hotel-cecil-escena-del-crimen-netflix

‘Escena del crimen’, documental del Hotel Cecil, entre el suicidio y el asesinato

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Netflix estrenó ‘Escena del crimen’; un documental sobre la misteriosa desaparición y muerte de la estudiante canadiense Elisa Lam en el Hotel Cecil de Los Ángeles, California. El caso se volvió todo un fenómeno en las redes sociales después de que las autoridades hicieran público un aterrador vídeo que alcanzó más de tres millones de seguidores.

En el vídeo se observa a la chica dentro del ascensor del Hotel Cecil actuando de una manera muy extraña como si estuviera escondiéndose de alguien o algo; lo más raro es que en esa grabación fue la última vez donde se le vio con vida. Luego de algunos días de ser reportada como desaparecida, los huéspedes del Cecil comenzaron a quejarse del color y escasez de agua en las regaderas; el encargado subió a la azotea para descubrir el cadáver desnudo de Elisa en uno de los tanques.

[Te puede interesar ‘‘Give Ireland back to Irish’, la sangrienta canción que metió a McCartney en problemas‘]

ACV
el siglo de torreon

Hasta ahora no se sabe qué pasó realmente con la turista; ¿fue un asesinato?, ¿un suicidio tal vez?, ¿fantasmas? Quizás nunca lo sabremos, lo cierto es que las imágenes que Elisa vio antes de morir fueron espeluznantes. El caso de Elisa Lam fue solo uno más de la lista de tragedias que han ocurrido, en el hoy llamado Stay on Main, desde su inauguración en 1927 por el hotelero, William Amontona. Aunque inicialmente estuvo pensado como un parador exclusivo para empresarios, su ubicación y la depresión de 1929 lo convirtió en un hostal marginal de bajo presupuesto.

“Era un lugar donde los asesinos seriales se soltaban el cabello…regresaba cubierto de sangre y a nadie le molestaba.” (Trailer Escena del Crimen).

Este sitio ha sido testigo de suicidios, asesinatos, violaciones; ha alojado a todo tipo de criminales; es considerado por muchos un lugar embrujado y hasta el ayuntamiento de Los Ángeles ha buscado nombrarlo como Monumento Histórico y Cultural. A continuación te presento a algunos de los famosos huéspedes del Cecil; unos lograron salir vivos, otros no…

unnamed

univision los angeles
Fuente: Univision Los Ángeles

1. W. K. Norton

Un hombre de 46 años y la primer persona que se suicidio en el Hotel Cecil en 1931. Fue encontrado el cadáver en su habitación luego de haber ingerido un importante número de cápsulas envenenadas. Según los reportes policiacos de la época, se había registrado con otro nombre; sin embargo, las iniciales en la etiqueta de su abrigo terminaron por corroborar su identidad.

cecil hotel suicido w k norton 7dejunio.com

2. Elizabeth Short

En 1947, un caso conmocionó a Los Ángeles; se trataba del despiadado asesinato de una joven llamada Elizabeth, encontrada en un lote baldío por una madre y su pequeña bebé. Los resultados de la autopsia arrojaron que había sido mutilada, la seccionaron por la mitad, drenaron cada gota de sangre de su cuerpo, abrieron las comisuras de sus labios tipo The Joker, mutilaron uno de sus pezones, parte de su muslo lo cortaron e insertaron en la vagina, la asfixiaron; además le fracturaron piernas y cabeza con un bate. Y saben, el último lugar donde se le vio viva fue en la recepción, antes de salir del Hotel Cecil.

twitter.comclarkdorante
Fuente: twitter.com:clarkdorante

google banner

 

3. Pigeon Goldie

Una anciana jubilada de 79 años que disfrutaba alimentar a las aves por las tardes y que era estimada por el personal del hotel; fue golpeada, apuñalada, violada y estrangulada con un trapo en una de las habitaciones en 1964. Inicialmente, se acusó a Jacques B. Ehlinger de 29 años, pero no se contaba con pruebas suficientes y lo dejaron libre. El caso jamás quedó resuelto.

 

4. Richard Ramírez

Entre 1984 y 1985, el Hotel Cecil fue el refugio donde el asesino serial recordado como “El acosador nocturno” pasaba las noches; tal vez planeando su siguiente crimen o simplemente durmiendo sin el menor remordimiento. Ricardo Leyva Muñoz Ramírez fue acusado de 9 violaciones, 14 asesinatos, 5 intentos de asesinato, 2 felaciones, 5 robos, 14 allanamientos.  Se le condenó a la pena de muerte. A pesar de pasar 23 años en el corredor, la ejecución jamás se llevó a cabo y murió a consecuencia de insuficiencia hepática. Durante su juicio se convirtió en toda una estrella mediática; llegó a tener un club de fans y mujeres de todo Estados Unidos le enviaban continuamente cartas de amor.

as 1
Fuente: as

“No me entienden. Tal y como suponía, no son capaces de hacerlo. Yo estoy más allá de su experiencia. Estoy más allá del bien y del mal.” (Richard Ramírez).

 

5. Jack Unterweger

Otro huésped del Cecil; acusado de matar a 12 prostitutas y al mismo tiempo ser un fabuloso escritor. Su autobiografía fue un Best Seller. Escritores famosos de todo el mundo hicieron llegar a las autoridades peticiones de perdón para Jack; éste salió y por un tiempo se dedicó a dar entrevistas para hablar de su reinserción a la sociedad como un “buen ciudadano”. Pasó poco para que volviera a delinquir, entonces se le condenó a cadena perpetua y  ya en prisión; se suicidó.

hive.blog
Fuente: hive.blog

Así podemos seguir con las historias de individuos que de alguna manera han estado ligadas con el “Hotel de la Muerte”; como Louis D. Borden que se cortó la garganta en su habitación; Grace E. Magro, Robert Smith, Julia More que se aventaron por alguna de las ventanas del lugar; Dorothy Purcel que dio a luz en el baño de su habitación y luego arrojó al bebé por el balcón. Pauline Otton que luego de lanzarse del noveno piso, cayó sobre un hombre de 65 años; muriendo los dos. Y muchas, muchas personas más.

Nadie ha logrado resolver el enigma que hay tras las paredes del Stay on Main; lo único que nos queda es esperar un nuevo evento desafortunado y te pregunto, ¿te hospedarías en el Hotel Cecil?, ¿crees que son fuerzas ajenas a este mundo las que gobiernan ahí o simplemente coincidencia? Piénsalo bien, no vaya a ser que seas la próxima Elisa Lam. Hasta la próxima.

comparte la nota
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
notas relacionadas