orden-individuo-realidad

Orden e Individuo, efectos de una realidad que nos supera

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

¿Con que criterios organizamos nuestra vida? ¿Quién nos enseño lo que era el orden? ¿Que hace que alguien sea un individuo? ¿Qué diferencia al individuo del sujeto?

Por lo usual las acciones humanas poseen un carácter efímero y desechable. Tenemos la pretensión de tomar una solides de modelos sociales y económicos y con ello la ansiedad y depresión nos devoran, después nos escupen como individuo. Hoy vivimos en tiempos líquidos siguiendo a Bauman.


Una producción del poder

Dietas, vacunas, vivienda, empleo, educación, ropa calidad de vida, motores, sin duda, de la economía mundial. Efectos de una realidad que nos supera, que señala un orden único y vende la idea de bienestar individual.

“La disciplina fabrica individuos; es la técnica especifica de un poder que toma a los individuos y a la vez como objetos e instrumentos de su ejercicio”. (Michel Foucault, Vigilar y Castigar)

Evidentemente, el estado de individuo es una producción propia del espectro social e histórico de la época en que nos desenvolvemos, Nuestro entorno se ha diseñado para intereses particulares. Luego entonces, somos producción, pero ¿Cuál es nuestra respuesta ante ello?

La creación de individuos promueve la no-visión de los sujetos aún más, elimina la idea de grupos. De manera inconsciente se instala en nosotros la idea de jerarquía, en donde, nuestros coetáneos quedan como simples pasajeros, personas desechables. Se hace de la sociedad moderna una plutocracia y nosotros individuos la sostenemos.

Pensadores Deleuze Sartre Foucault
Filósofos del Poder: Deleuze, Sartre, Foucault.

Pensar es una medida de salida ante este orden social estructurado. Pensar es hablar. Lo más liberador que se pude proponer contra lo hegemónico es introducir la palabra, basta una, que sea propia, que caiga a tiempo.

“Esclavo es aquel que sabiéndose en estado de esclavitud decide libremente no hacer nada” (Jean Paul Sartre)

[Te puede interesar ‘Sobre libros y lectura: las claves para todo buen lector‘]


¿Es posible pensar con otro orden la realidad?

Cada una de las variables de la vida se anota de inmediato como observable, ordenada y de referencia. Todo es categoría.

A lo largo de la historia distintos pensadores han planteado reformas a la interpretación de la realidad. ¿Sera posible como argumenta Kant que seamos nosotros quienes demos forma a nuestro mundo? O ¿Llegamos a un mundo que está ya constituido?

Posiblemente nuestro estado endeble y de minusvalía mental sea inducido. Producto de una cobardía a la cultura.

“No podemos eludir la impresión de que el hombre suele aplicar cánones falsos en sus apreciaciones, pues mientras anhela para sí y admira en los demás el poderío, el éxito y la riqueza, menosprecia en cambio, los valores genuinos que la vida le ofrece” (Freud, El Malestar en la Cultura)

Un diner de philosophes by jean huber 1772
“Un diner de philosophes” Jean Huber 1772

Y, entienda usted lector, que este texto no es sino un ejemplo de interpretación de la realidad, en donde usted tiene la responsabilidad de tomar parte de él y hacer su propia interpretación.

“No hay hechos, solo interpretaciones” (Nietzsche)

google banner


Matando al individuo

Es en el juego de los signos, en el que estamos, es donde el individuo se halla cuidadosamente fabricado. La felicidad y la satisfacción quedan reducidas a problemas del individuo en su propia estructura económica.

“Se cae en la neurosis por que no logra soportar el grado de frustración que le impone la sociedad en aras de sus ideales de cultura.”( Freud, El Malestar en la Cultura)

Orden e Individuo efectos de una realidad que nos supera.
Orden e Individuo efectos de una realidad que nos supera.

El orden tiene beneficios innegables, para el individuo, siervos de una realidad de la cual nos han hablado como irrevocable. Sin embargo, la realidad no es lo que es, sino lo que hacemos de nosotros con ella.

Pero el sujeto, el hombre merece ser salvado. Abandonemos por ende la concepción de individuo y en cambio distingamos que: El Hombre es Todos los Hombres.