45-anos-wish-you-were-here-pink-floyd

45 años de ‘Wish You Were Here’, duelo y melancolía de Pink Floyd

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Soledad, ausencia, duelo, melancolía… ‘Wish You Were Here’ de Pink Floyd.

Lanzado el 13 de septiembre de 1975, después de dos años de trabajo, el álbum nos presenta una atmósfera de añoranza, sonidos estridentes y nostálgicos propios de Pink Floyd.

La pérdida, algo a lo que estamos enfrentándonos a diario. Pink Foyd había sufrido la perdida de su amigo Syd Barrett, sumido en problemas de drogas, fueron testigos del paulatino deterioro y perdida de Barrett. Quien volvería, aunque irreconocible, dejando sin palabras a sus antiguos compañeros de banda. En ocasiones regresar no es otra cosa que aumentar el dolor.

Perdida de la libertad, de un ser querido, de un objeto o un ideal. Despierta en nosotros duelo y melancolía. Aun así, existe en muchas personas una predisposición morbosa al duelo y a la melancolía, dicho de otro modo, gozan de este estado.

Pink Floyd: Wish You Were Here su Duelo y Melancolía, a 45 años de su lanzamiento
Pink Floyd: Wish You Were Here su Duelo y Melancolía, a 45 años de su lanzamiento

Desde la primera canción y hasta el final el disco lleva a quien lo escucha al éxtasis. Wright, Gilmour y Mason nos conducen con ese melodioso sonido. Las letras ásperas y nostálgicas de Waters nos introducen a ese estado melancólico, a un camino digno de ser transitado, de ser pensado y sentido.

[Te puede interesar ‘Muerte: ¿Inicio o Fin? ¿Libertad o Condena?‘]

‘Wish You Were Here’ se posiciona como una de las canciones más emblemáticas de Pink Floyd; álbum con más de diecinueve millones de copias vendidas, a lo largo de sus obras aborda de una manera excepcional temas de la vida cotidiana con una visión cruda y sombría de nuestra realidad.

“Expresa mis sentimientos hacia las cosas en forma sencilla. Creo que la música es hasta un punto dirigida por ese compromiso emocional.” (Roger Waters)

Duelo y melancolía son temas recurrentes en la vida de todo ser humano y la manera cínica en que Waters y Pink Floyd lo ejecutan ha perdurado, resistiendo al paso de los años. Su álbum ha cumplido 45 años y aun es una propuesta que promete. Música que aporta, además de un éxtasis auditivo, una llave al pensamiento.

Pink Floyd; Wish You Were Here sessions.
Control room of Abbey Roads Studio; Wish You Were Here sessions 1975.

“Se supo que yo estaba descontento con los públicos numerosos. Sentía que el negocio se apoderaba de nosotros. Me sentía cada vez peor cuando el público gritaba durante dos horas en vez de escuchar lo que tocábamos.” (Roger Waters).

Reproches y acusaciones a nosotros mismos o a los que nos rodean son sumamente habituales en este estado anímico.  

Para Freud, ese duelo intenso, ese doloroso estado de animo lleva consigo la perdida de interés por el mundo exterior. ¿Cuánto tardaremos en elegir un nuevo objeto?

“What shall we use to fill the empty
Spaces? Where we used to talk?
How shall I fill the final places?
How shall I complete the wall?” (Pink Floyd; The Wall, 1979)

Lo que amamos ha dejado de existir… ¿Quién abandona lo que ama sin protestar?

SDPK9147 rotated
Pink Floyd 1968 (Wright, Mason, Barrett, Waters)

“Como desearía que estuvieras aquí. Solo somos dos almas perdidas nadando en una pecera año tras año, corriendo sobre la misma vieja tierra. ¿Qué hemos encontrado? Los mismos viejos temores… desearía que estuvieras aquí.”  (Pink Floyd; Wish You Were Here, 1975)

El conflicto que afrontamos en este estado de duelo y melancolía se encuentra de frente a nuestra capacidad de movimiento. Nuestro posicionamiento ante la situación es clave. Enfrentamos una lucha entre nuestra dolorosa herida y la posibilidad de hacer de ella algo extraordinario.  

google banner

Waters, Wright, Gilmour, Mason (Pink Floyd), lo hicieron. Y gracias a ello nos entregaron uno de los más emblemáticos álbumes de la historia: Wish You Were Here.

¿No eres capas de hacer con tu duelo algo grandioso? Inténtalo…