como-vivir-contigo-mismo

‘Como vivir contigo mismo’ de Netflix, una mejor versión de ti mismo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Imagina un mundo en donde tu vida es perfecta, sin prejuicios y sin miedo a los errores, sin deudas, viviendo en una casa propia y con una esposa que te ama así como eres. Y en ese mundo donde tu vida es PER-FEC-TA lo único que te interesa es la felicidad y el bienestar de todos los que te rodean, porque estás pleno, eres armonioso y lo mejor de todo es que ¡Estás completo! No te hace falta nada para ser feliz.

Suena difícil ¿No? Incluso un poco utópico y… ¡También suena increíble! 

Y quizás la idea de visualizarlo te confunda y te asuste.

Ahora imagina que tú vida está siendo realizada con todo ese éxito que siempre deseaste, en lo personal, lo laboral y lo sentimental ¿Vamos bien, no?


Imagina que esa vida ¡Tu vida! La está llevando a cabo alguien más… 

Que es mejor que tú, que se viste mejor que tú, que trabaja mejor y que además le cae mejor a tus compañeros de trabajo que ¡TÚ! y para acabarla de jod… trata a tu esposa mejor que tú. Pero qué rabia ¿No? ¡Qué impotencia! Y si te digo que… Ese otro eres tú. ¿Te odiarías? ¿Te tendrías envidia? ¿Tendrías ganas de matarte?

Suena ridículo e imposible pero… Esa es la historia de Miles, un hombre aburrido y rutinario, que vive bajo el yugo del automatismo, y su vida parece, (bueno, no parece) es: ¡GRIS!

como-vivir-contigo-mismo

[Te puede interesar ‘No le temas al futuro, hacerlo puede causarte ansiedad, estrés y nerviosismo‘]


Paul Rudd interpreta a Miles, un hombre que luce cansado y  fastidiado con su vida. 

A uno de sus compañeros de trabajo le realizan un pequeño festejo y Miles le pregunta porque ha cambiado tanto, si él era un hombre que se escondía de la gente y ahora era distinto; su compañero le comenta acerca de un maravilloso y privado “spa” que le cambiará la vida. Miles se toma un par de días para pensarlo y al final acude al spa.

El proceso al que se somete Paul Rudd parecía bastante sencillo: El cliente acudía, lo anesteciaban y despertaba como un hombre nuevo, cien por ciento mejorado, sin prejuicios, sin miedos y lo mejor de todo: feliz. Pero no todo puede ser perfecto, tiene que existir un detonante que cambie la historia y la vida del protagonista ¿Verdad?

En el proceso ocurre un fallo, Miles (el original) despierta y se da cuenta que está enterrado en una bolsa de plástico en medio del bosque, logra quitársela y sale corriendo hacia su casa. 

como-vivir-contigo-mismo

Cuando Miles llega se percata de que hay alguien más en su habitación, hace un pequeño ruido y Miles (el clon) baja para revisar que ha provocado aquello y ambos se  encuentran de frente y se observan confundidos y agobiados.

Miles se enfrenta a los riesgos y peligros de vivir con él mismo, de tener que ver como ese otro él es perfecto, que no le tiene miedo al éxito, ni al fracaso, ni a la gente de su trabajo, ni a su jefa, ni a su propia esposa.

Ese otro Miles es el reflejo continuo del progreso y del éxito que el Miles original no tenía.

Miles aprende de el odio que siente por si mismo y lo acepta como parte de un proceso para crecer  personalmente.

La existencia es un constante devenir en donde nuestra  lección es el aprendizaje.


google banner

¿Por qué recomiendo la serie?

  1. El tema de la existencia es el eje rector de toda la serie, y lo que le brinda un plus es la existencia del doble mejorado. 
  2. Los capítulos son cortos y maneja la doble perspectiva, es decir: en el primer episodio se ve la perspectiva de Miles y en el segundo la del clon.
  3. La serie te brinda esa sensación de renovación, como de tener un doble mejorado para aprender de él, amarlo u odiarlo.
  4. Paul Rudd es un actor, versátil, guapo y carismático.
  5. Y finalmente es una serie divertida, entretenida, con díalogos sencillos y situaciones muy bien pensadas.