placeres-culposos-musica

Guilty pleasures: 5 bandas que todos extrañamos (aunque digas que no)

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Cada generación ha tenido su propia voz y en definitiva, es esa voz la que marca y define gran parte de la identidad musical de una persona, que si bien puede irse adaptando cual camaleón a las nuevas generaciones, sin duda hay un lugar especial para esas bandas o grupos que nos marcaron y son nuestras guilty pleasures… aunque no siempre lo queremos admitir.

Los cinco grupos de la siguiente lista entran dentro de esos guilty pleasures (o bueno, placeres culposos) que muchos de nuestra generación extrañan y escuchan, pero no tienen la valentía social de admitir les gustaba esa música. Y vamos, ¡se vale! ¿Quién quiere ser un emo-poper en pleno 2020?

Alista el delineador negro, el copete hasta los ojos y la corbata roja que esto está lleno de nostalgia de la última década. ¿Listo?


1. UFF

uff

Era el año 2000, es decir, hace veinte años y este grupo tropicalizaba en Centroamérica el concepto de las boyband, que había llevado al éxito a grupos como los Backstreet Boys y N*Sync en Estados Unidos, tomando a seis adolescentes de Caracas, Venezuela para lanzarlos al estrellato mundial. El éxito y la “Ufforia” no se hicieron esperar entre las chicas (y aunque pocos lo admitan, también los chicos, ¿cómo no?) quienes convirtieron a la agrupación en uno de los grandes vendedores de discos de la época.

Aunque el éxito duró poco, pues únicamente grabaron tres álbumes de estudio y para noviembre de 2003 dieron su última presentación en Monterrey, Nuevo León, separando así el camino de sus integrantes.

Sin embargo, en esos años nos dejaron algunas joyas como: Arrivederci, Bujería, Ya lo ves, Tal vez y Twis.

Confiesa: ¿cuál es tu favorita?


2. RBD

f1f1da4fa7114bd2191a7ec7e5f2825a scaled

Todo comenzó como una telenovela más de Televisa y terminó por convertirse en un fenómeno de la cultura pop mexicana (aunque digan que no). Y es que llevaron más allá el concepto de la idea en pantalla, traspasando la ficción de este grupo de adolescentes para llevarlo a los escenarios de todo el mundo, logrando nominaciones a los Grammy Latino y los Billboard Latin Music Awards, además de colocar sencillos en la lista Hot Latin Songs en 2006.

De 2004 a 2009 que duró su éxito, el estilo del grupo era copiado por grandes y chicos por igual, convirtiéndose en todo un fenómeno del cual, hoy podemos escuchar aún su eco a través del tiempo y sin duda, de su música. Y es que, aunque pocos lo reconocen al día de hoy, todos tenemos una o dos o tres canciones que nos remonten a aquellos años y sobre todo, esperamos con ansias la noticia que anuncie su regreso, ¿o no?

Éxitos que nunca pasarán de moda: Sólo quédate en silencio, Sálvame, Este corazón, Ser o parecer, Celestial.


3. PXNDX (o bueno, PANDA)

De Monterrey para el mundo desde el año 2000, aunque alcanzaron el verdadero éxito en 2005 con su álbum “Para ti con desprecio” que se convirtió en la bandera del movimiento cultural que recién iniciaba en México conocido como “Emo”, que encontró en sus letras oscuras y melancólicas un estandarte y refugio estruendoso que diera voz a las emociones que el movimiento adoptó como propias. Fue tal su éxito que lograron colarse en las listas de nominados al Grammy Latino en 2007 y 2008, con 7 álbumes de estudio y dos en vivo (uno de ellos, un MTV Unplugged) es, al día de hoy una banda que te ofrece dos únicos caminos: o los odias o los amas (claro, a pesar de las polémicas detrás de los plagios a canciones de otros artistas como My Chemical Romance o Green Day).

El 28 de febrero de 2016, en la Arena Ciudad de México, la banda se desintegraba para dar paso a la carrera por separado de sus integrantes; mientras José Madero continuó como solista, Arturo, Ricky y Kross formaron la banda “Desierto Drive”. Quién sabe, quizá algún día podamos verlos tocar de nuevo bajo el nombre de Panda, ya saben: por los viejos tiempos.


4. Nikki Clan

1480701479 099363 1480702300 album normal

¡Noooo, no me digas que noooo… que no los extrañas y que no los sigues oyendo a escondidas! Y es que su estilo pop rock y pegajosas melodías no pueden desaparecer, así como así, aunque la banda sí que lo hizo.

Inspirados por el bajista de Mötley Crüe, Nikki Sixx, Nikki Clan saltó a la fama en 2005 con el sencillo “Mírame” que se posicionó rápidamente en el gusto del público, abriendo incluso el concierto de la banda “Panic! At the Disco” en diciembre de 2006.  

Con sólo dos álbumes de estudio y una reedición del primero, Nikki Clan desapareció de pronto en 2010, cuando anunciaban su separación derivado de una propuesta laboral que le hicieron a la vocalista Yadira Gianola para conducir en televisión.

Sin duda, un caso más de éxito fugaz pero que sin duda, dejaron su rastro con canciones que aún al día de hoy continúan en la memoria colectiva como: No me digas que no, Niñas mal, Corazón abierto, Yo no te puedo olvidar y el cover de Mecano, Las curvas de esa chica.

[Te puede interesar ‘8 personalidades LGBT+ que hicieron eco en la historia‘]


5. Kudai

kubai banda chilena relanza album sin despertar

En realidad, la banda que inspiró todo este artículo y es que, en medio de la pandemia y de la crisis, el grupo chileno nos regresó en el tiempo al publicar una nueva versión del sencillo que los llevó a la fama: “Sin despertar” de 2004. A pesar de haber anunciado su regreso como grupo en 2016 tras siete años de ausencia, sus miembros originales nos recuerdan por qué se convirtieron en uno de los grupos más representativos de la década de los 00’s y claro que sí, del movimiento Emo, lo mismo por lo profundo y oscuro en las letras de su segundo disco “Sobrevive”, que por su look dándole así voz de una generación en extremo emocional.

Con 4 exitosos álbumes de estudio, y después de múltiples premios y nominaciones a nivel internacional, la banda hizo un receso prolongado en 2010, regresando en 2016 con sus miembros originales, lo que sin duda, fue la noticia nostálgica de la época.

Hoy, la banda continúa junta y haciendo música.


Seguro estoy que más de una de estas bandas se encuentran por ahí perdidas en tus playlist. ¿Cuál habrías puesto tú?

La voz de nuestra generación es un tanto oscura y sí melancólica, pero sobre todo emocional y sin dudas, la música es una herramienta de expresión que traspasa las barreras del tiempo.

comparte la nota
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
notas relacionadas