arquitecto-manuel-tolsa

Manuel Tolsá, el padre de la arquitectura Novohispana

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Cuando en México configuraba el virreinato más influyente de América, producto de transformaciones sociales, comerciales, políticas, espirituales, modificando prácticamente todo un sistema ideológico, la población natural del Nuevo Mundo adoptó las formas impuestas por lo conquistadores creando un sincretismo y sobre todo una identidad propia, logrando cierta autonomía del imperio español, poderándose como la principal metrópoli.

La madurez de la Nueva España floreció no solo en el ámbito político, sino también en la cultura y las artes, dado a la influencia de las corrientes europeas como la ibérica e italiana y al nacimiento de artistas novohispanos.

mexico-colonial-fuente-mexicodesconocido.com.mx-manuel-tolsa

Hubo un escultor y arquitecto muy destacado del periodo colonial, debido a que su desarrollo creativo se concretó en ambos lados del Atlántico; hombre importante para la corona española y artista brillante del virreinato novohispano cuya producción reunió estilos renacentistas, manieristas y barrocos. Alumno, maestro, escultor, arquitecto, ministro, el celebre valenciano: Manuel Vicente Agustín Tolsá y Sarrión conocido simplemente como el gran Manuel Tolsá (1757-1816).

manuel-tolsa

Los orígenes del arquitecto

Tolsá es uno de los actores más transcendentales del virreinato debido a su extensa obra. Brilló por su talento pese a el lugar de su nacimiento, pues siendo español peninsular, la profunda desigualdad social era proclive al odio de los novohispanos, no obstante el escultor se ganó el cariño de los artistas de este reino debido a su enorme virtud y capacidad.

Nació en Villa Elguera, sin embargo se desplazó hacia Valencia debido a al ímpetu de su vocación, profesionalizándose en el taller de su maestro D. Jose Puchol, gran arquitecto creador de las Escuelas Pias de Valencia.

En 1780 se traslada a Madrid para estudiar arquitectura y escultura en la Real Academia de San Fernando, después de 9 años se le dio el título de Académico de Mérito. Posteriormente cursó en la Academia de San Carlos de Valencia; tuvo cargos importantes, prestando sus servicios directamente para el rey, convirtiéndose en escultor de cámara, ministro de minas, comercio y docente en San Fernando.

fuente-academiadesancarlos.unam.mx-manuel-tolsa
Academia de San Carlos

Influencia en la Nueva España

Su trayectoria se edificó y fortaleció a su llegada a la Nueva España, se le nombró en 1790 Director de Escultura en la Academia de San Carlos, cargó que solicitó el propio Tolsá un año antes, a pesar del interesante curriculum y brillante trayectoria, el arquitecto para ser considerado tuvo que exponer tres modelos: el proyecto de la construcción del Colegio de Minería, un retablo y una celda para el Convento de Regina, utilizada posteriormente por la marquesa de Selva Nevada.

Ganó la plaza de profesor en 1791, su importancia es tal, que el mismo Ayuntamiento le otorgó tareas importantes como los Baños del Peñón, el reconocimiento del desagüe del Valle de México y la introducción de aguas potables.

El arquitecto tuvo gran relevancia y su trabajo fue requerido en distintos lugares. En Orizaba, participó en el convento de Propaganda Fide; en Guadalajara, El Hospicio Cabañas; esculpió la Virgen del Arzobispado en Puebla; construyó la Fuente del Obelisco en Toluca y fue el encargado de realizar el busto del consquitador Hernán Cortés, así mismo talló diferentes imágenes sacras en la Profesa y el Sagrario en el emblemático Centro Histórico.

Falleció el 24 de diciembre de 1816; recordemos al gran artista que nos heredó un estilo excepcional el cual se puede contemplar aún en nuestros días.

Crea Cuervos te presenta tres obras representativas del arquitecto y escultor español Manuel Tolsá, seguramente las conoces y has admirado su belleza.


Estatua Ecuestre de Carlos V “El Caballito”

el-caballito-manuel-tolsa

La estatua Ecuestre de Carlos V debido a su importancia tuvo diversas ubicaciones. Aperturada al público a principio del siglo XIX, 1803, estuvo colocada en primer instancia en el zócalo; posteriormente se le colocó en la Antigua Universidad para salvaguardarla del odio que se tenía al peninsular al inicio de los movimientos independentistas.

En 1852 decoró la Plaza de la Reforma, en lo que actualmente es el cruce de Paseo de la Reforma, en las avenidas Juárez y Bucareli.

Fue hasta el siglo XX, 1979, cuando la estatua fue trasladada a su ubicación actual en la Plaza Tolsá, en honor al gran arquitecto. Esta obra ha pasado por varias etapas de restauración. Es cierto que “el caballito“, representa el virreinato y sus tres siglos de dominación, sin embargo, también es muestra de las técnicas escultóricas de la época colonial

el-caballito-manuel-tolsa

el-caballito-manuel-tolsa

 


 Catedral Metropolitana

catedral-metropolitana-de-mexico-02-manuel-tolsa

Tolsá no es autor en la totalidad de esta joya arquitectónica, ya que su edificación inició formalmente en 1547, sin embargo, la Catedral Metropolitana de la Asunción de la Santísima María a los Cielos, pasó por varias etapas de construcción.

Recibe el proyecto en su última etapa, al morir Damián Ortiz Castro a finales del siglo XVIII, 1793. La genialidad del español en la Catedral, radica en la armonía que le brindó al trabajo de sus predecesores.

catedral-metropolitana-de-mexico-02-manuel-tolsa

Construyó la hermosa cúpula y le proporcionó un sistema de balaustradas y florones.

Le añadió a la máxima obra de la arquitectura colonial, la caja y el reloj con sus bellas esculturas que representan fe, esperanza y caridad.

Este conjunto de modificaciones que realiza Tolsá, es uno de los aciertos que su producción añade magistralmente un aire unificador.


Palacio de Minería

palacio-de-mineria-manuel-tolsa

El palacio de Minería, es la obra cumbre del Director de escultura de la Academia de San Carlos, pieza máxima del neoclasismo novohispano. Debido a la importancia de la minería como actividad económica dentro del virreinato, el Palacio de Minería, fue una institución creada únicamente para su estudio y enseñanza, albergando al Seminario de Minería con el propósito de formar especialistas en la materia.

Este monumento heredero de la arquitectura colonial, actualmente es parte del Patrimonio Artístico y Cultural de la UNAM, se encuentra bajo la tutela de la Facultad de Ingeniería; este maravilloso recinto resguarda la memoria histórica en su enorme Biblioteca y cada año es sede de la Feria Internacional del Libro desde 1980.

fil-feria-del-libro-palacio-de-mineria-manuel-tolsa

En tiempos de Maximiliano fue pensado para utilizarlo como habitación real, sin embargo, Chapultepec y su majestuoso Castillo ganaron la tarea. Obra icónica del Centro Histórico.El Cabb