el-soundtrack-del-fin-de-la-existencia

El soundtrack del fin de la existencia -del ser humano, multitudinario o personal-

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Este periodo de encierro se ha caracterizo por una creciente creación de productos culturales. Ya sea que se decida retomar proyectos cancelados —‘El Internado’, ‘SKAM Italia’—, los ya conocidos se reinventen para seguir funcionando —Ambulante saltando al universo digital—, o incluso se amplíen franquicias mundialmente famosas —el universo de ‘Crepúsculo’ será contado desde la perspectiva de Edward en ‘Midnight Sun’—, el universo de las artes continúa moviéndose, sin importar si se centran en la pandemia actual o no.

En este tenor, destaca el universo musical. Más de una canción ha dedicado sus letras al fin del mundo, y si bien en la coyuntura actual las personalidades musicales aún vigentes prefieren interpretar en su redes sociales canciones sobre esperanza y tiempos mejores, en esta columna recordamos cinco canciones que se centran en el fin de la existencia —del ser humano, multitudinario o personal—.


1. ‘London Calling’ (1979), de The Clash

En 1979 The Clash, banda británica de punk, lanzó su tercer álbum de estudio, titulado London Calling, cuya canción de apertura tiene el mismo nombre. Ese mismo año la humanidad quedaba horrorizada por el accidente nuclear acontecido en marzo en Three Mile Island, Pensilvania. Tomando como inspiración el evento y explotando el temor de la hecatombe nuclear —una constante desde que las armas nucleares existen—, la banda escribió esta canción.

La letra nos sitúa en un Londres postnuclear, en donde la anarquía se establece, aunque viejas preocupaciones, especialmente económicas (desempleo) y raciales (racismo) se mantienen, incluso cuando parece que se enfrentan a una nueva era glacial. Además es ya icónica la línea <<London is drowning and I live by the river>>, lo que llevó a los londinenses a presionar para que se construyera la Barrera del Támesis, para evitar que el emblemático río se desborde e inunde la ciudad.

Como dato adicional, tanto la canción como el álbum toman el título de la frase con la que la British Broadcasting Corporation (BBC) iniciaba sus transmisiones en los países ocupados durante la Segunda Guerra Mundial: <<This is London calling…>>. Además, a más de un seguidor de la banda le pareció extraño que ‘London Calling’ no tuviera el estilo punk de The Clash, pero eso no impidió que la canción se convirtiera en un éxito: fue el primer sencillo de la banda en posicionarse por todo el mundo, y su legado continúa. En 2004 la revista Rolling Stone la nombró la 15va mejor canción de la historia y fue uno de los temas de las Olimpiadas de Londres en 2012. ¡Escúchala!

 


2. ‘Locura espacial’ (1998), de Chancho en Piedra

La idea de que en el inicio del siglo traería el fin del mundo o el colapso de los sistemas computacionales se difundió como pólvora en los años noventa. Y cada sector aprovechó la oportunidad para intentar conseguir el máximo beneficio del terror colectivo —desde propuestas de aumento de los impuestos por protección, impresión de pasquines en formato de libro para proteger las computadoras y un largo etcétera—, cosa que no pasó desapercibida para los artistas.

Así nació la canción de esta agrupación chilena que sigue vigente. ¿Qué pasaría si el fin del mundo no es como nos lo han contado? Tal vez el detonador de la destrucción no venga de fuera, sino que ya esté instalado en nuestro planeta. Reproduce la canción y conoce esta visión del fin del mundo, permeada de una fuerte crítica social.

 


3. ‘Till The World Ends’ (2011), de Britney Spears

La princesa del pop escogió el 21 de diciembre del 2012 —probablemente influida por el clamor popular de las profecías mayas del fin del mundo— como la fecha en la que llegaría el fin de la Tierra, causado por el impacto de un meteorito en el planeta. Y la invitación tanto en la letra como en el vídeo musical es más que clara: bailemos hasta que el mundo se acabe.

La canción fue escrita por un cuarteto, en donde destaca la participación de Max Martin, también compositor del éxito ‘…Baby One More Time’ —como curiosidad, él escribió la canción que catapultó a Britney al estrellato pensando en que Robyn la cantaría, pero la cantante sueca la rechazó—.  Con este antecedente, no resulta extraño que la composición de 2011 se considere uno de los cinco mayores éxitos de la estadounidense a nivel mundial. Además, la revista Rolling Stone nombró al vídeo como el mejor dentro de la categoría video musical bailable con temática apocalíptica.

A lo anterior hay que sumar que para la crítica no pasó desapercibido el parecido tanto en la estética como en la temática de este vídeo con ‘I’m a Slave 4 U’. ¿Crees que ambos vídeos musicales sucedan en un mismo universo? Échale un vistazo a ‘Til The World Ends’ y compártenos tus impresiones.

 


4. ‘One Last Time’ (2014), de Ariana Grande

Antes de comenzar queremos recalcar que de ninguna manera te invitamos a que contactes a amores pasados, es más, te disuadimos de hacerlo, ni siquiera la cuarentena es una buena razón. Una vez realizada esta acotación entremos de lleno a este tema que formó parte del segundo álbum de estudio de Ariana Grande: My Everything.

La letra se centra en la solicitud de una chica de estar con su ex una última vez, aunque aparentemente este tiene novia, por las siguientes líneas del coro: <<Baby I don’t care if you get her in your heart, all I really care is you wake up in my arms>>. Sin embargo, el vídeo musical —dirigido por Max Landintranscurre en los últimos instantes de la Tierra, pues el cometa Eurydice impactara sobre el planeta. Así vemos a Ariana Grande y Matt Bennet —su compañero en Victorius—, como los protagonistas de la ficción musical, interpretando a una pareja que tras fallar en su intento de escapar de la ciudad, recorre en sus últimos momentos la misma y ve como pasan los demás sus últimos minutos.

Además, la canción se convirtió en un himno de resistencia y solidaridad el 04 de junio de 2017 y fue el lema con el que la cantante estadounidense abanderó su concierto One Love Manchester, con el que respondió a los atentados cometidos al final de su concierto en Mánchester el 22 de mayo de 2017, en el que 23 personas fallecieron y 116 fueron heridas. Cabe resaltar que el concierto tuvo finalidad recaudar dinero para las víctimas y sus familiares así como para los fondos de emergencia de diversas fundaciones. Este caso es una resignificación más que conmovedora de una canción.


5. ‘Science Fiction/Double Feature’ (1973), de Richard O’Brien

Está bien, este número es un poco de trampa, pero estamos seguros de que la mayoría de las personas que leen estas líneas han visto más de una película en esta cuarentena. Esta canción forma parte de la banda sonora de The Rocky Horror Picture Show y es con la que se abre y se cierra la obra, aunque la letra es ligeramente diferente: al principio se hace referencia a las películas que consolidaron el género de la ciencia ficción; en contraposición, cuando suena al final narra básicamente los acontecimientos de la obra/película.

Y no ampliamos más porque de este tema y producto de entretenimiento nos encargaremos más a detalle durante octubre. Mientras tanto, súmate a un universo de fantasía descrito por unos labios rojos, sólo ten cuidado de no quedarte varado en mitad de la nada durante la noche por una falla mecánica en tu auto.

 


Así cerramos nuestras recomendaciones de canciones donde el fin del mundo es el protagonista. ¿Conoces más canciones y/o vídeos musicales que comparten esta temática? Compártelos con nosotros en los comentarios, incluso hasta podemos armar una playlist para limpiar la casa. No olviden respetar la sana distancia y nos leemos la siguiente semana.

comparte la nota
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
notas relacionadas