sonidos-del-confinamiento-cortometraje-cuarentena

‘Sonidos del Confinamiento’, un cortometraje sobre ecos de una ciudad en cuarentena

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

¿A qué suena una ciudad desolada? ¿Qué sonidos surgen en medio de la cuarentena? Las imágenes vacías nos invitan a escuchar: Son ecos de voces, de ruidos, de susurros. Y también de silencios.

Exterior. Día. La cámara nos muestra la Avenida Madero del Centro Histórico de la Ciudad de México. Está vacía. También el Zócalo y sus alrededores. Un collage de voces y sonidos fragmentados irrumpe mientras descubrimos nuevas postales de la ciudad sombría.

En plena cuarentena causada por la irrupción del COVID19, los cineastas Leslie Montero y Rodrigo Pérez Galicia decidieron documentar cómo vive la ciudad esta crisis. Su indagación los llevó a crear el cortometraje Sonidos del Confinamiento CDMX, un poderoso retrato de las horas obscuras que se viven en la ciudad a causa de la pandemia.

“Es muy interesante ver cómo reaccionamos a partir de sonidos. Se nos antojaba muchísimo jugar con ese contraste entre sonidos caóticos y espacios vacíos”, cuenta Pérez Galicia.

La cámara sigue flotando. Revela incertidumbre y calles vacías, escudriña el interior de un hospital y revela imágenes, ecos y sonidos inquietantes. La urbe captada en Sonidos del Confinamiento es apenas una sombra, un fantasma de la ciudad que recordamos.

sonidos 2

El corto también aborda la dramática situación que vive el personal médico en la contingencia. La noticia de diversas agresiones que se presentaron contra médicos y enfermeras fueron algunos de los detonantes del proyecto.

“Leí una noticia de que habían agredido al personal médico en México. Me pareció muy fuerte porque al final son ellos los que están en la primera línea de batalla enfrentando todo esto”, cuenta Leslie Montero.

La pieza audiovisual no busca hacer una crítica política o plantear un juicio moral. La intención de los cineastas es compartir un retrato humano y objetivo de las historias que no se cuentan en medio de la crisis.

“Quisimos compartir un punto de vista muy objetivo y no politizado. Mientras la gente está en confinamiento, esto pasa en los hospitales. Y la gente que trabaja en los hospitales es tan humana como la gente que está en sus casas. Tienen las mismos sentimientos y las mismas preocupaciones por vivir y por salvar a a gente”, indica Montero.

sonidos 1

[Te puede interesar ‘Salvador Dalí y el cine: surrealismo en movimiento‘]


Sobre el proyecto

Las ideas que dieron pie al proyecto surgieron en las charlas que Leslie y Rodrigo tuvieron a inicios del confinamiento. El resultado fue su forma de responder a las preguntas y sentimientos provocadas por esta crisis.

“La primera parte del proceso creativo fue encontrar los sonidos del confinamiento. Leslie hizo una investigación muy fuerte recopilando todo este paisaje sonoro mediático y a partir de ahí hicimos una escaleta de lugares y espacios que hoy se viven de formas muy distintas a como se vivían en la normalidad”, destaca Pérez Galicia.

Mención aparte merece la estética visual. Un ojo elegante le imprime al corto un ambiente sombrío y lleno de expresividad. La luz y la sombra revelan, recorren y diseccionan las calles y los rostros. Movimiento y quietud como marco del drama exterior e interior.

sonidos 3

Ambos coinciden en que el ejercicio les permitió platicar con miembros del personal médico que les compartieron sus historias, sus pensamientos y temores, y les confesaron que jamás habían vivido una crisis similar.

“Siempre la intención fue reflejar la humanidad de estas personas. Abajo de esas batas hay humanos que no han podido ver a sus familias y que al igual que los demás tienen compromisos que se tienen que aplazar”, comenta Pérez Galicia.


Aproximación documental

Uno de los valores más destacados del cortometraje es que presenta la visión de un fenómeno aún en desarrollo. Cuenta una historia desde la inmediatez del presente y no desde el análisis posterior. Doble valor documental.

“Es muy diferente retratar un recuerdo que retratar una realidad que se vive. Era importante para nosotros retratar ese momento que se vivía junto con los audios. Es un ambiente que refleja una cápsula temporal”, confiesa Pérez Galicia.

El proyecto también arroja luz sobre cómo la narrativa mediática y política ha ido cambiando día con día y hora con hora. Y cómo ha ido impactando en los diversos sectores y gremios.

“Para nosotros es el reflejo objetivo de una realidad que se vive. No hay finales felices ni tristes ni nada. Es un reflejo, un retrato”, destaca.

sonidos 4


Hacia el futuro

El cortometraje abre la puerta a un diálogo y a una reflexión de cara al futuro inmediato postpandemia.

“Hay muchos aprendizajes que debemos de tomar más allá de estar encerrados. Tiene que ser un regreso súper consciente, pensar no tanto como individuos sino en nuestros intereses como sociedad”, concluye Montero.


Aquí puedes ver el cortometraje Sonidos del Confinamiento:

comparte la nota
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
notas relacionadas