la-historia-del-giraffe-manor-la-mansion-de-las-jirafas

La historia del ‘Giraffe Manor’, la mansión de las jirafas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El Giraffe Manor, es un sitio ubicado en el continente africano, específicamente en Nairobi, Kenia, es el hotel ideal para descansar y estar en contacto directo con la fauna del lugar, principalmente las jirafas que  habitan allí. Se encuentra dentro de un bosque autóctono de aproximadamente 56 hectáreas.

El edificio data de la década de 1930, construido con ladrillo auténtico entre exuberantes jardines con hiedras encaramadas a las paredes; las habitaciones bellamente amuebladas y elegantes incluyen camas románticas con dosel y baños privados bien equipados, por lo que la comodidad no es problema en este lugar.

La característica principal del Giraffe Manor, es que los huéspedes se entremezclan con las jirafas y es que un grupo de jirafas Rothschild vive en sus proximidades de forma permanente y comen directamente de la mano de los huéspedes, por lo que los desayunos se hacen más divertidos porque es probable que una amistosa jirafa te interrumpa asomando la cabeza en busca de un regalo.

Sin duda es un lugar maravilloso, la interrogante aquí es ¿Cómo nació esta mansión de las jirafas?

la-historia-del-giraffe-manor-la-mansion-de-las-jirafas
Fuente: rhinoafrica.com

En un principio fue la casa del magnate del café Sir David Ducan, posteriormente pasó a ser propiedad de Betty y su esposo Jock Leslie Melville, quienes son consideradas como las únicas personas que han criado jirafas salvajes con tanto éxito.

Todo empezó cuando tres jirafas arribaron al lugar, por lo que Betty Leslie Mellville al tenerlas como compañeras de casa decidió empezar a investigar su vida y fue cuando se enteró que la jirafa Rothschild estaba en peligro de extinción en Kenia debido a que su hábitat estaba desapareciendo por la acción humana. Solo quedaban alrededor de 120 de estas jirafas en todo el mundo cuando los Leslie Melville compraron la casa en 1974.

En 1983, se abrió el Giraffe Centre (AFEW Kenya), este centro ofrece a los escolares de Kenia la oportunidad de aprender sobre el medio ambiente y la ecología y de interactuar con las jirafas que habitan el complejo.

Después de la muerte de Jock en 1984, Betty empezó a abrir su casa a diferentes viajeros y todo lo recaudado gracias a su estancia se destinaba al centro educativo levantado junto con la propiedad.

la-historia-del-giraffe-manor-la-mansion-de-las-jirafas
Fuente: thebackpackway.com

Tiempo después la dirección del complejo pasó a manos de su hijo Rick quien junto con su esposa Bryony, empezaron a reconvertir la mansión en un pequeño hotel, considerando a los visitantes como sus huéspedes.

En marzo del año 2009, el lugar cambio de dueños, pues Mikey y Tanya Carr- Hartley compraron Giraffe Manor y ahora forma parte del grupo de alojamientos y hoteles The Safari Collection.

El hecho de que sigan apareciendo los largos cuellos de jirafas a través de las ventanas se debe a que Betty se interesó tanto por sus compañeras de piso que decidió protegerlas y salvarlas de la extinción.

Actualmente entre 300 y 400 jirafas Rothschild deambulan por las tierras salvajes de Kenia y se estima que su número total en el mundo es de unos 500 ejemplares.

la-historia-del-giraffe-manor-la-mansion-de-las-jirafas
Fuente: thesafaricollection.com

El Giraffe Manor es mucho más pequeño que el área en el que normalmente habita una jirafa salvaje (entre 5 a 600 kilómetros cuadrados) pero sus necesidades culinarias se sacian perfectamente aquí, en donde actualmente hay 12 jirafas residentes, que hacen las delicias de los afortunados huéspedes que cada año se alojan en este acogedor y hermoso hotel de Nairobi.

Considerado como un sitio inigualable para introducirse en pleno corazón africano. Las actividades que puedes realizar aquí son bastantes y entretenidas, van desde caminatas guiadas por los bosques circundantes, aprender sobre usos tradicionales de la variada flora, hasta ver algunas de las 180 especies de aves y quizá conocer un jabalí, así como realizar una excursión al cercano Orfanato de Elefantes Sheldrick, el Museo Karen Blixen o disfrutar de un relájate paseo por el bosque de la finca.

Giraffe Manor es el único lugar en el mundo donde puedes alimentar y fotografiar a la jirafa sobre tu mesa de desayuno, verla desde tu puerta principal y mirarla desde la ventana de tu habitación.

Así que si quieres darle de comer a una jirafa, acariciarla, compartir el desayuno con ella o simplemente maravillarse contemplándolas mientras merodean por el hotel, no dudes visitar este fastuoso hotel africano.

la-historia-del-giraffe-manor-la-mansion-de-las-jirafas
Fuente: travelphotobloggers.com

Si te gustó la nota, no olvides dar me gusta, dejar tus comentarios y compartir.