canciones-ochenteras-halloween

5 canciones ochenteras para escuchar en Halloween (y que quizás aún no hayas oído)

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

De cierto modo, algunas canciones nos pueden transportar a situaciones muy específicas (como a un verano o a festividades como Halloween) y hacernos sentir emociones sumamente variadas. Puedo asegurar que (y a modo personal) la década de 1980 nos ha dado varias canciones que podemos considerar como joyitas dentro de la música.

Canciones como Push it to the Limit puede formar parte del Soundtrack de Scarface como también del playlist que escuchamos en el gym, o You Spin Me Round (Like a Record) puede ser bailada por los integrantes de Dead or Alive o también por Paul Rudd y Jimmy Fallon en aquella parodia que tanta sensación causó el año pasado.

Thriller es una de varias canciones emblemáticas Halloween.
Fuente: pinterest.com

Pero, es posible encontrar canciones que ya sea por su ritmo o por su letra nos hacen preguntarnos ¿Cómo se habrá sentido vivir un Halloween en aquella época donde los calentadores estaban tan de moda para hacer aerobics o donde Richard Ramirez se comenzaría su carrera criminal? Pues bien, les recomiendo estas 5 canciones que pueden escuchar a lo largo de éste mes, y recuerden que en esta temporada de Halloween:

«Whatever You Do, Don’t Fall Asleep»…


5. Dead Man’s Party – Oingo Boingo (1985)

Oingo Boingo se caracteriza por ser una banda que hace uso de melodías muy movidas, algo que se puede notar en Dead Man’s Party, canción que nos habla de un sujeto que se prepara para asistir a un funeral, o mejor dicho: una fiesta de muertos. La canción quizás y solo quizás podría ser la canción oficial del mismísimo Beetlejuice.

Dato extra: Danny Elfman (sí, ese Danny Elfman) fue el encargado de escribir de escribir la letra de la canción.


4. Ghost Town – The Specials (1981)

Quienes hayan tenido la oportunidad de ver Shaun of the Dead (película que les súper recomiendo) recordarán aquel plano donde vemos a un vendedor disfrutando un vaso de cerveza fría en el mítico pub Winchester sin saber que unas horas después se desencadenaría un apocalipsis zombie que acabaría parcialmente con la población de Londres. Sin embargo, la canción nos plantea la existencia de un lugar completamente abandonado donde los bares no abren más, los músicos ya no están tocando ninguna tonada. Canción bastante apropiada para un apocalipsis zombie.


3. Twilight Zone – Golden Earring (1982)

Por el título podrían pensar en una serie homónima de la década de 1960 (y de la cuál en 2019 realizaron un remake de la mano de Jordan Peele) y tienen razón al hacerlo porque la serie, y particular el episodio #149 de la Quinta Temporada titulado The Jeopardy Room de la misma sirvieron como inspiración para que George Kooymans , guitarrista de la banda la escribiera. La canción nos habla de un agente desertor del KGB que es observado por unos individuos.

Sin embargo, una segunda interpretación de la canción es que trata de un chico que acaba de cometer un asesinato y que está recuperando poco a poco su cordura. La letra nos muestra que el sujeto está conmocionado y siente pánico por el hecho de dispararle a alguien, lo cual justamente lo conduce a la twilight zone: una zona de confusión e incertidumbre.


2. Somebody’s Watching Me – Rockwell (1984)

Si alguna vez te has sentido observado por algo desconocido, puede que esta canción sea para ti. Rockwell, de la mano de Michael Jackson nos narran la vida de un joven promedio que tiene una vida promedio pero que por alguna razón siente que no está solo en casa, llegando a pensar que quizás se encuentra también en la Twilight Zone. Por más que el sujeto hace lo posible por tener un poco de privacidad no lo consigue del todo porque aún con ello se siente vigilado, no sabe si por su cartero o por sus vecinos. Es una canción perfecta para una fiesta de disfraces en Halloween.

google banner


1. Something in my House – Dead or Alive (1986)

Para finalizar, Pete Burns nos cuenta una historia en primera persona donde comenta que existe algo en su casa, lo cual hace que ésta se encuentre embrujada. Ese algo no es otra cosa que el fantasma de un viejo amor que se marchó una noche de Halloween y aún cuando no está presente él sabe que ese amor lo está persiguiendo por toda su casa.

  • Foto de portada: Facebook Mac Quayle