre la prensa y los consumidores en 1982  y que vendió bastante decente para el deficiente producto que realmente es; aunque deficiente es una palabra muy amable, pues el juego era tan malo que terminaron por enterrar los cartuchos que no se vendieron en un vertedero de Nuevo México.

Sin embargo, otro videojuego que no se queda atrás en cuanto a infamia es Superman 64, videojuego que fue estrenado en 1999 para el Nintendo 64 y que es considerado el peor juego de esta consola. Pero a diferencia de E.T. para el Atari 2600 que terminó siendo lo que es por ser un juego “hecho a las carreras”, Superman 64 era más bien demasiado ambicioso para su época.

Superman_64_cartucho

Superman 64 fue desarrollado por Titus Interactive, estudio europeo fundado por los hermanos Eric y Hervé Caen con un mediano historial de videojuegos detrás, entre los que figuran juegos inspirados en películas como Dick Tracy y The Blues Brothers. 

En 1997, uno de los hermanos Caen se enteró de que Warner Bros estaba preparando una serie de animación protagonizada por Superman, creada por el mismo equipo creativo responsable de la legendaria Batman: The Animated Series, por lo que se animó a intentar adquirir la licencia para crear un videojuego; la cual consiguió sin tantos problemas, pues en ese entonces Superman no era tan popular.

La visión de los hermanos Caen era una Metrópolis totalmente abierta que Superman pudiera visitar a voluntad, volando libremente y pudiendo aterrizar en cualquier momento, contando con la capacidad de aceptar misiones mientras cuidaba de los ciudadanos; algo muy similar a los sandbox, estilo de videojuego que comenzó a popularizarse bastante en la siguiente generación de consolas.

[Te puede interesar ‘La historia de los símbolos de PlayStation: triángulo, círculo, equis y cuadrado‘]

Sin embargo, el desafío que se habían autoimpuesto en Titus Interactive era inmenso, principalmente por las limitaciones del hardware del Nintendo 64. Pero los hermanos Caen y compañía estaban muy seguros de que lo lograrían, por lo que no tardaron en dar declaraciones un tanto exageradas a la prensa con respecto a qué esperar de su proyecto; mencionaban que Superman contaría con un repertorio de poderes que le haría justicia al personaje original, y que la historia le sería muy fiel a los cómics ya que el proyecto estaba siendo apoyado y supervisado por DC y Warner Bros.

No obstante, de acuerdo con los hermanos Caen, esta celosa supervisión fue la que terminó por condenar al proyecto. Los responsables de Warner temían darle tanta libertad a los jugadores: no querían que Superman pudiera destrozar el entorno que le rodeaba, ni mucho menos que pudiera herir a otros personajes.

Es por esta razón que el juego está lleno de misiones carentes de violencia como desactivar bombas o resolver simples acertijos; o las infames misiones en las que hay que atravesar anillos, muy usadas a lo largo del título y que según su productor solo estaban pensadas para usarse en la fase del tutorial. 

google banner

Superman_64_aros

Era tanto el miedo por parte de Warner por mostrar a un Superman violento, que el acuerdo al que se llegó entre Titus Interactive y Warner fue que la historia trataría sobre Superman siendo encerrado por su némesis, Lex Luthor, en una simulación de realidad virtual; de esta manera, todos los enemigos que Superman derrotaba “violentamente” serían en realidad una simulación.

A pesar de que Caen terminó por echar toda la culpa del desastroso producto final que fue Superman 64 a la muy entrometida supervisión de Warner, lo cierto es que el juego falla en cosas tan elementales como el modo de controlar al personaje, por lo que a pesar de que no se conoce el lado de la historia de Warner, es muy poco probable que el juego haya sido bueno aun sin la intromisión de Warner.