dreamcast-sega

¿Qué pasó con el Dreamcast, la última consola de SEGA?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El 9 del noveno mes de 1999 salió a la venta en occidente el mítico Dreamcast, la primer consola de 128 bits que además contaba con un modem y su propio servicio de internet llamado SegaNet. En su lanzamiento rompió récords de ventas y era considerada como una consola adelantada a su tiempo. Sin embargo, fue descontinuada 18 meses después de su lanzamiento y es recordada como la última consola de SEGA, lo que nos lleva a preguntarnos: ¿Qué pasó con el Dreamcast?.

Sega_Dreamcast_lanzamiento

Previo al lanzamiento del Dreamcast, SEGA venía de una serie de fracasos financieros, resultado de malas decisiones en cuanto precios demasiado elevados con respecto a la competencia, el lanzamiento de 3 consolas diferentes en tan solo 3 años y la falta de un catálogo de juegos sólido.

Por lo que a pesar de que finalmente habían hecho una buena consola, su rango de error era mínimo; SEGA debía vender al menos 5 millones de consolas en Norteamérica para que fuera redituable y pudiera recuperarse de los fracasos previos.

[Te puede interesar ‘Algunos de los mejores “easter egg” en los videojuegos‘]

Todo parecía prometedor para SEGA, no solo tuvo buenas ventas en su lanzamiento en occidente sino que por fin contaba con un excelente catálogo de videojuegos: Crazy Taxi, Marvel vs. Capcom, Soul Reaver, Resident Evil: Code Veronica X, Shenmue, entre muchos otros; pero lo que no calcularon fue el lanzamiento de la nueva consola de Sony.

Dreamcast_juegos

Tan solo el rumor de que Sony tenía planeado lanzar una nueva consola provocó que las ventas del Dreamcast bajaran. El legendario PlayStation 2, considerado por muchos como la mejor consola de la historia estaba a escasos 3 meses de ser lanzada, por lo que SEGA tuvo que esforzarse para mantener su consola relevante.

A pesar de las muchas ofertas ofrecidas por parte de SEGA, los jugadores ya no tenían interés por el Dreamcast. Ni siquiera en la navidad del 2000, SEGA logró sacar provecho cuando hubo desabasto de consolas de PlayStation 2; muchos preferían esperar a que hubiera PlayStation 2 de nuevo en los estantes o bien, adquirir el PlayStation 1 o el Nintendo 64 que para esos tiempos ya estaba a precios mucho más accesibles.

PlayStation2

Aunque mucha gente creía erróneamente que la nueva consola de Sony era más potente que el Dreamcast, lo que realmente le dio la ventaja fue la capacidad de reproducir DVD’s, puesto que en esos tiempos los reproductores DVD no eran tan comunes y adquirir un PlayStation 2 era prácticamente como tener dos aparatos en uno solo: consola de videojuegos y reproductor DVD.

google banner

Finalmente, lo que terminó por destruir al Dreamcast fue la piratería. Era demasiado fácil copiar los juegos, tan solo era necesario tener una computadora con quemador, ya que los discos de la consola de Sega no requerían de un tipo especial de CD-R, por lo que clonar los juegos y/o distribuir los ISOs en internet era bastante sencillo.

Mantener el ritmo de la competencia que imponían Sony, Nintendo y Microsoft terminó por ser imposible en términos económicos para SEGA, principalmente por los años de pérdidas posteriores al lanzamiento del Dreamcast, por lo que para marzo de 2001 se anunció que la consola sería descontinuada y que la empresa dejaría definitivamente de producir consolas y comenzarían a enfocarse en la producción de software y videojuegos para las demás plataformas.

comparte la nota
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
notas relacionadas