las-fronteras-de-africa-son-tan-ridiculas-y-absurdas

¿Por qué las fronteras de África son tan ridículas y absurdas? Son un reflejo de la miseria de un continente

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Si uno se detiene a ver un mapamundi y pone atención en el continente africano, puede notar algo bastante curioso: al observar todos los montones de líneas que dan forma a las fronteras entre todos sus países y territorios, uno se da cuenta de que son completamente ridículas y absurdas. Un ejemplo es el caso de Egipto, cuyo territorio cuenta con dos enormes líneas rectas que atraviesan el desierto del Sahara, dándole al país el aspecto de un cuadrado. También destaca el caso de Gambia y Lesotho, dos países que se encuentran completamente dentro de otro país (Senegal y Sudáfrica, respectivamente). 

Así los ejemplos pueden seguir y seguir, pero alguien en su tiempo libre se ha detenido a pensar el ¿por qué los africanos trazan las fronteras de sus países de una manera tan absurda y extraña?. La respuesta no es que sean demasiado flojos para hacerlo más elaboradamente, o que les gusten las líneas rectas y los ángulos exactos. La verdadera respuesta tiene un trasfondo más cruel y que puede explicar un poco la trágica actualidad que viven casi todos los países del continente negro.

las-fronteras-de-africa-son-tan-ridiculas-y-absurdas
Mapa de África en la actualidad

Ahora, si un observa el mapa de las tribus y pueblos originarios de África, la cosa es completamente distinta. Los bordes se vuelven más orgánicos, más pequeños, y en muy poco se parecen a las fronteras políticas actuales. Aquí surgen otras preguntas como ¿cómo se pudo pasar de una división a otra?, y también ¿Quién decidió que las fronteras actuales se trazaran de tal manera? Pues bien, para responder a la primer pregunta, se tiene que responder primero a la segunda.

las-fronteras-de-africa-son-tan-ridiculas-y-absurdas
Mapa de África por la separación de las tribus

Cabe destacar, que la forma que tienen los países africanos en la actualidad no se decidió ni siquiera por mismos africanos. La mayoría de sus límites y fronteras se crearon entre 1884 y 1885 en la ciudad de Berlín por un montón de europeos de 7 nacionalidades distintas, y como ya se mencionó, ningún africano.


Un poco de historia

En aquel entonces, África era aún desconocido para la mayoría de los europeos. Los exploradores y comerciantes sabían que el continente era habitado por “negros salvajes”, animales peligrosos y plantas exóticas, pero no mucho más que eso. Sin embargo, los europeos llevaban años visitando el continente desde la era de los descubrimientos entre los siglos XV y XVI. África era la fuente de materia prima y de trabajo para muchos imperios como el Español y el Portugués. Estos llegaban a costas africanas de vez en cuando para obtener especies y frutas extrañas para comerciar, y también para llevar esclavos a sus colonias en América. Sin embargo, no existía un “punto” establecido en el que cada país iba y obtenía sus recursos, por lo que con el tiempo surgieron conflictos por los usos comerciales de diversos territorios en África.

las-fronteras-de-africa-son-tan-ridiculas-y-absurdas
La esclavitud en África por parte de Europa. Fuente: historia.nationalgeographic.com

Para poner fin a tal desorden, 7 potencias de Europa dejaron a un lado sus diferencias y se reunieron en la ciudad de Berlín. Delegados y representantes de Francia, Reino Unido, Portugal, España, Italia, Alemania y Bélgica acordaron la repartición del continente africano entre cada uno de sus países. Para determinar exactamente dónde empezaba y dónde terminaba el territorio de cada quién, poco importaron los límites entre etnias y pueblos ya establecidos y en vez de eso se optó por basarse en fronteras naturales como ríos, lagos y cadenas montañosas. En cambio, en los lugares donde era difícil encontrar un hito para dividir el territorio, se optó por trazar simples líneas rectas y diagonales.

En la repartición, Francia y Reino Unido se quedaron con más de la mitad del continente, y son las naciones que dejaron la mayor influencia en sus ex colonias en la actualidad. Portugal se quedó con territorios como Angola, Mozambique, y varias islas del océano Atlántico. Alemania obtuvo lo que actualmente es Camerún, Tanzania y Namibia, las cuales posteriormente cedió a los británicos. Mientras que España, a quienes no se les tomó muy en serio, quedaron solo con el Sahara Español, la pequeña Guinea Ecuatorial y algunos puntitos en el norte de Marruecos que hasta la fecha siguen ocupando.

las-fronteras-de-africa-son-tan-ridiculas-y-absurdas
Mapa de África por la repartición de países Europa

Por su parte, los casos de Italia y Bélgica son más particulares. A los italianos les se les otorgó como suyo el Reino de Abisinia (Actual Etiopía), el cual nunca fue ocupado formalmente debido a la fuerte oposición de la población y el ejército local. Esto convirtió posteriormente a Etiopía en una nación ejemplar de la resistencia contra el imperialismo y del nacionalismo africano. Mientras que Bélgica solo tuvo como posesión la gran región del Congo, que en realidad no perteneció al país sino a su rey, Leopoldo II. Este se encargó de explotar el Congo como una empresa con una explotación inhumana contra los nativos. Este hecho considerado como uno de los peores crímenes y atrocidades contra la humanidad de la era moderna.


Efectos posteriores

Todas esas líneas imaginarias terminaron dividiendo pueblos y naciones enteras, y a su vez, forzando a grupos completamente distintos a vivir en un mismo espacio. La gran mayoría de los países de África obtuvieron su independencia después de la Segunda Guerra Mundial durante los años 50 y 60. Esto debido a que los países de Europa habían quedado severamente dañados y sin recursos para mantener sus colonias después de la guerra. En vez de “redibujar” el mapa, las fronteras coloniales se mantuvieron y se crearon naciones artificiales de manera involuntaria. Los pueblos de estas naciones fueron incapaces de gobernarse a sí mismos, arrastrando un gran nivel de pobreza y marginación tras varios años de explotación colonial.

Países como Sudáfrica y Rodesia (actuales Zambia y Zimbabwe) fueron gobernados por la minoría de población blanca que quedó asentada en aquellas naciones. Mientras que otros países quedaron con varios fragmentos de diversas etnias y grupos religiosos. Estos grupos no lograron coexistir pacíficamente, y terminaron peleando por la ascensión al poder y el control total del país. Tal situación provocó posteriormente varias guerras civiles, golpes de estado e incluso el intento de exterminio de todo un grupo de población como sucedió en Ruanda en los años 90 en el genocidio de los tutsis.

las-fronteras-de-africa-son-tan-ridiculas-y-absurdas
Pobreza en extrema en Ruanda luego del Genocidio de los años 90. Fuente: france24.com

En la actualidad, África está llena de “estados fallidos” que nunca pidieron existir. Estados que al ser dejados a su suerte no lograron lidiar con la pobreza, las enfermedades y la violencia con la que actualmente aún viven.

comparte la nota
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
notas relacionadas