pintura-catedral-rouen-claude-monet

¿Crees que se pueda pintar el tiempo? Claude Monet lo logró

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Por primera vez en la historia de la pintura se pudo representar la 4ta dimensión y el autor de este mérito fue Claude Monet. Sí, si bien las artes que pueden capturar el tiempo normalmente están contenidas en la cinematografía, eso no representó una barrera para por primera vez pintar el tiempo en un cuadro.

Monet fue un pintor francés (1840-1926) que gracias a su cuadro ‘Impresión. Sol naciente’ (expuesto en el Salón de Artistas Independientes de París entre el 15 de abril y el 15 de mayo de 1874) fue que nació el movimiento impresionista, pues un crítico que observaba  el cuadro, horrorizado por lo que veía, aplicó sarcásticamente este término a los pintores que integraban la exposición. Vaya, su intención era exagerar y ser despectivo, y terminó bautizando una corriente artística.

Pero hoy vamos a hablar acerca de la serie de vistas de la Catedral de Rouen, nombrada por la crítica como el ‘clímax del impresionismo’ (realizada entre 1892 y 1894). Esta serie consta de  31 cuadros que muestran la fachada de la catedral gótica de Rouen bajo distintas condiciones de luz, las primeras las hizo desde la casa situada en el número 23 de la Place de la Cathedral, el resto fueron realizadas desde el número 81 de la Rue Grand-Pont. Estas obras de arte provocaron una admiración inmediata entre la crítica de su tiempo, y fue alabada por muchos maestros posteriores, desde Wassily Kandinsky hasta Roy Lichtenstein.

[Te puede interesar ‘¿El arte podría salvar al mundo?‘]

catedral-rouen
Foto: Daniel Vorndran DXR / Wikipedia

Claude-Monet-Rouen-Catedral

Claude-Monet-Rouen-Catedral

Claude-Monet-Rouen-Catedral

Claude-Monet-Rouen-Catedral

El lienzo era el objeto, el protagonista, era el tiempo

“En los lienzos de ¿Crees que se pueda pintar el tiempo? Claude Monet lo logró, el objeto no es ya el modelo arquitectónico, al que Monet en cierto sentido ‘desprecia’ al representarlo desde un punto de vista cercano en exceso, de tal forma que la arquitectura, debido a la casi ausencia de perspectiva, pierde su grandiosidad y queda incluso seccionada en las torres y pináculos: el edificio no es más que un fondo, una excusa , para mostrar al auténtico protagonista de la composición: la capacidad de la pintura de representar la cualidad dinámica de la luz y el ambiente, que es capaz de dar vida a algo tan pétreo e inanimado como la imponente fachada de la catedral gótica.” The Art Wolf

google banner

Se dice que Monet trabajaba de manera simultánea en varios lienzos, pintando en cada uno de ellos dependiendo de las condiciones de luz y ambiente del momento, un trabajo titánico pero Monet no se rendía fácilmente, él decía “Aborrezco las cosas que salen bien al primer intento”.

Dos años después de iniciada la serie, Monet poseía ya tres decenas de oleos sobre tela de la Catedral. Y por primera vez en la historia de la pintura, se había logrado representar la cuarta dimensión, EL TIEMPO, un logro reivindicado, por numerosas vanguardias varias décadas posteriores al maestro francés.

Claude-Monet-Rouen-Catedral

  • Fotos: The Art Wolf, José Luis Navarro y Marta Yurba Núñez