dame-alice-kyteler-bruja-irlanda

Te presento a Dame Alice Kyteler, la poderosa bruja de Irlanda

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Es bien sabido que la participación de Irlanda en la cacería de brujas fue en un comienzo irrelevante, no obstante; con la aparición de Alice Kyteler frente al tribunal esta situación cambiaría radicalmente para el año 1324, pues ella, se volvería la primera mujer en la historia en ser acusada de brujería en todo el país, siendo su personalidad independiente una de las causas que la colocarían bajo el ojo publico como una sospechosa y posible practicante de la brujería.

¿Quién fue Alice Kyteler?

Nacida dentro de una familia acomodada hiberno-normanda, Dame Alice Kyteler, mejor conocida solo como Alice Kyteler, fue la única hija de un adinerado banquero, quien, tras haber fallecido, dejó toda su fortuna a la joven Kyteler.

Desde el fallecimiento de su progenitor, Kyteler, comenzó a involucrarse en una serie de desafortunados matrimonios, de los cuales, enviudaba de formas extrañas y poco usuales. Su primer esposo, sería William Outlaw, quien era prestamista y comerciante; Se segundo matrimonio sería con Adam Le Blund, quien al igual que su primer esposo, era prestamista; Su tercer marido, sería nada más y nada menos que el terrateniente Richard de Valle, y finalmente, su cuarto y último matrimonio sería con Sir John Le Poer.

[Te puede interesar ‘El legado oscuro y luminoso del Vaticano‘]

Kyteler
Fuente: caracoltv.com

Una de las primeras acusaciones que señalarían a Alice Kyteler como la causante de la muerte de su primer esposo, sucedió en el año de 1302. Kyteler, era motivo de envidias y recelos a causa a la riqueza que poseía y su participación en el préstamo de dinero, no obstante, con la muerte de su marido John Le Poer, quien había enfermado en el año de 1324, las acusaciones que la señalaban como la asesina de su primer marido, se reavivaron, pues comenzó a pensarse que él estaba siendo envenenado. Estos pensamientos provenían con mayor fuerza de los hijos de Le Poer, y también de los hijos habidos de sus dos matrimonios anteriores. Todos ellos, aseguraban que Kyteler los envenenaba con brebajes.

Dichas sospechas, se volvería acusaciones, las cuales, no tardarían en llegar a oídos del obispo de Ossory, Richard de Ledrede, quien, a su vez, escribió al canciller de Irlanda para que arrestaran a Kyteler; sin embargo, ella, no dudo ni un solo instante en usar sus poderosas influencias para esquivar dicha orden de arresto.

Triste dictamen: una vida por otra

Al cabo de unos meses de estancamiento del proceso, una de las doncellas de Kyteler, Petronila de Meath, fue torturada hasta aceptar los cargos de brujeria, implicando con ello a Kyteler, quien terminó por ser condenada. Alice, no obstante, lograría permanecer fuera del pais durante un tiempo. Tiempo en el que el obispo de Ledrede continuó con sus seguidores lanzando cargos de brujeria en contra de Kyteler y su hijo, William Outlaw. A ambos, se les acusaba no solo de practicar la brujeria, sino también de herejía y de otros delitos, de entre los cuales se encontraban, haber renunciado a la fe cristiana, sacrificar animales en honor al demonio, buscar a través de la brujeria, consejos y respuestas; robar las llaves de la iglesia y realizar dentro de estas reuniones nocturnas.  

google banner

Kyteler
Fuente: narcolepticos.com

Petronila de Meath fue condenada a morir quemada en la hoguera el 3 de noviembre de 1324, convirtiéndose así, en la primera persona en Irlanda en ser ejecutada. Murió, creyendo que realmente era una bruja, sin dejar de llamar a su señora Kyteler para que acudiera en su rescate.

Para cuando se emitió sentencia en Julio de 1324, Kyteler ya había logrado escapar de la condena de la hoguera, en donde su muerte se suscitó después de 1325. Su hijo, William, al regresar, tuvo una condena de lo más benevolente, como parte de dicha condena se encontraba el asistir a misa tres veces al día, y dar donativos para la iglesia.