hong-kong-97

‘Hong Kong 97’, el infame y misterioso juego de Super Nintendo que se volvió un juego de culto

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Considerado por algunos como el peor videojuego jamás creado, Hong Kong 97 es un título que estuvo envuelto en misterio por mucho tiempo. El juego supuestamente sería lanzado en 1995 para la consola de Nintendo de esos tiempos, el Super Nintendo. Dejando de lado su pobre diseño y jugabilidad, lo realmente extraño de este juego radica en la temática: desde su descabellada historia, el uso de imágenes de Jackie Chan y Bruce Lee (claramente sin su consentimiento), hasta su escena de “Game Over” con una probable imagen real de un cadáver, el juego es tan absurdo que parece incluso una broma.

El misterioso juego fue desarrollado por Happy Soft y llama la atención desde que empieza, lo primero que se puede ver en pantalla es un texto en el que se ofrece al jugador ser vendedor de productos de Happy Soft, por lo que se puede deducir que se buscaba distribuir el juego de manera independiente. Posteriormente se nos cuenta la historia, la cual en resumen, trata sobre Chin, un pariente de Bruce Lee quien fue contratado por el gobernador de Hong Kong para acabar con los comunistas; también nos advierte sobre un proyecto secreto que se está llevando a cabo en China, en el que se busca convertir al difunto Tong Shau Ping en “el arma definitiva”.

HongKong97_historia_introduccion

Una vez terminada la introducción, nos lleva directamente a la acción: el juego es un shooter en 2D en donde el jugador controla a Chin y debe disparar proyectiles a lo que parecen ser militares. En caso de ser tocado por algún enemigo o proyectil, el juego termina mostrando la inquietante imagen de un cadáver con el texto “Chin is dead!”. Si tienes paciencia y logras acabar con varios enemigos, eventualmente aparecerá lo que podría ser considerado el jefe final: Tong Shau Ping, una cabeza flotante que intentará aplastar a Chin, la cual por cierto es una imagen del ex gobernador chino Deng Xiaoping. Sin embargo derrotarlo no termina el juego, pues una vez destruido, el juego continúa y se repite en una especie de bucle hasta que el jugador es vencido.

HongKong97_gameplay

A pesar de que el juego nunca fue lanzado oficialmente en Super Nintendo, existen leyendas urbanas referentes a la existencia de cartuchos para esta consola, sin embargo, nadie ha podido probar esto, de hecho, la única forma de poder jugar el juego actualmente es mediante emuladores online.

HongKong97 floppydisk copia

Debido a que el juego se vendió únicamente en Japón, y la única forma de comprarlo era contactando directamente a Happy Soft, el juego comenzó a ser conocido realmente hasta que en 1998 un ROM de este fue publicado en una página japonesa de Geocities. A partir de ese momento el juego fue ganando fanáticos hasta el punto de ser considerado como un videojuego de culto.

Fue hasta 2018 que se aclaró la historia detrás de este extraño videojuego; los fanáticos no descansaron hasta encontrar al responsable detrás de Hong Kong 97: Yoshihisa Kurosawa, quien fue localizado a través de Facebook, e inundado de preguntas referentes a su obra optó por contar su historia a South China Morning Post.

Kurosawa_HongKonh97_desarrollador

“Mi meta era crear el peor juego posible” menciona Kurosawa; ”Cuando era joven, soñaba con trabajar en la industria de los videojuegos, pero no me gustaban los juegos de Nintendo. Los escenarios y los personajes se sentían muy desgastados. En esos días todos los juegos eran manufacturados por Nintendo y Sega, así que era imposible publicar tu propio juego independiente. Estabas sujeto a reglas y estándares éticos, y tenias que pagar regalías exageradas solo para hacer un juego”.

“Tenía la idea de crear un juego barato y vulgar que se burlara de la industria. Con la aparición de las copiadoras de videojuegos tuve la oportunidad. Con una de ellas, puedes crear juegos y distribuirlos sin tener el permiso de Nintendo”, continúa Kurosawa.

El juego fue producto de trabajo de dos días. Kurosawa comenta que era bastante malo con la programación, por lo que contactó a un amigo suyo que trabajaba en Squaresoft para ayudarle con su juego. Debido a la apretada agenda de su contacto, solo pudo brindarle 2 días para ayudarle. “El juego termino siendo así porque era todo el tiempo que teníamos. Lo que ves representa una décima parte de lo que quería hacer realmente. No había tiempo, no teníamos dinero, no teníamos permiso”, comenta Kurosawa.

Yoshihisa Kurosawa concluye diciendo que él únicamente buscaba crear un juego vulgar y todo lo que en él aparece se le fue ocurriendo sobre la marcha, por lo que no hay una gran historia detrás. “La meta era simplemente crear un juego vulgar y me pareció que sería más divertido si la jugabilidad era un desastre. Pero honestamente, desearía que la gente se olvidara del juego de una vez por todas”, concluye Kurosawa.

Si quieres jugar el juego en tu navegador, da click aquí. 

comparte la nota
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
notas relacionadas