catrina

Especial del Terror Crea Cuervos 20: la Catrina

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Octavio Paz titula al apartado III de su ‘Laberinto de la Soledad‘  “Todos Santos, Día de Muertos” y en sus páginas señala que: «Para el habitante de Nueva York, París o Londres, la muerte es la palabra que jamás se pronuncia porque quema los labios. El mexicano, en cambio, la frecuenta, la burla, la acaricia, duerme con ella, la festeja, es uno de sus juguetes favoritos y su amor más permanente».

Desde aquí creemos que así es, porque mucho antes de la publicación del ensayo más leído en México se creó el último monstruo al que nos aproximaremos en el Especial del Terror Crea Cuervos. Acompáñanos a conocer un poco de la historia y la influencia en la cultura popular de la querida huesuda: la Catrina.

De la Calavera Garbancera a la Catrina

Si bien nuestra distinguida invitada señala que siempre nos ha acompañado, la fecha exacta en la que nació -al menos en su versión más popular- es en 1837, año en que el zacatecano José Guadalupe Posada Aguilar creó el grabado al que nombró la Calavera Garbancera. Esta era empleada como crítica social, haciendo referencia a los comerciantes mexicanos que si bien desnutridos, vestían a la usanza europea (específicamente francesa), amén de que fingían desconocer sus raíces.

La calavera garbancera

Empero, fue el muralista Diego Rivera quien transformó a este personaje. En 1947, el originario de Guanajuato le dio el nombre de la Catrina al grabado de Posada. No sólo eso, la hizo el personaje central de su trabajo ‘Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central‘, en donde al centro se encuentra nuestra amada flaca y a su lado derecho se encuentra su creador: José Guadalupe Posada. Otras personas que hacen un cameo son Diego Rivera (de niño) a la izquierda de la Catrina y justo detrás de estos dos personajes se encuentra Frida Kahlo.

Sueño de una tarde en la Alameda

Rivera también es el encargado de darle su elegante atuendo a esta calaca. Su creador solamente la había vestido con el sombrero. La estola de plumas, los refinados vestidos y el distinguido porte son obra del otrora esposo de Kahlo. Además, si bien se sigue empleando su imagen para realizar denuncia y crítica social, con el paso del tiempo su figura se ha convertido en un símbolo de México.

¿La madre de cuál calavera?

Con su popularidad a la alza, a este simpático personaje se le atribuyen cada vez más méritos, entre ellos el ser la mamá de las calaveritas de azúcar-gomita-chocolate y de las calaveritas literarias. Pero ¿es esto verídico? Si bien la Catrina se declara la matriarca de todas los cráneos, calaveras y huesos, es momento de adentrarnos en la historia de sus hijos.

Las calaveritas de azúcar son la versión postconquista de un elemento de la ofrenda de nuestro pueblos originarios: los cráneos humanos. El mismo Paz señala en el capítulo que ya hemos citado de ‘El laberinto de la soledad’: «Para los antiguos mexicanos la oposición entre muerte y vida no era absoluta como para nosotros. La vida se prolongaba en la muerte. Y a la inversa. La muerte no era el fin natural de la vida, sino fase de un ciclo infinito».

caleveras de azucar
Fuente: viajabonitomx.com

No es extraño que, con esa visión de la muerte, los primeros habitantes de Mesoamérica incluyeran cráneos humanos en sus altares de muertos. Así, se representaba el fin de una etapa, la vida, para dar inicio a otra, ahora el recorrido por el Mictlán. Los españoles, con su “misión civilizadora” buscaron eliminar todos los ritos-rituales-prácticas que fueran en contra de los preceptos de la religión católica.

Existieron elementos que los pueblos originarios se negaron a eliminar. Para sustituir a los originales cráneos, se crearon las calaveras de azúcar, que posteriormente se fueron ampliando a un mercado todavía mayor: puedes encontrar este elemento de la ofrenda elaborado de chocolate, amaranto, gomita, etcétera. Y se mantienen dos explicaciones sobre su simbolismo hasta el día de hoy.

calaveritas de chocolate
Fuente: kiwil,com

La primera de ellas dice que si se le coloca el nombre de algún difunto se le esta recordando; la segunda señala que si se le regala una de estas piezas a un amigo o familiar vivo se le está guardando un espacio en el inframundo a la persona. Así que, en este primer caso, nuestra querida Catrina no es la madre de esta deliciosa tradición.

Ahora es el momento de revisar a las pícaras calaveritas literarias. Estas nacieron con el nombre de panteones y son una composición en verso que busca expresar ideas o sentimientos difíciles de decir en persona. Por ello, fueron empleadas desde su creación, en el siglo XIX, para criticar al gobierno de la época.

Calaveritas literarias
Fuente: agronomosudg.com

Pongan atención: las primeras calaveras literarias fueron publicadas en el periódico ‘El Socialista’, de Guadalajara (aunque se toma como antecedente los versos satíricos que escribió Fray Joaquín de Bolaños contra un médico). A partir de este momento esta composición en verso se volvería extremadamente popular y se le acompañaría en la mayoría de los casos con la imagen de la calavera garbancera. Entonces podemos afirmar que esta figura si fungió el papel de madre de esta expresión literaria.

La Catrina más viva que nunca

Con toda esa historia detrás, es más que evidente que la Catrina ha permeado en la cultura popular. Sin embargo, a diferencia de gran parte de los monstruos que revisamos durante todos los martes del mes esta figura emano de las entrañas de la considerada cultura popular y rápidamente se ha hecho un espacio en la mente y los corazones de México y el mundo.

La Catrina ha participado en un sinfín de producciones culturales, básicamente podríamos darle los títulos de primera actriz, musa, histrión y demás distinciones. Comencemos por el más evidente, sus apariciones en el Día de Muertos; básicamente la mayor parte de las féminas buscan caracterizarse como este personaje. Eso sin olvidar las catrinas de papel y cartón tan populares durante estas fechas.

No obstante, existen homenajes por toda la República Mexicana para esta calaca. En Aguascalientes este personaje es muy querido y no sólo existe una Catrina de tamaño monumental justo en la entrada de la ciudad, sino que es la principal protagonista de la Feria de las calaveras, celebración anual en el marco de los festejos del Día de Muertos.

catrina gigante
Fuente: viajabonitomx.com

En el mundo del cine, Coco (2017) es quizá la versión más popular, pues todos los difuntos aparecen como esqueletos. Sin embargo, existen otros productos cinematográficos donde la Catrina hace apariciones. Como olvidar la bella interpretación que realizó este personaje en el corto ‘Hasta los huesos’, de René Castillo, de Llorona (voz de Eugenia León). La interpretación de esta canción en Coco también es bastante emotiva.

Esta no es la única ocasión en que la Catrina incursiona en el mundo de la música. En el vídeo musical ‘Hold me tight or don’t’ de Fall Out Boy, la Catrina es un elemento central y vemos a más de una robando cámara. Y es que cualquier cantante quería tener a nuestra flaca de invitada después de que fue aclamada en 2014 por su protagónico en la película ‘El libro de la vida’ (The Book of Life) de 2014, dirigida por Jorge R. Gutiérrez.

Con esos antecedentes no es extraño que durante los festejos del Bicentenario de la Independencia de México se proyectara la popular imagen de la Catrina en la fachada de la Catedral Metropolitana. Y en el mundo de los certámenes de belleza también ha estado presente: en Miss Universo 2011 la representante de México, Karín Ontiveros, porto el traje de Catrina.

En el universo de las letras, la huesuda es recordada por el cuento ‘La Catrina en Trajinera’, de Sergio Laurel, que fue presentado en cortometraje en 2010, para celebrar los 100 años de existencia de este monstruo. Y en el teatro ya no es de extrañar la popular ‘Los cuentos de la Catrina’. Por eso y muchas, pero de verdad muchas cosas más, esta creación mexicana es una de las adoradas en México y más queridas en el extranjero.

catrina final
Fuente: delhorizonte.mx

La Catrina nos dice que está más que lista para representar al Día de Muertos en la gran lucha de ultratumba y le manda a decir a su rival que se prepare, pues una vez que acabe con ella se apagara la luz en su interior ¿tienes idea de quien se trata? Deja tu respuesta en los comentarios. Salimos del recinto —pues nuestra digna representante realizará un ritual que es capaz de convertir nuestras almas en cenizas— para rendir homenaje a un mexicano que es, sin lugar a duda, uno de nuestros máximos exponentes en materia de terror en la actualidad.  Si sabes de quien se trata no dudes en escribirlo.