santa-de-federico-gamboa-historia-imprescindible-para-la-literatura-y-el-cine

‘Santa’, de Federico Gamboa, una historia imprescindible para la literatura y el cine

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Cuando pensamos en la época del Porfiriato y en general en el siglo XIX y principios del XX en México, autores como Justo Sierra, Ignacio Manuel Altamirano, Gutiérrez Nájera, Laura Méndez de la Cuenca y Federico Gamboa, sobresalen por la forma en que trataron tópicos y preocupaciones propias de la época, pero en general por la exactitud y claridad con las que retrataron a la sociedad decimonónica que iniciaba un proceso de modernidad.

santa federicogamboa00

Las calles de Chimalistac forman parte del espacio de esta novela en la que Santa, la protagonista de la historia tiene que dejar su lugar seguro y forma de vida tras el exilio que le impuso su madre después de enterarse que fue deshonrada por Marcelino, un militar que la engañó y abandonó tras su paso por el pueblo. Después de este destierro, comienza -desde la perspectiva del narrador- la decadencia de la vida de Santa, pues ingresa a un prostíbulo e inicia su inmundicia.

[Te puede interesar ‘Clarice Lispector y su poética del instante‘]

“Santa sentíase reina, emperatriz y dichosa, ahora sentíase lo que en realidad era: un pedazo de barro humano; de barro pestilente y miserable que ensucia, rueda, lo pisotean y se deshace”.

Resulta imperante al hablar de ‘Santa’, aludir a las corrientes literarias que influenciaron su escritura: realismo y naturalismo. La primera, como respuesta a la filosofía positivista, entiende que se debe dejar a un lado todo lo que no se rija por la ciencia y la razón; por lo tanto, son obras en donde la literatura busca objetividad, de tal forma que se reproduzca a la realidad tal y como es, pero también funciona como testimonio de la misma. A su vez, en el naturalismo los escritores no sólo observan, sino que experimentan; esto es, consideran que la novela es un laboratorio en el cual contemplarán a la humanidad. Por lo cual, presentan los aspectos más escandalosos y violentos de la sociedad. Precisamente esto es lo que Federico Gamboa experimenta en esta novela-publicada en 1903 -, pues observó detenidamente a una sociedad conservadora y en decadencia que se encontraba enmascarada y que denostaba a quienes, según ellos, eran impuros y portadores de vicios morales, pero que realmente eran quienes asistían a los prostíbulos: militares, políticos y padres de familia.

google banner

Además, resulta importante que el propio narrador construye una historia circular que comienza con el ingreso al prostíbulo y lo que se podría considerarse como la caída espiritual y pura de Santa, para después rescatarla de ese mundo a través de una enfermedad que la aleja de este lugar, pero la lleva al lugar donde inició, pero también a la muerte. Lo cual también deja ver la visión determinista con la cual escribía el propio Gamboa, para quien Santa debía redimirse de sus culpas.

Santa federicogamboa01

‘Santa’ en el cine mexicano

Santa se estrenó en el cine en 1972 y al igual que en la literatura marcó un hito, pues fue la primera película que implementó en el filme el sonido directo. Con actuaciones de Lupita Tovar, Carlos Orellana y Juan José Martínez Casado y música de Agustín Lara y Miguel Lerdo de Tejada, esta película fue bien recibida para su momento, pues la novela ya poseía grandes receptores y críticos de la misma. Pero además, esta adecuación refleja la incuestionable originalidad y maestría que tuvo Gamboa para retratar una sociedad, una ciudad y una época.